Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 30 julio 2008


El País Vasco está en plena ebullición de fiestas veraniegas. Ferias, verbenas y conciertos se suceden con un invitado común: el alcohol. Y es en estos escenarios donde muchos adolescentes tienen sus primeros escarceos alcohólicos. Además, en la mayoría de los casos el consumo de bebidas no se queda en un flirteo esporádico. Este fenómeno es especialmente grave en Euskadi, ya que según los últimos estudios, los vascos son los jóvenes que antes empiezan a beber. Además, dicha comunidad autónoma no solo encabeza el ranking de precocidad: también ostenta el primer puesto en cuanto a consumo de alcohol.

 

El último estudio del Observatorio Nacional sobre Drogas constata una realidad preocupante. El 85,1% de los estudiantes de Secundaria de entre 14 y 18 años reconoce haber bebido alguna vez en su vida, mientras que el 81,2% lo ha hecho en el último año. Destaca especialmente el 70,8% que no tiene reparos en admitir que ha ingerido alcohol en el último mes, un porcentaje que Euskadi supera ampliamente, ya que se encuentra en primer puesto, casi 13 puntos por encima de la media nacional.

 

La edad de inicio en esta droga social también es especialmente alarmante. Mientras que el promedio del país es de 16,7 años, los vascos se toman las primeras consumiciones a los 15,2, un dato que se mantiene estable desde el año 2000, según el informe Euskadi y drogas 2008 elaborado por el departamento vasco de Asuntos Sociales.

 

Precisamente, esta semana la delegada del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, Carmen Moya, alertó de la cada vez más temprana inmersión en esta dinámica, que algunos informes sitúan ya en los 13,8 años. Tampoco son alentadores los datos de consumo respecto a la población general. El 95,1% de los vascos de entre 15 y 64 años reconoce haber probado el alcohol alguna vez en su vida, el 82,3% admite haberlo hecho en el último año y el 67,1% en el último mes, Y casi un 15% tiene la costumbre de beber a diario. La media nacional se sitúa en todos lo casos por debajo de estas cifras.

 

Los expertos también advierten de que las pautas de consumo están cambiando. Se ha pasado del ‘modelo mediterráneo’, que se caracteriza por beber durante las comidas, al ‘modelo anglosajón’, en el que la ingesta se produce de forma intensa en cortos periodos de tiempo, como el fin de semana. Y es ésta una tendencia bien clara: entre los estudiantes de 14 a 18 años, ha descendido el consumo en el último año del 82,7 de 1994 al 74,9% de 2006, y en el último mes de 75,1 al 58%, pero las borracheras prácticamente doblaron su incidencia.

 

El consumo regular ha sido sustituido por la ingestión compulsiva. En Euskadi, el porcentaje de bebedores de riesgo en fin de semana es del 16,3% en 2008, la segunda tasa más elevada desde 1992 -sólo superada por el 17,4 de 2004-. El principal riesgo de esta nueva conducta reside en que puede provocar tolerancia al etanol y desencadenar daños irreversibles en el cerebro.

 

El consumo en España ha bajado ligeramente en los últimos años. De los 99,8 litros por persona ingeridos en 1996 se ha pasado a los 93,8 de 2004. Sin embargo, las conductas peligrosas, como las borracheras, se han afianzado: el 58,3% de los vascos de entre 15 y 24 años manifiesta comportamientos de riesgo los fines de semana. Además, los expertos advierten ante la escasa percepción que tiene la juventud de que este consumo pueda ser perjudicial para su salud.

 

Sólo el 64,8% de los vascos consideran esta conducta muy o bastante grave, más que en 2004 ó 2006, pero muy por debajo del 76,9% que lo definía de esta forma en 1998. La conclusión es clara: las drogas legales aún gozan de cierta clemencia social por parte de un importante sector de la población. Buena muestra de ello es que la cerveza, el vino, la sidra o los licores son bebidas perfectamente integradas en la sociedad y habituales en cualquier reunión.

 

Así, cerveza y sidra encabezan las preferencias diarias de hombres y mujeres, seguidos del vino y el champán. Sin embargo, los fines de semana se dispara el consumo de los combinados o los licores de fruta, cuya ingesta es más peligrosa que las bebidas tradicionales, ya que potencian la intoxicación.

 

Pero el aspecto más peligroso del alcohol es, sin duda, cuando va asociado a la conducción. Se calcula que la ingesta abusiva de bebidas alcohólicas está detrás de entre el 30 y el 50% de los accidentes mortales y de un tercio del total de los siniestros ocurridos en las carreteras. Todos los años fallecen en España 1.500 personas en accidentes provocados por este motivo y casi un millar de ellos son jóvenes. Teniendo en cuenta que el 43% de los casos sucede en fin de semana o en días festivos, la ecuación cuadra: alcohol, fiestas y conducción forman una combinación mortal.

