Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Argentina’


La Cámara Federal Argentina confirmó el fallo que despenalizó el cultivo de marihuana en macetas para consumo personal al ratificar que es inconstitucional un artículo de la Ley de Drogas que reprime con cárcel a quien siembre plantas para producir estupefacientes, de acuerdo con una resolución a la que accedió Infobae.com.

 

En el caso quedaron sobreseídas dos personas que habían sido imputadas por ese delito, aunque en definitiva la última palabra la tendrá la Corte Suprema de Justicia.

 

De acuerdo a las constancias de la causa, se trata de dos personas que tenían en su casa cuatro macetas en la que cultivan plantas de marihuana en cada uno de ellas con un peso total de 75,12 gramos.

 

Además, se hallaron una bolsa de tierra fértil, una lámpara de calor alógena y un rociador con un líquido transparente.

 

Para los camaristas “la cantidad y las circunstancias que rodearon el hecho permiten afirmar que el cultivo o siembra de la marihuana encontrada era para consumo personal”, según dice el fallo.

 

Por eso dictaron el sobreseimiento de los dos imputados y declararon la inconstitucionalidad del artículo 5 de la Ley de Drogas que establece de cuatro a cinco años de prisión para quien “siembre o cultive plantas o guarde semillas utilizables para producir estupefacientes, o materias primas, o elementos destinados a su producción o fabricación”.

 

Por su parte, la fiscal Anzorreguy de Silva entendió que el fallo de la Cámara era de “nulidad manifiesta” y que estaba despojado de “fundamentos que permitan sostener la decisión adoptada” ya que se dictó “la inconstitucionalidad de una norma bajo la sencilla modalidad de remitirse a otros pronunciamientos, sin indicar cómo la conducta investigada entra en la esfera de intimidad careciendo de trascendencia al público”.

 

Pero los magistrados declararon “inadmisible” el recurso al sostener que la Corte Suprema de Justicia de la Nación permite hacer referencia a fallos anteriores para sostener los mismos argumentos en el caso que se está tratando.

 

En consecuencia, y toda vez que las críticas dirigidas bajo el nombre de nulidad o arbitrariedad no superan el control de admisibilidad, pues los fundamentos de la decisión, aunque no expresos, han sido brindados”, dice uno de los párrafos del fallo.

 

 

Fuente: asteriscos.tv

Anuncios

Read Full Post »


Una publicidad lo imprimió a fuego en el imaginario popular: “La droga es un viaje de ida”. La imagen de un camino sin retorno y sin vueltas circuló y circuló hasta instalarse como verdad. Sin embargo, nuevos abordajes respecto del uso y abuso de drogas cuestionan esta idea de destino trágico inexorable, entienden las recaídas como parte del proceso de recuperación y hasta reconocen la existencia de consumidores sociales o recreacionales, que no “quedan pegados” a la sustancia. De hecho, estadísticas y estimaciones oficiales y privadas reunidas por Clarín coinciden en que la mayoría de los adictos que pasaron por un tratamiento vuelve a consumir en algún momento, algo que los expertos alejan del concepto de “fracaso”.

 

“Es importante que se empiecen a revisar estas miradas catastróficas y estigmatizantes, porque no ayudan. La mayoría de los adictos que encaran un tratamiento vuelve a consumir en algún momento, pero eso no implica una recaída definitiva ni un fracaso, porque la conciencia del problema está instalada. El paciente admitió que tiene una dificultad y buscó ayuda: con esa actitud y ese ‘insight’ ya tiene la mitad de la solución. La recaída forman parte de la evolución lógica del tratamiento”, dice Carlos Damín, jefe de Toxicología del Hospital Fernández.

 

Como especialista en adicciones, Damín propone “correrse del paradigma tradicional del médico que sermonea: el médico está para ayudar a vivir mejor -subraya-. Si viene un paciente que dice tener problemas con la cocaína y que también fuma marihuana pero no le preocupa, tratamos su adicción a la cocaína y obviamente le decimos que la marihuana también le hace mal, pero si no lo trae como problema y deja la coca, tiene el alta aunque siga fumando. No somos curas”. Lo mismo pasa con el consumidor social o recreacional: “Si consume cada tanto sin quedarse pegado, no necesita tratamiento”.

 

Los expertos en adicciones no hablan de “cura”, prefieren la palabra “recuperación”. Y aunque sigan sosteniendo que el adicto debe abandonar definitivamente ciertos hábitos y compañías para poder sostener su abstinencia, los nuevos abordajes cuestionan la idea (repetida) de que “el adicto es adicto para siempre”. Esta etiqueta, dicen, lo estigmatiza socialmente y deteriora su autoestima al congelarlo en un rótulo que lo limita y silenciar las demás cualidades que tiene como persona.

 

“La adicción es una enfermedad traicionera y exige por parte del paciente un alerta permanente. Las recaídas son frecuentes, pero el concepto de ‘reincidencia’ es controvertido, porque la rehabilitación no puede medirse sólo en términos de si alguien no consumió nunca más. Reinsertar a alguien es algo mucho más complejo que su posibilidad de sostener una abstinencia definitiva”, dice el licenciado José María Rshaid, de Casa del Sur.

 

Según su experiencia, 6 de cada 10 adictos que inician un tratamiento se rehabilita, pero más de la mitad vuelve a consumir alguna vez. “Eso no significa que recaigan en el problema”, aclara. “Un tratamiento puede durar entre 8 y 18 meses, y luego se debe seguir con cierto nivel de acompañamiento porque la adicción traiciona. Trabajar con una persona internada es fácil porque el paciente está aislado de la sustancia: la clave es trabajar con el afuera”.

