Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 29 abril 2009


Expertos del banco de cerebros de la Facultad de Medicina del País Vasco (UPV), en colaboración con la Universidad de Ginebra y el grupo de Farmacología de la Universidad de las Islas Baleares, dirigido por Jesús García Sevilla, han comenzado una investigación molecular para conocer cómo la adicción a la heroína y a los opiáceos afecta al cerebro humano.

 

Los investigadores, que guardan en grandes cámaras frigoríficas, a 80 grados bajo cero, más de mil muestras de sesos humanos para investigar enfermedades mentales, han utilizado en esta ocasión trocitos de cerebros de personas toxicómanas facilitadas por un ‘biobanco’ del cantón de Normandía.

 

Sus primeras conclusiones son claras. «Este tipo de sustancias pone en marcha y acelera los mecanismos de muerte celular programada», afirma el catedrático de Farmacología de la UPV Javier Meana, responsable del banco de cerebros. «Las células cerebrales están programadas para morir en un momento determinado. Al consumir drogas, este proceso se acelera». La muerte temprana de las células del cerebro se traduce en una mayor degeneración del individuo, aunque los científicos aún no tienen claro cuáles son las consecuencias sobre el comportamiento humano, ya que en ello influyen múltiples factores de salud, sociales y medioambientales.

 

Los científicos de la UPV conservan más de mil muestras de cerebros de otras tantas personas que han muerto de manera violenta para estudiar las complejas causas de enfermedades mentales como la esquizofrenia, la depresión y el trastorno bipolar. Las muestras pertenecen tanto a enfermos mentales como a personas sanas, para poder hacer comparaciones entre ellas.

 

Los estudios de Javier Meana van más allá. A juicio del catedrático de Farmacología, «igual tenemos que replantearnos a largo plazo el uso de la metadona, porque está contribuyendo a envejecer el cerebro de los toxicómanos». El experto sabe que su planteamiento es polémico y reconoce los beneficios de este opioide sintético, cuyo uso ha sido impulsado por las políticas gubernamentales contra la droga, con el apoyo de los terapeutas y compañías farmacéuticas que la producen. «La metadona ha resuelto muchos problemas de los heroínamos, ha servido para hacer frente al sida y a otras infecciones y para controlar las adicciones, pero también es cierto que los cerebros de las personas que la consumen están más deteriorados», concluye.

 

 

 

Fuente: abc.es

Autor: Judith de Jorge

Read Full Post »


El aspecto nocturno de muchos parques, u otros lugares públicos, evidencia que los jóvenes siguen consumiendo alcohol a pesar de su minoría de edad. Por ello, no es extraño que el último informe (del 2008) del Observatorio Europeo de las Drogas, sobre el estado de este problema en Europa, revele que las sustancias psicoactivas más consumidas por los jóvenes sean el tabaco y el alcohol, seguidas de cerca por el cannabis.

 

Pretox, asociación sin ánimo de lucro de Toledo, ofrece ayuda a drogodependientes y familiares y ha firmado un convenio de colaboración con la concejalía de Juventud del municipio.

 

La campaña, para la que Pretox ha destinado 8.000 euros, pretende llamar la atención de los jóvenes sobre los peligros del consumo de estas sustancias y dar pautas a los padres para que sepan cómo actuar si sus hijos se encuentran en esa situación.

 

Las entradas de institutos de enseñanza y centros de salud tendrán, durante el desarrollo de la iniciativa, mesas con trípticos informativos que versarán sobre los diferentes tipos de drogas, sus efectos y los riesgos que acarrean.

 

Por otro lado, también se incluirán explicaciones dirigidas a los padres que les permitirá intuir si sus hijos consumen o no y les indicará qué pueden hacer al respecto.

 

El Informe del Observatorio Español sobre Drogas (2007), reflejaba que un 74’9% de los estudiantes de entre 14 y 18 años había consumido bebidas alcohólicas en el 2006, concentrándose mucho este consumo durante los fines de semana y siendo frecuentes los episodios de intoxicación etílica aguda; es decir, de borrachera.

 

En cuanto al cannabis, este mismo documento revelaba que durante el 2006 bajó el porcentaje de los jóvenes que consumían cannabis, con respecto al 2004, pasando de un 36’6% a un 29’8%; no obstante, la tendencia general es que se trata de un consumo “muy extendido”. Lo mismo ocurriría con el tabaco; según la Encuesta Estatal sobre Uso de Drogas en Enseñanzas Secundarias, un 14’8% de los estudiantes de entre 14 y 18 años eran fumadores diarios en el 2006, frente al 32’5% del 2005.

 

Por otro lado, y tal y como explicaba el presidente de Pretox durante la presentación de la campaña, las edades en las que se comienza el consumo son cada vez más tempranas. Por ello, iniciativas como esta siguen siendo muy necesarias en la sociedad, para prevenir el problema de las drogas, o frenarlo en su defecto.