 

En el País Vasco, los accidentes con fallecidos se redujeron en el último año del 86 al 70, un 9% menos (59% si se toma como referencia 2003); pero este buen dato esconde una realidad preocupante, ya que el número de positivos por alcoholemia tras un siniestro ha crecido en 2008.

 

El objetivo a largo plazo que se ha marcado la Dirección de Drogodependencias del Gobierno Vasco es erradicar el consumo en menores de edad de cualquier droga, sea ésta legal o ilegal. Las campañas están abiertas en todos los frentes.

 

Evitar la venta a los adolescentes, proponer actividades de ocio alternativas, informar durante las fiestas municipales a los jóvenes de los peligros que entraña este hábito o lanzar programas en universidades y autoescuelas son algunas de las iniciativas.

 

Como meta a más corto plazo, las autoridades aspiran a retrasar la edad de inicio en el consumo. Hasta el momento, el mensaje parece no haber calado.

 

Fuente: DiarioVasco.com

Read Full Post »


Un estudio de la Universidad de Bologna ha dado con los medicamentos que logran que los bebedores abandonen definitivamente el vicio. Los investigadores italianos han concluido, tras realizar un extenso estudio, que la combinación de ácido gamma-hidroxibutírico y naltrexona es la más efectiva para mantener la abstinencia de alcohol. Además, han aconsejado la terapia con ambas drogas para prevenir las recaídas graves y controlar el deseo de consumo. El ácido gamma-hidroxibutírico ejerce un efecto similar al del alcohol sobre el sistema nervioso central y, en la actualidad, es utilizado para el tratamiento de esta adicción en algunos países europeos.

 

Mientras, la naltrexona está relacionada con el bloqueo de la liberación de dopamina, que es un neurotransmisor vinculado con el desarrollo de las adicciones, lo cual prácticamente inhibe el efecto placentero del alcohol. Se comprobó que ésta disminuye las recaídas y el deseo de consumo entre un 18% y un 61%.

 

La investigación se realizó en base a 55 personas con características dependientes al alcohol. Se los sometió a una desintoxicación, y a los siete días de abstinencia se comenzó con el tratamiento, que duró tres meses. Se dividió a los pacientes en tres grupos, y se aplicó, en uno, ácido gamma-hidroxibutírico; en otro, naltrexona; y en el tercero, una terapia de ambas drogas combinadas.

 

Los que recibieron el cóctel de medicamentos lograron mantener la abstinencia en un 72% tras el tratamiento. En tanto, en los que se les suministró ácido gamma-hidroxibutírico ésta alcanzó el 40%, pero presentaron mayor nivel de recaída grave después. En los pacientes atendidos sólo con naltrexona, el abandono del alcohol se hizo efectivo en el 5.9% de los casos.

 

De acuerdo a los investigadores, sólo se registraron efectos adversos en el 27,3 por ciento de los pacientes. El vértigo, las cefaleas, las náuseas y el sentimiento de sedación desapareció entre los 2 y los 10 días de finalizado el tratamiento.

 

Fuente: Infobae.com

Read Full Post »


El abuso de alcohol entre menores exige medidas urgentes. Así, el Teniente de Alcalde de Servicios al Ciudadano y Portavoz del PP, Daniel Ortiz, acompañado por el Concejal de Seguridad Ciudadana, Juan José López, han presentado un Plan Preventivo del consumo de bebidas alcohólicas en vía pública y por menores en locales de ocio y establecimientos.

 

Según manifestó Ortiz, «aunque en Móstoles no existe una especial preocupación por este tema, la Policía local quiere realizar una labor preventiva en la ingesta de alcohol entre los menores y jóvenes». Se trata de una medida que también está encaminada a que los ciudadanos puedan disfrutar de sus parques y del derecho a descansar de los vecinos, en horario nocturno.

 

El perjuicio de la ingesta de alcohol en los menores es evidente, pero, además, hay situaciones que superan al individuo y atañen a la familia (fracaso escolar, violencia doméstica, etc.) y al resto de la sociedad (peleas, accidentes de todo tipo, uso de recursos sanitarios, etc.), siendo la suma de todos ellos motivos suficientes para la intervención de los servicios públicos.

 

Por todo ello, han decidido poner en marcha este Plan, que pretende evitar el consumo de alcohol y otras sustancias nocivas en espacios públicos de nuestra localidad.

