Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Adolescencia’


La aprehensión de doce kilos de heroína escondida en el depósito de combustible de un vehículo en Tui no es casual. Aunque la Policía Nacional cree que ese cargamento iba para Portugal, la aparición cada vez más frecuente de alijos de esta sustancia en Galicia lleva a las fuerzas del orden a dar por seguro que hay un repunte en el consumo de una droga que en los últimos años se reducía a ambientes marginales.

(más…)

Read Full Post »


Los jóvenes españoles “tienen una alta percepción” del riesgo que suponen las drogas pero optan por consumirlas por los “beneficios sociales” que esperan obtener tras su ingesta. De este modo, comienza el último informe que la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD) ha publicado sobre la juventud española y la relación de ésta con el consumo de drogas. Ayer mismo la agencia de noticias Europa Press, sacaba a la luz todos los datos sobre la situación y el grado en el que se encuentra este target poblacional.

(más…)

Read Full Post »


La presión del grupo al que se pertenece influye mucho al comenzar a tomar cocaína, convirtiéndose la droga en un elemento socializador. Así lo sentencia un estudio sobre el consumo de esta sustancia entre jóvenes de 15 a 19 años.  “Normalmente se comienza a consumir en grupo, siguiendo lo que hace el líder. La droga se compra de forma compartida“, explica el antropólogo Joan Pallarés, coautor de la investigación. Además, otra motivación pasa por superar “una barrera que les permite diferenciarse de los más pequeños“, añade el experto.

Actitud ante la droga

El estudio también concluye con el establecimiento de cuatro perfiles de adolescente en función de su posición frente ala cocaína: consumidores, no consumidores pero cercanos a la droga, no consumidores pero sin oponerse ala cocaína y los anticocaína. “Los no consumidores pero cercanos son los que sufren más esa presión, pero los perfiles más habituales son los dos últimos“, señala el otro autor, el psicólogo social David Martínez.

 

Fuente: adn.es – EFE

Read Full Post »


file3801235609225

Las personas que empiezan a consumir alcohol en la adolescencia son más propensas a ser alcohólicos, según diferentes estudios publicados recientemente. Y el panorama se vuelve más preocupante al conocer que en España la edad media de inicio al consumo de alcohol se sitúa sobre los 14 años, en muchos casos por su fácil accesibilidad a su adquisición.

(más…)

Read Full Post »


Son mayoritariamente chicos, de carácter impulsivo y agresivo, con depresión, ansiedad u otro tipo de psicopatología, que, además, abusan del alcohol u otras sustancias. Este es a grandes rasgos el perfil de los adolescentes que acaban quitándose la vida.

El suicidio es la tercera causa de muerte entre los chicos y chicas de entre 11 a 18 años en EEUU, “y estas cifras son similares en el resto de países, como también lo es el hecho de que sean más niños que niñas los que lo hacen. Por ejemplo, entre los 10 y los 14 años, ellos se suicidan tres veces más que ellas; entre los 15 y los 19, cinco veces más, y hasta 10 veces más en el caso de tener entre 20 y 24 años”, ha recordado David Shaffer, profesor de Psiquiatría y Pediatría de la Universidad de Columbia en Nueva York, durante el 8º Curso Internacional de Actualización en Psiquiatría Infanto-Juvenil que se ha celebrado en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid.

Shaffer, uno de los especialistas que más ha investigado sobre suicidio en adolescentes, reconoce que “los niños antes de alcanzar la pubertad saben cómo quitarse la vida pero es muy raro que lo hagan. Sin embargo, cuando alcanzan la adolescencia la ideación suicida es bastante más frecuente, como también lo es el que muchos se autolesionen”, aclara.

Cortarse, sobre todo en el brazo, es la forma más común de autolesión. “La intención no es morir, sino que lo hacen como una forma de liberar tensión y luego se sienten mejor. Muchos lo malinterpretan como intento suicida, pero no es así”, documenta el profesor estadounidense.