 

 

Fuente: aula.elmundo.es

Autor: Beatriz Roselló

Read Full Post »


Después de la entrada en vigor de la Ley Antitabaco en enero de 2006, el Consejo de Ministros aprobó una serie de medidas necesarias para evaluar la norma, entre las que se incluía la creación de un Observatorio para la Prevención del Tabaquismo, con la finalidad de convertirlo en un órgano científico y técnico de referencia nacional para canalizar iniciativas e investigaciones.

 

En octubre de ese mismo año celebró su constitución oficial y comenzó a funcionar en el primer trimestre de 2007, pero pasados dos años ninguna de las reuniones han permitido alcanzar los objetivos previstos.

 

“Hemos mantenido varios encuentros pero no se ha puesto en marcha ningún programa. Es como montar una tienda y no meter material”, comenta María Angeles Planchuelo, presidenta de la Comisión Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT), una de las instituciones miembro del observatorio, que también integran las consejerías de Sanidad, el Instituto de Salud Carlos III, sociedades científicas implicadas en la prevención y control del tabaquismo y sindicatos, entre otros,

 

No ha prosperado ninguna de las tareas inicialmente adjudicadas al observatorio, promocionado en un principio como un “centro de referencia para trasmitir información clara, libre de intereses y presiones económicas y políticas”. No se ha elaborado ni un informe anual sobre la situación y aplicación de la norma; no hay estadísticas de resultados, ni encuestas de percepción del cumplimiento de la ley, por no hablar de la inexistencia del prometido espacio en la página web del Ministerio de Sanidad donde las instituciones colaboradoras pudieran aportar documentos sobre el tabaquismo en España.

 

De hecho, las únicas referencias al observatorio que se encuentran en la web ministerial son las notas de prensa correspondientes al día de la creación, con fecha de 26 de julio de 2006, y la del 5 de marzo de 2007, en la que se plasmaban las líneas de trabajo para el periodo 2007-2008.

 

Planchuelo apunta al Ministerio de Sanidad como principal responsable del fracaso, pero prefiere no hurgar demasiado en la herida ante el nombramiento de Trinidad Jiménez como nueva responsable del departamento. “Su llegada supone una nueva posibilidad para que se abra una puerta a una ley realmente eficaz”, afirma. Las primeras manifestaciones de Jiménez en relación con este tema no le han defraudado.

 

La ministra ha anunciado que contempla la evaluación de la ley y la inclusión de nuevos mensajes y de imágenes impactantes en las cajetillas de tabaco. “Sus palabras son importantes para nosotros porque pueden significar que quieren tomar cartas en el asunto. Necesitamos urgentemente una ley que no dé lugar a diferentes interpretaciones y a excusas para inclumplirla”, indica la presidenta.

 

 

 

Fuente: diariomedico.com

Autor: Marina Tocón

Read Full Post »


Alrededor de una tercera parte de los adolescentes que fuman cannabis regularmente lo utilizan como una medicación en vez de como una droga de ocio, según concluye un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de British Columbia (Canadá) y publicado en la edición digital de la revista Substance Abuse, Treatment, Prevention and Policy (doi:10.1186/1747-597X-4-7).

 

Los científicos, dirigidos por la Dra. Joan Bottorff, realizaron entrevistas personales con 63 adolescentes consumidores de cannabis. De ellos, 20 afirmaron utilizar la droga para aliviar o controlar sus problemas de salud, por lo que, en palabras de la Dra. Bottorff, “la marihuana se percibe por algunos adolescentes como la única alternativa para aquellos que sufren problemas difíciles de salud cuando los tratamientos médicos estándar han fallado o cuando carecen de acceso a una atención sanitaria adecuada”.

 

La mayoría de problemas que los investigadores registraron en estas entrevistas eran emocionales, como la depresión, la ansiedad y el estrés; las dificultades para dormir; los problemas de concentración; y el dolor físico. Las experiencias de los adolescentes con el sistema médico eran, por lo general, negativas.

 

Así, los investigadores hallaron que los jóvenes a los que se les habían recetado Ritalin®, Prozac® o píldoras para dormir no cumplían con el tratamiento debido a la falta de eficacia del mismo o a sus efectos secundarios. De ahí que fumaran marihuana, pero no con el propósito de “colocarse”.

 

Los autores afirman que las necesidades médicas no cubiertas en estos adolescentes son la clave en estos descubrimientos. En contraste con los indeseables efectos secundarios de los fármacos y las terapias legales ineficaces y de larga duración, el cannabis proporcionaba a los adolescentes un alivio inmediato ante una variedad de problemas de salud.

 

Los investigadores también señalan los efectos perjudiciales del cannabis, pero añaden la respuesta que les dio en su entrevista uno de los adolescentes: “No es bueno, pero tampoco lo son ni el McDonald ni muchas otras cosas”.

