Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 24/09/08


El tratamiento farmacológico del trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH) en la infancia previene el consumo de drogas en la adolescencia y la vida adulta. Así lo ha demostrado un metanálisis dirigido por Steve Wilens y publicado en las revistas Journal Clinical Psychiatry y Pediatrics.

 

Ésta es una de las cada vez más numerosas evidencias de la relación que existe entre TDAH y drogodependencia, aunque los estudios que se han hecho hasta ahora son de muestras pequeñas y se necesita uno más amplio para precisar su verdadero alcance. De hecho, ya está en ciernes, según ha anunciado Antoni Ramos, profesor asociado de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) y coordinador del Programa de TDAH, dependiente del Servicio de Psiquiatría del Hospital Universitario del Valle de Hebrón, en Barcelona.

 

Este servicio, que dirige Miquel Casas, ha organizado la primera Reunión Internacional de TDAH y Sustancias de Abuso, que ha contado con 130 asistentes, entre los que figuran psiquiatras -parte de ellos especializados en drogodependencias- y pediatras. La organización de esta cita guarda relación con las evidencias sobre TDAH y drogodependencias que han aparecido en los últimos años. Varios estudios, aunque de muestras pequeñas, han descubierto que el 20 por ciento de los pacientes que acuden a una consulta por problemas de drogas sufren TDAH. Otros trabajos, de Estados Unidos e igualmente de pocos pacientes, han alertado de la relación inversa: pacientes con TDAH que acaban consumiendo drogas.

 

Las sustancias que consumen con más frecuencia son, por orden creciente, alcohol, cocaína y cánnabis.

 

Este marco teórico, que asocia TDAH y drogadicción, propició la constitución en 2005 de la Internacional Collaboration of ADHD and Substance Disorder (Icasa), un consorcio internacional integrado por catorce países europeos y, en la actualidad, también por Estados Unidos y Australia, a través de la participación de ciudades como Nueva York, Sidney y Perth.

 

El consorcio está dirigido por el grupo holandés de Geurt Van Der Glind, del Instituto Trimbos, que sería el equivalente a un Instituto Nacional de Salud en Holanda. Este grupo es uno de los de mayor experiencia mundial en esta materia y también ha estado presente en la cita de Barcelona. El principal objetivo de Icasa es llevar a cabo un amplio estudio en 6.000 pacientes para determinar la verdadera prevalencia de afectados por TDAH y drogadicción desde ahora hasta el 2010. El grupo de Psiquiatría del Instituto Universitario del Valle de Hebrón participa en este proyecto. Gracias a éste se podrán despejar los posibles sesgos de los estudios previos -todos ellos de muestras pequeñas y precisar el impacto de esta patología dual en Europa, donde coexiste población de distintos orígenes culturales.

 

Otra finalidad de este estudio es descubrir los factores genéticos que influyen en la presencia de la drogadicción en pacientes con TDAH, ha informado Ramos. Y, en general, más allá de este proyecto, ha destacado que otro reto pendiente es realizar más ensayos clínicos sobre la evolución de la eficacia de los tratamientos farmacológicos y psicológicos en TDAH y drogadicciones para obtener conclusiones y poder aplicar intervenciones bien dirigidas.

 

La investigación en TDAH y drogodependencias se centra actualmente en el estudio de la combinación terapéutica de tratamientos farmacológicos y psicológicos para prevenir las recaídas del consumo de drogas.

 

Hoy, los pacientes con esta comorbilidad se tratan con tamoxetina y metilfenidato. La principal ventaja de este último tratamiento es su acción prolongada y que evita que los pacientes le den un mal uso (frente a los de acción corta). Además, en la actualidad se ensaya en fase III otro fármaco de acción prolongada. Se trata de modafinilo, por ahora sólo indicado en narcolepsia. La investigación sobre este fármaco se ha frenado un poco al relacionarse con el síndrome de Steven Johnson. Pero, pese a ello, sigue adelante y, según se ha visto en fase II, controla los síntomas de TDAH, tales como inatención, hiperactividad e impulsividad.

 

Fuente: diariomedico.com

Anuncios

Read Full Post »


Hace unos años el servicio militar era un factor estresante que podía causar el debut en la enfermedad mental y, en la actualidad, el cannabis se ha convertido en el principal precipitante de estas patologías”, según explica la psiquiatra del Hospital de San Juan (Alicante) Lorena García, quien asegura que el elevado consumo de esta y otras drogas por parte de los adolescentes tendrá su repercusión en el futuro con un aumento de la patología psiquiátrica. Y es que, como argumenta el director del Plan Provincial de Drogodependencias de Alicante, Bartolomé Pérez Gálvez, “se ha bajado la guardia en la prevención y no sólo se mantienen tasas muy elevadas de consumo de cannabis o alcohol, sino que están resurgiendo otras sustancias como la heroína que, según los datos de la última encuesta escolar sobre drogas, han probado un 0,8% de los jóvenes (de 14 a 18 años)”. Se trata de “la tasa más alta de la historia de España”, incide. Esta “parálisis, tanto en presupuestos, como en organización de recursos” hará que aumenten el consumo de estupefacientes y las enfermedades mentales derivadas de ello, señala. Esta unión de las adicciones a la enfermedad mental es lo que los expertos denominan patología dual. Ambos psiquiátras presentaron ayer una guía sobre este problema -escrita por ellos y editada por la Diputación Provincial- dirigida a pacientes y familiares que estará disponible en ayuntamientos, centros sanitarios y asociaciones de afectados.