Las cifras que maneja el doctor Shaffer son escalofriantes. “El 15% de los jóvenes tiene ideas graves de suicidio y entre un 8% y un 10% ha intentado quitarse la vida”. Para este especialista, la identificación de los adolescentes y jóvenes con riesgo pasa, primero, por el chequeo de los problemas mentales.

“Sabemos que hasta el 68% de los chicos que tienen depresión no está recibiendo tratamiento y que el 80% de los que han hecho un intento de suicido no ha pasado por la consulta del médico. El chequeo sistemático tanto en los colegios como en las consultas de atención primaria ayuda a identificar no sólo a los que tienen patología sino también a los que poseen más posibilidades de quitarse la vida”, defiende.

Precisamente, el profesor Shaffer es el padre del llamado ‘TeenScreen Schools and Communities’ (Test de Adolescentes en Colegios y Comunidades). Este tipo de prueba informatizada se realiza en tan solo 10 minutos. En 35 de los 41 estados de Norteamérica con programas de prevención de suicidio la recomiendan.

Detecta especialmente los casos de depresión, ansiedad, abuso de alcohol y sustancias, pensamientos suicidas y comportamiento. No establece un diagnóstico, pero en el caso de que se intuya un problema se recomienda al alumno que mantenga una entrevista con un especialista. “Otra medida eficaz es formar a los profesores y a los padres para que identifiquen a los menores con más riesgo”, apunta.

Más datos característicos del suicidio en adolescentes son los que hacen referencia al carácter impulsivo de los niños con más tendencia a quitarse la vida, su falta de control de las emociones y la alta carga de estrés emocional que padecen. “Normalmente, hay siempre un factor precipitante en estos casos, igual que en la mayoría de las ocasiones se ocultan para hacerlo y no avisan a sus padres ni a nadie de sus intenciones. Es fundamental saber que estos chicos casi nunca comentan sus intentos suicidas a quienes les rodean”.

También se debe valorar el consumo excesivo de alcohol. “Dos tercios de los chicos de entre 17 y 19 años que se suicidan toman alcohol en exceso. Hay un dato muy significativo respecto a este hecho. Tanto tras la I Guerra Mundial como tras la II, momentos que coinciden con la ‘Ley seca’ y en el segundo caso con mayores restricciones respecto al uso de bebidas alcohólicas, nos encontramos con un descenso muy significativo de los casos de suicidio, tal y como sucedió con los años de lanzamiento del Prozac”, recuerda el experto de Columbia.

Proteger a los adolescentes del suicidio es saber, además, que los “ingresos en los hospitales tras un intento deben estar muy valorados, dado que el contacto con chicos de su edad que hayan intentado quitarse también la vida puede resultar perjudicial. Se dan ideas de cómo hacerlo”. Y todo sin olvidar la “responsabilidad de los medios de comunicación en la difusión de los casos. Cuando Marylin Monroe se quitó la vida, las muertes por suicidio en jóvenes elevaron”, sentencia Shaffer.

 

Fuente: El Mundo (Salud) / PATRICIA MATEY

Read Full Post »


El aspecto nocturno de muchos parques, u otros lugares públicos, evidencia que los jóvenes siguen consumiendo alcohol a pesar de su minoría de edad. Por ello, no es extraño que el último informe (del 2008) del Observatorio Europeo de las Drogas, sobre el estado de este problema en Europa, revele que las sustancias psicoactivas más consumidas por los jóvenes sean el tabaco y el alcohol, seguidas de cerca por el cannabis.

 

Pretox, asociación sin ánimo de lucro de Toledo, ofrece ayuda a drogodependientes y familiares y ha firmado un convenio de colaboración con la concejalía de Juventud del municipio.

 

La campaña, para la que Pretox ha destinado 8.000 euros, pretende llamar la atención de los jóvenes sobre los peligros del consumo de estas sustancias y dar pautas a los padres para que sepan cómo actuar si sus hijos se encuentran en esa situación.

 

Las entradas de institutos de enseñanza y centros de salud tendrán, durante el desarrollo de la iniciativa, mesas con trípticos informativos que versarán sobre los diferentes tipos de drogas, sus efectos y los riesgos que acarrean.