 

 

 

Fuente: JANO.es

Read Full Post »


El Instituto Europeo de Salud y Bienestar Social ha organizado el Foro sobre Adicciones para debatir sobre la necesidad de normalizar a los pacientes dependientes de la heroína y en el que se han dado cita más de un centenar de expertos. El foro ha sido inaugurado por los consejeros de Sanidad de La Rioja y Cantabria, José Ignacio Nieto y Luís Truan, respectivamente; Belén Prado, viceconsejera de Sanidad de la Comunidad de Madrid, y Manuel Peña, presidente del Instituto Europeo de Salud y Bienestar Social.

 

Según ha señalado Manuel Peña “aún deben solventarse importantes desigualdades, ya que desde la institución que presido, nos preocupan las evidentes implicaciones sociales de las adicciones a las drogas ilegales, el alcohol y el tabaco en España”. Peña ha destacado que los objetivos principales de este foro son “recuperar la salud de las personas dependientes y fomentar su bienestar social”.

 

Belen Prado ha señalado como uno de los aspectos más importantes el cambio en el perfil del paciente drogodependiente, que “cada vez se inicia antes en el consumo de sustancias psicoactivas, y que, por tanto, tiene una escasa percepción del riesgo que supone”. En este sentido, ha destacado que “desde la Comunidad de Madrid se ha comenzado a trabajar en programas de prevención con escolares de edades muy tempranas (en torno a los 9 años), transmitiéndoles conocimientos sobre hábitos saludables de vida, pero que no van únicamente dirigidos a ellos, sino también a profesores y padres”. Además la viceconsejera de Sanidad de Madrid, ha lamentado “la escasa participación de los padres en este tipo de programas” y ha destacado “la obligación de todos de trabajar conjuntamente, para de esta manera construir una actitud de rechazo en la sociedad”.

 

Por su parte, el consejero riojano, José Ignacio Nieto, ha señalado que “cada año la media de edad de inicio en el consumo de drogas es más baja, por lo que el primer objetivo del II Plan de La Rioja es aumentar esa edad”. También ha anunciado que se está estudiando una propuesta para elaborar una nueva Ley de Drogodependencias, así como de un protocolo específico de atención integral sanitaria a los menores.

 

El consejero de Sanidad de Cantabría, Luis Truan, ha señalado que “el fenómeno de consumo ha adquirido unas dimensiones importantes que requiere adecuar las estrategias y las medidas de prevención”. En este sentido ha destacado que “la Estrategia Regional sobre Drogas, se ha constituido como una herramienta para la ordenación y coordinación de los recursos, entendiendo la coordinación como un elemento imprescindible para realizar un abordaje integral del consumo de drogas”.

 

Por su parte, Julio Bobes ha asegurado que uno de los principales retos en el caso de los pacientes a la heroína, es “trabajar para que no haya inequidades de trato y de acceso a tratamientos respecto al resto de pacientes de salud mental y de otras especialidades médicas”, y ha añadido que “no se admitirán limitaciones en aras de supuestas razones pseudoeconomicistas o discriminatorias que no permitan el abordaje terapéutico de calidad a estos pacientes”.

 

 

En cuanto al estigma que todavía sufren los pacientes dependientes de la heroína, Juan Jiménez Roset, coordinador regional de Drogodependencias de la Región de Murcia, ha asegurado que “aunque se han conseguido avances en la atención sanitaria, ahora debemos garantizar los derechos y deberes de todos los colectivos que están por alguna causa excluidos del sistema sanitario y normalizarlo”. En este sentido, Roset ha indicado que “uno de los elementos clave para asegurar estas premisas es facilitar el acceso a todas las opciones de tratamiento disponibles”.

 

Por su parte, Luciano Poyato, ha destacado que “para alcanzar los mejores resultados en la asistencia al paciente drogodependiente es imprescindible una absoluta complementariedad y coordinación entre las distintas administraciones públicas y los movimientos sociales”.

 

 

 

Fuente: redaccionmedica.es

Autor: Cristina Mouriño

Read Full Post »


Un grupo de psicólogas de la Universidad de Almería, liderado por las doctoras Pilar Flores y Flor Zaldívar, acaban de concluir un estudio sobre el consumo de sustancias adictivas en jóvenes universitarios y la manifestación de conductas impulsivas en los mismos, tanto a nivel cognitivo como motor.

 

Según los datos arrojados por este proyecto, los consumidores habituales de cannabis y alcohol presentan mayor impulsividad que los no consumidores. Sin embargo, no se han evidenciado diferencias entre ambos grupos de consumidores, lo que lleva a pensar a estos expertos que “el consumo de sustancias, independientemente de su naturaleza, está relacionada con la impulsividad”. Este estudio, que se inició en octubre de 2006, fue impulsado por la Consejería para la Igualdad y Bienestar Social con un incentivo total de 30.061 euros.

