Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 12/09/08


La Fundación para Atención a las Toxicomanías de Cruz Roja Española (CREFAT) convoca la 17ª edición nacional y la 8ª edición iberoamericana de los Premios Reina Sofía contra las Drogas en las modalidades de: ‘Labor Social”, ‘Medios de Comunicación’ y ‘Prevención en el Ámbito Educativo y Comunitario’.

 

Labor Social: Podrán optar a este premio las entidades públicas o privadas, corporaciones, asociaciones, empresas, etc., que se distingan por su labor de promocionar la participación social en el desarrollo de proyectos y programas de prevención, asistencia e integración social.

 

Medios de Comunicación Social: Podrán optar al premio las personas físicas autores de informaciones, reportajes, artículos de opinión, investigaciones periodísticas, etc., publicados o emitidos en cualquier medio de comunicación español durante el año 2008; y los medios de comunicación españoles que, durante el periodo citado, hayan destacado por su labor informativa en el campo de la prevención, asistencia y normalización de las drogodependencias, así como por un tratamiento desdramatizador del problema.

 

Prevención en el Ámbito Educativo y Comunitario: Podrán optar al premio centros de enseñanza primaria o secundaria, públicos o privados, y otras entidades como empresas, asociaciones vecinales, etc., que desarrollen programas y proyectos educativos de hábitos de vida saludables y prevención de drogodependencias.

 

8ª Edición Iberoamericana: Podrán optar personas físicas, organizaciones, entidades públicas y privadas, fundaciones, medios de comunicación, etc. que realicen en Iberoamérica una labor preventiva, rehabilitadora e integradora en el área de las drogodependencias.

 

 El plazo de presentación de los trabajos finaliza el 18 de febrero de 2009.

 

Dirección:

 

Fundación para la atención a las toxicomanías de Cruz Roja Española.

Avda. Reina Victoria, 26. 28003 MADRID.

Tel. 91-535.35.45.

 

Bases completas en:

http://www.cruzroja.es/crefat

mail: fundaciones@cruzroja.es

 

Hoja Resumen Premios 2008

 

 

Fuente: CREFAT

Anuncios

Read Full Post »


Esto se debe a que el alto nivel de una hormona en el cerebro de personas estresadas las hace necesitar “recompensas”, como comida o una droga. Eso es lo que indica un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Michigan, en Estados Unidos.

 

La investigación, llevada a cabo con ratas en el laboratorio, descubrió que el centro del cerebro que controla la necesidad de recompensa se activa cuando la persona está estresada. La responsable de este mecanismo es la hormona llamada Factor Liberador de Corticotropina o CRF en sus siglas en inglés.

 

Según los investigadores, las ratas con niveles de CFR similares a los que tienen las personas estresadas, mostraron un deseo exagerado de obtener una gratificación. Esto, dicen los científicos, podría explicar porqué un individuo con estrés siente un creciente deseo de comer compulsivamente, desarrollar conductas adictivas o una necesidad excesiva de recompensas.

 

“Lo que encontramos es que este neurotransmisor (el CFR) asociado con el estrés, no solamente produce estrés en general, o procesos de ansiedad”, dijo Susana Peciña, una de las autoras del estudio. “Sino que también actúa en procesos motivacionales positivos, como puede ser aumentar el deseo de obtener comida o el deseo de una droga”, señala la investigadora.

 

Los científicos, que publicaron su investigación en la revista BMC Biology, inyectaron a un grupo de ratas un alto nivel de CFR en la parte del cerebro que se sabe está asociada con el estrés. Otro grupo recibió niveles menores de la hormona CFR.

 

Previamente, ambos grupos de animales habían sido entrenados a responder a un estímulo: un sonido que anticipaba una recompensa de azúcar si el animal presionaba una palanca. “Cuando se les inyectó el neurotransmisor, los animales con niveles más altos de CRF presionaron la palanca tres veces más que las ratas con niveles bajos de CRF”, dice Susana Peciña.

 

“Esto nos hace pensar que la necesidad de obtener una gratificación, en este caso el azúcar, no es un efecto secundario para liberar el estrés, sino que es un efecto directo de los sistemas motivaciones del cerebro”, explica Peciña. La investigadora explica que “la visión tradicional es que el individuo tiene un deseo intenso de comer o tomar una droga para liberar el estado de estrés”.

 

“Pero además -agrega- la persona también está activando sistemas de motivación específicos en el cerebro que controlan la necesidad de comer compulsivamente o el deseo de consumir drogas”, indica Susana Peciña.

 

El estudio, dicen los expertos, podría tener repercusiones importantes para el desarrollo de mecanismos para controlar adicciones o conductas compulsivas. “Hemos visto dos implicaciones importantes”, dice la investigadora. “La primera es que es muy importante reconocer el efecto que el estrés tiene para una persona que esté tratando de controlar el consumo de drogas”, señala.

 

Según Peciña, si una persona es consciente de que bajo los efectos del estrés se es más vulnerable a la tentación o adicción, podrá ser más capaz de controlar ese deseo. “El estudio también nos ayuda a entender la mejor forma de administrar un mecanismo que combata los efectos del CRF, como medicamentos que actúen más específicamente en los receptores de la hormona del estrés” agrega. “Si se logra desarrollar ese tipo de bloqueadores, se contará con una gran ayuda para las personas que están tratando de dejar adicciones o controlar su alimentación”, concluye la investigadora.

 

Fuente: BBC Mundo Ciencia

Read Full Post »


En los momentos de crisis económica y de mayor índice de desempleo el consumo de heroína y otros opiáceos se dispara “de manera casi matemática”, según informó el psiquiatra del Hospital Universitario de San Juan (Alicante), el doctor Bartolomé Pérez.

 

No obstante, una vez terminado el periodo vacacional, “existe un incremento cíclico de pacientes con adicciones que acuden a los centros especializados para pedir ayuda y tratamiento”, apuntó. Después de lo vivido en los años 80, el consumo de heroína experimentó una bajada principalmente por el “miedo a la infección por VIH” debido a su consumo intravenoso, problema este que se ha reducido porque “ahora el consumo de esta sustancia principalmente es fumado”, explicó el experto.

 

No obstante, “hay que destacar que ahora mismo la tasa de consumo de heroína es la más elevada de la historia de España en población escolar, según se desprende de las cifras del Plan Nacional sobre Drogas”, afirmó. Para tratar esta adicción, en España ya está disponible el tratamiento con buprenorfina/naloxona, comercializado como ‘Suboxone’ por los laboratorios Schering Plough.

 

En opinión del doctor Pérez, además de su “eficacia y seguridad”, este medicamento tiene como “principal ventaja” el hecho de que “hace mucho más difícil que los pacientes tratados sufran una sobredosis en relación con los pacientes tratados con metadona”, explicó. Asimismo, este experto destaca el fenómeno de la “normalización” de los pacientes, ya que “pueden acudir a la farmacia para obtener este fármaco para la adicción a opiáceos”.

 

Este fármaco en forma de comprimidos sublinguales se administra una vez al día o incluso en días alternos y puede tomarse en el domicilio, lo que supone que los pacientes no necesitan ir al centro a diario a recibir el tratamiento, según informó hoy la farmacéutica estadounidense.

 

Fuente: Europa Press

Read Full Post »