 

Por otro lado, también se incluirán explicaciones dirigidas a los padres que les permitirá intuir si sus hijos consumen o no y les indicará qué pueden hacer al respecto.

 

El Informe del Observatorio Español sobre Drogas (2007), reflejaba que un 74’9% de los estudiantes de entre 14 y 18 años había consumido bebidas alcohólicas en el 2006, concentrándose mucho este consumo durante los fines de semana y siendo frecuentes los episodios de intoxicación etílica aguda; es decir, de borrachera.

 

En cuanto al cannabis, este mismo documento revelaba que durante el 2006 bajó el porcentaje de los jóvenes que consumían cannabis, con respecto al 2004, pasando de un 36’6% a un 29’8%; no obstante, la tendencia general es que se trata de un consumo “muy extendido”. Lo mismo ocurriría con el tabaco; según la Encuesta Estatal sobre Uso de Drogas en Enseñanzas Secundarias, un 14’8% de los estudiantes de entre 14 y 18 años eran fumadores diarios en el 2006, frente al 32’5% del 2005.

 

Por otro lado, y tal y como explicaba el presidente de Pretox durante la presentación de la campaña, las edades en las que se comienza el consumo son cada vez más tempranas. Por ello, iniciativas como esta siguen siendo muy necesarias en la sociedad, para prevenir el problema de las drogas, o frenarlo en su defecto.

 

 

Fuente: aula.elmundo.es

Autor: Beatriz Roselló

Read Full Post »


Cada vez son más los adolescentes que acuden a Proyecto Hombre (Cádiz) para comenzar una terapia de desintoxicación. En 2008 un total de 1.500 familias solicitaron ayuda para sus hijos, enganchados a edades tempranas al alcohol, cannabis y a otro tipo de estupefacientes. Más del 50% de los jóvenes que consumen drogas estudian y proceden de familias totalmente “normalizadas”, principalmente de clase media, tienen una media de edad de 17 años y son varones.

 

Este es el perfil de los adolescentes tratados en Proyecto Hombre, según se desprende de un estudio presentado ayer, realizado sobre una muestra de 1.467 familias y 1.079 chicos y chicas de entre 15 y 22 años que iniciaron el tratamiento el año pasado. José Luis Sancho, miembro de la asociación, explicó que estos jóvenes no son adictos, pero sí tienen “un consumo abusivo de sustancias”, que “está convirtiendo su vida en algo cada vez más problemático” y “no les permite madurar”.

 

La edad media de los chavales es de 17,3 años y el 63,5% son menores, mientras que un 78,3% son hombres y un 21,7% mujeres, lo que, según Sancho, se justifica en que “los chavales son más impulsivos” y en ellos se manifiestan más conductas de riesgo. Un 53,8% de los atendidos estudia, un 19% trabaja, un 2,5% estudia y trabaja y un 23,9% no tiene ocupación. En un 52,9% de los casos viven con ambos progenitores, el 26,2% con su madre y sólo un 4,9% reside con su padre.

 

La demanda de asistencia es principalmente por consumo de cannabis (69,6%) y en menor medida por cocaína (18,3%), alcohol (4,5%), disolventes (3,2%) y heroína (2,2%), aunque el 73% de los tratados es policonsumidor.

 

El consumo de los adolescentes es “esencialmente recreacional”, asociado al ocio, según Sancho, quien señaló que en la mayor parte de los casos consumen cannabis de lunes a jueves y los fines de semana también alcohol y otras sustancias. No obstante, esto cambia dependiendo de la edad y, así, en los menores de edad el cannabis es el principal consumo y la cocaína aparece en un porcentaje bajo, y en los mayores de 18 años, la demanda de cannabis baja hasta el 45% y la cocaína aumenta a un 30%.

 

En la mayoría de los casos el consumo de drogas va acompañado de fracaso escolar y otros tipos de conducta en casa como falta de comunicación con los padres. Sancho aseguró que no se puede concluir que esté disminuyendo la edad de consumo, pero sí que está aumentando la demanda de ayuda por parte de las familias.

 

 

Fuente: diariodecadiz.es

Autor: C. Herrera

Read Full Post »

Older Posts »