 

Asimismo, se pretende controlar y supervisar el cumplimiento de la normativa por parte de los locales y comercios, en cuanto a la venta y suministro de alcohol a menores y, por tanto, el acceso de los menores a dichas sustancias nocivas para la salud, y poner la solución adecuada para no reincidir en el supuesto de haberse producido, utilizando los medios específicos de Policía Local. Desde el Ayuntamiento, consideran necesario establecer una serie de medidas, entre ellas, la vigilancia en las zonas de ocio para controlar el acceso de menores a los citados establecimientos, así como el consumo de alcohol en su entorno.

 

Fuente: La Razon

Read Full Post »


Uno de los mejores termómetros para tomar el pulso del consumo de drogas proviene de los propios testimonios de aquellos que han solicitado ayuda para superar esa grave dependencia. Es lo que ha hecho Proyecto Hombre para dar una llamada más de atención sobre una lacra que sigue causando serios daños tanto a los consumidores como a sus familias. En este sentido, esta ONG presentó recientemente su memoria anual y un nuevo informe sobre el «Perfil psicosocial de los usuarios de cocaína».

 

El consumo de esta sustancia no deja de aumentar. Lo que sí se ha producido es una ligera desaceleración. Es decir cada vez son menos los que se enganchan a esta droga. Aún así resulta triste conocer que casi la mitad de los consumidores de cocaína atendidos en los programas de esta organización –los que piden tratamiento cuando ya se percatan de los problemas que les causa su adicción- tienen menos de 30 años. Es más, el 76% de las personas que acuden por esta causa a los centros de Proyecto Hombre no tenían más de 35 años. En cualquier caso, los mayores tampoco se libran. Resulta sorprendente comprobar que también llegan a las terapias algunos «enganchados» con más de 60 años.

 

La mayor parte de los que acuden, se deciden a pedir ayuda cuando ya llevan unos diez años abusando de la cocaína. «Con altibajos», explica Lino Salas, portavoz de la organización. «Tienen temporadas -continúa- que lo dejan, otras que solo consumen los fines de semana, hasta que lo hacen a diario». Así lo reconoce el 45% de los consumidores, la mayoría hombres, aunque en ciertas regiones las mujeres ya representan el 23% de las personas que solicitan tratamiento. En el cómputo global ellas suponen el 8%.

 

Sobre el perfil del consumidor de cocaína se confirman los datos que se han ido detectando desde hace tiempo. Son personas plenamente integradas en la sociedad, con su familia, trabajo y amigos. De hecho, la mayoría de ellos viven o con sus padres,o con su pareja, o con su pareja e hijos y se encuentran activos laboralmente. El 34% cuenta con un contrato fijo en sus empresas. El 28%, lo tiene temporal y son autónomos el 21%. Sólo uno de cada diez asegura encontrarse en el paro.

 

Sin embargo, existen en el informe ciertos factores positivos a valorar. En concreto, el hecho de que cada año aumente el número de consumidores que solicitan un tratamiento para intentar abandonar su adicción a la cocaína demuestra que empieza a romperse la«buena imagen» de la que gozaba esta droga en el pasado. «Se pensaba -señala Salas- que era una sustancia inocua. Estaba bien vista y tenía mucho éxito social». Pero este patrón desaparece poco a poco. Ya existe una mayor percepción del enorme riesgo de supone su consumo.

 

Fuente: ABC

Read Full Post »


Cada vez son menos los locales de restauración que prohíben fumar en su interior. El Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT) se muestra preocupado porque actualmente sólo el 26% de los establecimientos estén libres de humos, frente al 38% registrado hace un año. “La ley que entró en vigor el 1 de enero de 2006 hay que reformarla so pena de que se quede en poco más que papel mojado”, defienden desde el CNPT. Y proponen seguir el modelo de las leyes ‘totales’, como las que rigen en Italia o Irlanda.

 

Tal y como ellos mismos añaden, “buena prueba de que está siendo así es que en la mayoría de pueblos y barrios es imposible o muy difícil hallar un bar o restaurante donde no se fume”.

 

En opinión de estos expertos, los principales responsables de este aumento en el incumplimiento de la ley antitabaco, y en el consecuente descenso de los lugares públicos sin humo, son las empresas privadas y las universidades. En este sentido, el Comité denuncia que “el 95% de los locales de restauración de menos de 100 metros siguen atiborrados de humo, en ocasiones más que antes de 2005 (al actuar de compensación ante la prohibición de fumar en los centros de trabajo), mientras que en el 60% de los que superan esa superficie se incumple la exigencia de la ley de proteger a los no fumadores”.

