Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 17/07/09


De acuerdo con las conclusiones de un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad Estatal de Pensilvania (Estados Unidos) y publicado en el último número de la revista Pharmacology, Biochemistry and Behavior (2009;91:583-588), los fumadores estadounidenses de raza negra tienen más dificultad para dejar de fumar que sus pares caucásicos. La razón, según sugiere una investigación preliminar, obedece a que la piel más oscura hace a la persona más vulnerable a la nicotina.

El estudio sobre fumadores afroamericanos demostró una correlación entre sus niveles de melanina y su adicción a la nicotina. Investigaciones previas habían indicado que la nicotina se uniría a la melanina, que no se encuentra sólo en la piel, sino también en los ojos, el cabello, el corazón, los pulmones, el hígado y el cerebro. Es posible que cuanto más alto sea el nivel de melanina en las personas con piel oscura, más nicotina se almacene, lo que podría elevar sus niveles de adicción.

En palabras del Dr. Gary King, investigador principal del estudio, “si en realidad la nicotina se une a la melanina, las poblaciones con altos niveles del pigmento tendrían ciertos tipos de hábitos tabáquicos, adicción y problemas de salud que serían distintos a los de poblaciones con menos pigmento en la piel. Y el proceso de adicción podría ser más prolongado y grave”.

El equipo reunió a 147 hombres y mujeres fumadores de raza negra. Todos respondieron encuestas sobre sus hábitos tabáquicos y el nivel de adicción a la nicotina. Asimismo, los investigadores midieron en los participantes los niveles de cotinina, un subproducto de la nicotina que proporciona una medida objetiva del nivel de adicción al tabaco. Se usó un reflectómetro para medir los niveles de melanina en la frente y en la parte interna del brazo de cada participante. Dado que la frente está expuesta al sol, los niveles de melanina tienden a ser más altos en ese lugar del cuerpo y representan una mezcla de influencias genéticas y ambientales. La melanina en la parte interna del brazo está genéticamente determinada.

El equipo determinó que los niveles más altos de melanina en la frente correspondían con un consumo tabáquico más frecuente, una mayor adicción a la nicotina y niveles más altos de cotinina. No se observó una relación clara entre la adicción a la nicotina y la melanina en la parte interna del brazo. “Todo ello –concluyen los autores–, sugiere que existe la posibilidad de que la melanina tenga un papel importante en las bajas tasas de cesación tabáquica y la mayor prevalencia de enfermedades asociadas con el tabaquismo y la mortalidad en la población afroamericana”.

 

Fuente: JANO.es

Anuncios

Read Full Post »