 

Con la intención de averiguar si el consumo recreativo de estas sustancias –alcohol y cannabis– afecta a la impulsividad de los jóvenes, se midió dicho comportamiento en tres subescalas: impulsividad motora, cognitiva e impulsividad no planificada. Para la consecución de este objetivo se tomó una muestra poblacional total de 575 alumnos, de los cuales, el 50,7% son mujeres y el 49,3% hombres, asignados a tres grupos en función de sus hábitos de consumo de drogas.

 

De los primeros muestreos realizados se ha observado que el 21,4% se corresponde con la categoría de consumidor habitual de cannabis, el 32,5% con el alcohol y el resto, un 34,6%, no consumen drogas de tipo. Asimismo, parece ser que el sexo supone una influencia en los hábitos de consumo, ya que un 62,5% de la muestra constituida únicamente por varones es consumidor habitual de alguna de estas sustancias frente al 45,6% que representan las mujeres. Del mismo modo, los hombres llegan a consumir cantidades superiores respecto a ambas sustancias.

 

Los resultados obtenidos muestran diferencias conductuales significativas según el grupo de análisis. La impulsividad cognitiva se puede definir como la tendencia del sujeto a precipitar sus respuestas, especialmente en tareas que explícita o implícitamente conllevan incertidumbre de respuesta, y a cometer más errores.

 

Respecto al análisis de los datos obtenidos a partir de pruebas de laboratorio que miden este tipo de impulsividad, los grupos de estudiantes consumidores de sustancias adictivas mostraron comportamientos más impulsivos que los no consumidores. No obstante, este patrón cambia cuando se tienen en cuenta la ejecución de tareas motoras, donde esta relación sólo se ha podido evidenciar en el grupo de consumidores de cannabis. La Impulsividad Motora, implica actuar sin pensar, dejándose llevar por el ímpetu del momento.

 

Como conclusión, estas expertas exponen “es una realidad innegable el consumo habitual de sustancias adictivas en la población de jóvenes universitarios. Por otro lado, parece claro que existe una relación entre el consumo de drogas e impulsividad aunque aún tenemos que esclarecer si esta actitud es una causa o una consecuencia del consumo de drogas”.

 

Fuente: Andalucía Innova

Read Full Post »


La crisis que azota todos los sectores de la sociedad es una de las causas que ha llevado al incremento en drogodependencias según explicaron ayer Epifanio López, apoderado de la Fundación Amigó e Isabel Vilimelis, directora técnica de Proyecto Amigó.

 

El aumento en el número de adictos a algún tipo de droga (alcohol, hachís, heroína, cocaína, pastillas, internet, tabaco, chocolate o incluso coca-cola por poner algunos) todavía no se ha recogido en una memoria anual, pero como señaló la concejala de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Castelló, Carmen Amorós «ya se ha detectado un aumento durante el primer trimestre de este año». La directora general de Drogodependencias, Sofía Tomás, agregó que «estamos en una situación difícil porque el paro se está incrementando. Este año hemos subido un 10% en demanda asistencial y la cifra seguirá subiendo». Y Vilimelis agregó que «aunque el incremento en el consumo de drogas no se debe sólo a un factor, la crisis ha agravado la situación porque la situación de desesperación de las familias por quedarse sin empleo lleva a unas personas a buscar ayuda y a otras a evadirse con algún tipo de drogas».

 

La información se dio a conocer durante la presentación de la Memoria Proyecto Amigó del año 2008. El centro de tratamiento que ofrece servicios terapéuticos y educativos a personas con adicciones y dependencias que conllevan conflictos personales, familiares y sociales, atendió el año pasado a 266 personas, en los programas de tratamiento que ofrece que son el de acogida, unidad de deshabituación residencial o comunidad terapéutica, reinserción, nocturno-cocaína, apoyo, adolescentes y alter (juego patológico).

 

Otra de las particularidades que se dio a conocer en la memoria del año pasado fue la bajada en el año de inicio de las drogas. Así, la directora técnica del proyecto apuntó que «hemos detectado que desde hace 3 años se ha rebajado la edad de inicio en la drogadicción a los 10 años mediante el tabaco, el alcohol y el cannabis porque son más fáciles de conseguir».

 

Esto conlleva que muchos de ellos abandonen los estudios según los datos de la memoria que señala que los dejan en un 36% de 10 a 14 años y en un 53,8% de 15 a los 19 años.

 

Por otro lado, las drogas más consumidas por las que demandan tratamiento son por cocaína (56,3%), heroína(15,41%), hachís (10,152%) y alcohol (6,02%).

 

 

 

Fuente: levante-emv.com

Autor: Susana Barberá

 

Read Full Post »

Older Posts »