Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Adicciones’


Del 6 al 8 de mayo tendrá lugar el III Symposium nacional sobre adicciones en Vitoria-Gasteiz. En estas tres jornadas el objetivo principal será hacer partícipes a los asistentes de las últimas investigaciones o estudios sobre la cultura de la fiesta y el consumo de drogas por parte de la ciudadanía, tanto jovenes como adultos.

 

A continuación les dejamos los datos dónde pueden ponerse en contacto para realizar la inscripción:

 

Servicio de Alcoholismo y Ludopatías

C/Angulema 1. 01004 Vitoria-Gasteiz

Tfno: 945.12.06.36 Fax: 945.28.39.27

E-Mail: ldeza@sma.osakidetza.net

 

 

PDF_Symposium_Inscripción: III Symposión Nacional Sobre Adicciones

 

 

 

 

Autor: No Te Encadenes

Anuncios

Read Full Post »


Acelera el ritmo cardiaco, eleva la presión arterial, daña los dientes y produce ansiedad, estrés e irritabilidad, entre otros muchos efectos secundarios. La metanfetamina, un estimulante sintético muy adictivo, es la segunda droga más consumida en el mundo (tras la marihuana), es responsable de 900 muertes prematuras cada año sólo en Estados Unidos y genera al sistema unos costes de más de 18.000 millones de euros anuales. Sin embargo, las campañas antidroga suelen olvidarla en sus mensajes.

 

Por ello, la Fundación RAND, con la colaboración de Meth Project Foundation (un organismo dedicado a reducir el consumo de metanfetamina) y el Instituto Nacional de Abuso de Drogas de EEUU, ha llevado a cabo el primer estudio que analiza los problemas creados por esta sustancia. Además de los daños físicos y psíquicos que sufre el consumidor, el documento ahonda también en los efectos colaterales que padecen las familias y el resto de la sociedad.

 

Según los datos de Naciones Unidas, el número de usuarios de metanfetamina (25 millones en el mundo) casi iguala al de los consumidores de cocaína y heroína juntos (28 millones) y su uso va en aumento en los países desarrollados. Las admisiones hospitalarias por problemas relacionados con el abuso de esta sustancia se han duplicado entre 2000 y 2005.

 

Conocida en la calle como “anfeta”, “tiza”, “cristal”, “meta” o “speed”, la metanfetamina puede tomarse inhalada, inyectada, fumada o por vía oral y sus efectos de euforia duran entre seis y ocho horas, aunque pueden prolongarse hasta las 12 horas. Su consumo preocupa a los expertos por su naturaleza adictiva y sus numerosos perjuicios para la salud: hipertensión, daños cardiovasculares, ataques y convulsiones e impacto negativo en los pulmones. Los efectos psicológicos incluyen ansiedad, pérdida de inhibición, más posibilidades de incurrir en comportamientos de riesgo y conducta violenta.

 

“Los datos obtenidos con nuestro estudio son realmente sorprendentes para una sustancia que ha recibido tan poca atención por parte de las autoridades”, indica Nancy Nicosia, principal autora del trabajo y economista.

 

En términos económicos, el documento estima que el consumo de metanfetamina le cuesta a EEUU unos 18.000 millones de euros al año, incluyendo los gastos generados por la adicción, las muertes prematuras, el tratamiento, la pérdida de productividad, los costes derivados por acciones criminales relacionados con la droga y otros costes derivados de su producción.

 

Las dos terceras partes de esa cantidad monetaria van destinadas a tratar los problemas médicos provocados por la adicción. Sin embargo, hay otros gastos. La conducta violenta a la que induce la metanfetamina, los delitos que se pueden cometer para conseguirla y los encarcelados por traficar con ésta y otras sustancias obligan a la justicia a desembolsar alrededor de 3.200 millones de euros.

 

El absentismo laboral y la pérdida de productividad cuestan al sistema otros 534 millones, mientras que 704 millones van a parar al cuidado de los niños que son alejados de sus padres por tener problemas con esta droga.

 

Y aunque todos estos costes son comunes a los que generan otras sustancias ilegales, la “meta” ocasiona un gasto único, que viene derivado de la dificultad para producirla. Las explosiones y los incendios pueden ser más o menos comunes durante el proceso de elaboración, lo que genera un gasto de 61 millones. Sin contar con las molestias causadas a los vecinos.