 

Según estos expertos en tabaquismo, lo ideal sería que el Gobierno central tomase la determinación de reforzar la normativa vigente. “Las leyes de espacio sin humo funcionan y cumplen mejor con su papel protector cuando no presentan ambigüedades, excepciones ni medias tintas”, ha declarado la doctora María Ángeles Planchuelo, presidenta del CNPT.

 

En caso de que no fuera posible mejorar la ley nacional, el organismo propone “la implicación de las Comunidades Autónomas tanto en el desarrollo efectivo de la norma en vigor como en la proposición coordinada de mejoras a la misma”.

 

“Como ejemplo puede ponerse el caso de Aragón, donde ya se ha iniciado un proceso de perfeccionamiento de la legislación antitabaco que cuenta con todos los sectores sociales, incluyendo sindicatos, organizaciones de hostelería y consumidores. En términos parecidos se han manifestado las consejerías de salud de Cataluña, Navarra y Andalucía”, expresa el CNPT.

 

Fuente: El Mundo

Read Full Post »


El análisis del cabello es uno de los métodos más eficaces para detectar el consumo de drogas e informar sobre el estado y el historial de dependencia de un paciente, según un estudio del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid (COFM), la Facultad de Farmacia y el Centro de Espectrometría Atómica de la Facultad de Geológicas de la Universidad Complutense de Madrid publicado en el último número de la revista científica ‘Schironia’.

 

Además de averiguar si un individuo está o no consumiendo drogas, este test permite distinguir los distintos perfiles de consumidores (esporádico, asiduo, crónico o no consumidor), ya que detecta el tiempo de permanencia de la droga durante meses o años, frente a las horas de las muestras de sangre o los tres días de la orina.

 

En los casos de consumo de cocaína, el análisis del cabello ofrece una fiabilidad diagnóstica del cien por cien frente a la información obtenida en las entrevistas personales. Además, permite evaluar, por ejemplo en el caso de mujeres embarazadas, el riesgo de que esta droga se incorpore al feto.

 

La toma de esta muestra biológica es más sencilla que métodos como el análisis de sangre, orina o sudor y se utiliza en estudios muy diferentes, como la prevención de malformaciones fetales en niños de madres drogadictas, detección de dopaje en deportistas, diagnóstico de intoxicaciones en niños, medicina forense o antropología.

 

A pesar de que el análisis del cabello aún no goza de valor legal en España, en países como Italia y Estados Unidos se admite como prueba complementaria en la concesión del carné de conducir.

 

El cabello no solo nos proporciona una información del consumo de drogas, puede también utilizarse para monitorizar otras sustancias en el organismo, como insecticidas, herbicidas, aditivos de comidas, agentes carcinógenos, tóxicos ambientales y sustancias terapéuticas.

 

Fuente: Europa Press

Read Full Post »


Las farmacias en San Francisco (California, EEUU) podrían pronto dejar de vender cigarrillos, y sería ilegal encender uno para fumar a 20 pies de un edificio comercial, si se aprueban dos nuevas medidas anti-fumadores.

 

La Comisión de Salud de la ciudad aprobó una propuesta del alcalde Gavin Newsom que prohíbe la venta de tabaco y productos relacionados para fumar en las farmacias, incluyendo las grandes cadenas como Walgreens y Rite Aid.

 

Newson aseguró estar “absolutamente confiado” de que la Junta de Supervisores de la ciudad respaldará su propuesta para finales. De ser aprobada, la ordenanza obligaría a las farmacias a suspender la venta de cigarrillos a partir del 1 de octubre.

 

Su comentario se dio a conocer al mismo tiempo que el supervisor Chris Daly trata de empujar una propuesta de ley separada que limitaría las áreas donde las personas podrían fumar.

 

Bajo la propuesta de Daly, quedaría prohibido fumar en áreas comunes de los edificios de apartamentos, áreas al aire libre para comer, zonas de espera y cualquier lugar en un radio de 20 pies de la entrada de un edificio privado o comercial. El plan de Daly también prohibe fumar en el interior de un taxi o un automóvil alquilado, así como en vehículos municipales pertenecientes a la ciudad, y mercados de granjeros.

 

Ambas medidas están pautadas a ser discutidas por la Junta de Supervisores de San Francisco el jueves, cuando se reúna el Comité de Operaciones de la Ciudad y Servicios a la Comunidad.

 

De ser aprobado, San Francisco se estaría uniendo a una lista de ciudades como Oakland, Berkeley y Belmont, que en años recientes han aprobado estrictas medidas u ordenanzas para limitar la venta y consumo de cigarrillos.

 

El plan de Daly también prohibe fumar en el interior de un taxi o un automóvil alquilado, así como en vehículos municipales pertenecientes a la ciudad, y mercados de granjeros.

 

Fuente: Univisión

Read Full Post »

Older Posts »