Un estudio realizado entre los pacientes con una enfermedad mental grave ingresados en el área de Psiquiatría de San Juan concluye que un 43% de los enfermos padece también una adicción al cannabis, el alcohol y la cocaína, por este orden, o a varias de ellas. Según Pérez Gálvez, un 5% de la población padecerá un trastorno dual a lo largo de su vida. Anteriormente, los pacientes eran atendidos por drogadicción o por un problema de enfermedad mental, pero es ahora cuando se tiene una mayor conciencia de la relación entre estas dos patologías. Así, los diagnósticos duales se han multiplicado y este experto prevé que la mayor concienciación de la población ante este problema dispare la demanda de tratamientos conjuntos y que también aumenten los casos por el mayor consumo de drogas que puede conllevar la falta de prevención. Pese a esta nueva tendencia “faltan recursos y sólo se conseguirán si existe una verdadera conciencia del problema”, argumenta.

Además, en los enfermos psicóticos, la adicción a las drogas provoca “mayor agresividad y delirios de más intensidad”, explica García, quien indica que en los pacientes graves jóvenes “casi siempre se da primero el consumo de tóxicos que la enfermedad mental”. Señala que la cocaína causa daños puntuales, pero advierte de que el consumo de cannabis en la adolescencia “machaca la memoria porque es una etapa de desarrollo cerebral”.

INICIATIVAS

El director del Plan Provincial de Drogodependencias, Bartolomé Pérez Gálvez, también presentó ayer una guía informativa sobre el consumo de alcohol para asesorar a pacientes y familiares sobre el problema y cómo detectarlo, pues todavía existen muchos enfermos que no reconocen que necesitan atención médica. El consumo de esta sustancia también está ligado a la patología mental en un 57% de los casos atendidos en el Hospital de San Juan, sobre todo a depresiones, fobias, estrés o ansiedad.Por otro lado, la Conselleria de Sanidad repartirá, en cerca de 1.400 colegios de la Comunidad, 30.000 ejemplares de cuadernillos de la editorial Rubio que recogen mensajes para prevenir el consumo de drogas a través de ejercicios prácticos. La iniciativa se encuadra en el programa “La familia ¡Responde!”.

LOS DATOS

43% De los enfermos mentales graves ingresados en San Juan también padece una adicción a las drogas. 40% De los alcohólicos atendidos en las Unidades de Conductas Adictivas pidió ayuda tarde al no ser conscientes del problema. 5% Es el porcentaje de población que padecerá un trastorno dual a lo largo de su vida en Alicante. 0,8% Es el porcentaje de alumnos de entre 14 y 18 años que probó la heroína en el último año, según la última encuesta de consumo en escolares.

Fuente: diarioinformacion.com

Read Full Post »


Obra Social Caja Madrid y la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción han firmado una colaboración para desarrollar acciones a lo largo de 2008 con el objetivo de conocer el actual consumo de drogas entre jóvenes.  

 

Para ello, Obra Social Caja Madrid ha destinado un total de 326.000 euros a través de los cuales ambas entidades impulsarán varios proyectos. Uno de ellos son las investigaciones, muchas de ellas ya elaboradas, como el  estudio de la percepción juvenil acerca de los riesgos y beneficios del consumo de drogas; la vivencia y opiniones sobre los riesgos asociados al ocio juvenil o el análisis de los valores de la población española en relación con el consumo de drogas.

 

 Además de la actividad en investigación, está previsto la edición y difusión de 150.000 copias del DVD ‘Familias: educar para la vida’, un material audiovisual de información y formación dirigido a padres. El vídeo aborda de forma sencilla y práctica todas aquellas cuestiones que preocupan a las familias en la sociedad actual.

 

Asimismo, Obra Social de Caja Madrid colaborará en el ‘Congreso familias y globalización: ¿qué globalización, para qué futuro?’ que se celebra el próximo mes de octubre y financiará el desarrollo de diversos materiales y programas dentro del ámbito escolar como el ‘Club del Buen Deportista’ y ‘El valor de un cuento’.

 

Para el Director General de la FAD, Ignacio Calderón, el apoyo de Obra Social de Caja Madrid supone ‘un impulso fundamental para poder desarrollar un gran número de iniciativas sociales que no serían posibles de otro modo’.

 

Fuente: prnoticias.es

Read Full Post »