 

“El análisis muestra la necesidad de tomarse en serio el problema e invertir en programas de prevención centrados específicamente en esta sustancia”, concluye Tom Siebel, fundador y jefe de Meth Project.

 

 

Fuente: elmundo.es/elmundosalud

Autor: Isabel F. Lantigua

Read Full Post »


La combinación de tabaco y alcohol explicaran el 85 por ciento de los casos de cáncer oral y puede elevar hasta 100 veces más el riesgo de padecer este tipo de cáncer, según el Consejo General de Odontólogos y Estomatólogos de España, con motivo del Día Mundial de la Lucha contra el cáncer, que se celebra mañana.

 

El riesgo de desarrollar cáncer oral entre fumadores puede ser de hasta 17 veces mayor que en los no fumadores. Y el consumo de bebidas alcohólicas puede incrementar el riesgo de cáncer oral hasta 30 veces, en los casos de exceso de consumo, y de tres a nueve veces en los consumos moderados a severos.

 

La incidencia del cáncer oral en España es una de las mayores de Europa occidental y su tasa de mortalidad apenas ha disminuido en los últimos treinta años. Además, alcanza los ocho casos por cien mil habitantes y año, y es el sexto de mayor presencia en España, provocando cerca de 4.000 afecciones anuales, de las que la mitad son difícilmente resolubles, lo que dificulta la supervivencia de los afectados más de más de cinco años.

 

El problema fundamental es que más del 50 por ciento de los procesos cancerígenos en la boca se diagnostican en fases avanzadas de la enfermedad, y, normalmente, su diagnóstico se realiza durante las revisiones rutinarias al dentista, mediante una biopsia oral.

 

Ante esta situación, recomiendan revisiones periódicas, al menos una vez al año, y acudir al especialista siempre que aparezca una úlcera o llaga que no mejora en 2 semanas; y se tengan manchas blancas, rojas o bultos inexplicados en la boca. Asimismo, recuerdan que se deben de mantener hábitos de vida saludables y un consumo de frutas y verduras habitual.

 

 

Fuente: ecodiario.eleconomista.es

Read Full Post »


De acuerdo con las conclusiones de un estudio llevado a cabo por investigadores del grupo de Epidemiología de las Drogas de Abuso del Instituto Municipal de Investigación Médica (IMIM-Hospital del Mar) y en el que han colaborado la Universitat de Barcelona (UB) y el Observatorio Español Sobre Drogas, el número de personas que se inician en el consumo de heroína en España es un 95% inferior respecto a los que lo hacían entre los años 1979 y 1982, cuando el índice de adictos llegó a su máximo entre los ciudadanos de 15 a 44 años.

 

En el año 1980, 190 de cada 100.000 habitantes se iniciaban en el consumo de esta sustancia, una tasa que en 2005 se había reducido a 8 por cada 100.000 ciudadanos, siendo la adicción cinco veces más frecuente, de media, en hombres que en mujeres.

 

Asimismo, el estudio, publicado en el número de febrero de la revista Addiction, también muestra la evolución de la incidencia del consumo de la heroína en España desde 1971 a 2005, a través del análisis de datos de 167.753 personas adictas a esta sustancia. Según la misma, la tendencia cambió a finales de la década de los ochenta, cuando la administración inyectada se fue sustituyendo por la inhalada, principalmente por el riesgo de contagio de VIH e infecciones por hepatitis C. Entonces, la edad media de iniciación era de 21 años y la de tratamiento de 28.

 

La Dra. Antonia Domingo, coordinadora del estudio, señaló que esta tendencia también es consecuencia de la aparición de otras sustancias consideradas de “menos riesgo” por la sociedad, como la cocaína y el éxtasis, así como por las consecuencias de la aparición de casos de Sida.

 

La tendencia a la baja se ha estabilizado en los últimos años y, después de alcanzar las cotas máximas de consumo a principios de los años noventa, con más de 150.000 consumidores, los investigadores alertan de la necesidad de estudiar la evolución de otras drogas ante los cambios de hábitos de consumo.

 

 

Fuente: JANO.es

Read Full Post »