 

Las estadísticas oficiales también arrojan que buena parte vuelve a consumir una vez finalizado un tratamiento. Según datos del Registro Continuo de Pacientes, elaborado por el Observatorio de Drogas de la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la lucha contra el Narcotráfico (Sedronar), la reincidencia es alta: en 2007, el 42% de los pacientes atendidos en 82 centros de todo el país (3.596 personas) habían tenido al menos un tratamiento anterior.

 

En Sedronar reconocieron a Clarín que no tienen “información sobre la eficacia de los tratamientos y sobre la recuperación de pacientes”, una situación similar a la de la Subsecretaría de Atención a las Adicciones bonaerense (SADA), donde dan asistencia a 12.000 personas. “No tenemos datos de reincidencia. La recaída es frecuente, pero la consideramos un paso más dentro del tratamiento. No la tomamos como fracaso: nos da información sobre factores de riesgo”, dice la licenciada Graciela García, titular de la SADA.

 

En las ONG tienen datos propios. “En nuestro caso, la recuperación llega al 70% cuando hay buen acompañamiento familiar, pero jamás hablo de cura”, coincide Carlos Souza, de la Fundación Aylén. “Entiendo que el problema está superado cuando el síntoma está controlado, es decir, cuando hay abstinencia y cuando el paciente conoce las causas que dieron sustento a su adicción, mantiene un sistema de alertas y autocuidados y logra una plena reinserción sociolaboral. No defino a la drogadependencia como enfermedad, sino como un problema de adaptación social. No hay recuperación sin crecimiento personal, sin aprendizaje, sin profundos cambios en los estilos de vida”.

 

Fuente: Clarín.com

Read Full Post »


El neumonólogo del hospital Austral y vicepresidente de la Asociación Argentina de Tabacología, Alejandro Videla, expuso las graves consecuencias que trae aparejadas el consumo del humo del tabaco en los chicos.

 

En su comparecencia, Videla remarcó la responsabilidad de los padres fumadores a la hora de generar enfermedades físicas, psíquicas y a nivel de aprendizaje escolar en los chicos. “Hay una asociación entre el nivel de tabaquismo de los padres y el bajo rendimiento escolar de los chicos. Se han hecho tests que muestran que el bajo coeficiente intelectual de los niños tiene que ver con que sus padres son fumadores. Es probable que los chicos no se desarrollen cognitivamente en forma adecuada por inhalar el humo del cigarrillo”, alertó.

 

Asimismo, explicó: “El déficit de atención y síndrome de hiperactividad, que impide que los chicos presten atención, es un problema muy frecuente en el colegios. Esa enfermedad está asociado a que sus padres fumen. En este caso, la más influyente es el tabaquismo de la madre que es la que está en contacto con los chicos”.

 

En ese sentido, el prestigioso médico se mostró a favor de la ley antitabaco que está siendo tratada en la provincia de Buenos Aires. “La mejor medida para que se deje fumar en los hogares es que se restringa la posibilidad de hacerlo en los lugares públicos, eso llevará a que haya una merma de cigarrillo en las casas. Por ese motivo, la ley antitabaco puede ayudar, aunque a veces las leyes salen bastantes diluidas”, explicó.

 

La preocupación de Videla surge a partir de que nuestro país es “uno de los primeros lugares de Latinoamérica que más exposición tiene un chico al humo del cigarrillo de otras personas”. “El humo en los chicos es mas nocivo que en los adultos porque están menos desarrollados, y por ende tienen menos defensas. Es por eso que son más propensos a infecciones y enfermedades como neumonía, broncolitis y asma”, concluyó.

 

Fuente: inforegion.com.ar

Read Full Post »


Foxi es una droga de laboratorio que produce síntomas físicos inesperados y que pueden ser fatales. Induce “sueños infantiles”, haciendo que la persona pierda todo sentido de realidad.

 

Los primeros pasos para el desembarco de una nueva droga sintética en Argentina tuvo lugar a fines del año pasado durante una jornada de música electrónica. La imagen acostumbrada de los tradicionales traficantes de drogas está dando paso a una nueva generación de dealers, hombres de mundo, que dominan varios idiomas y conocen la geografía de los centros nocturnos de las principales capitales del planeta. Ese atractivo extra les permite ser respetados y escuchados entre sus futuros clientes.

 

Y el marketing de presentación de estas nuevas sustancias siempre apunta al mismo tipo de mentiras. Dicen que son inocuas, que no producen daños directos ni colaterales, que no dejan resaca después de su consumo y que, ingeridas en las dosis recomendadas, no producen contraindicaciones. No son baratas, pero tampoco causan estragos y sus efectos generan estados casi mágicos, es la expresión clara que utilizan para obtener interesados en su consumo.

 

El nuevo producto por el cual ya hay jóvenes que preguntan se llama “Foxi” en las calles norteamericanas y europeas. Es un alucinógeno científicamente conocido como “Alfa metiltriptamina” o “foximethoxy” y lo más terrible del engaño con qué se presenta en el mercado es que se dice que actúa como “inductor de sueños infantiles”. Es decir, una persona que se mueve alocadamente al ritmo de una música puede entrar en trances en los cuales se produce una regresión y un proceso de conducta similar al de los bebés. Por lo que el sujeto pierde todo sentido de la realidad, del peligro, de lo que ocurre a su alrededor y el cuerpo se desmembra de la conciencia mientras dura el efecto de la sustancia.

 

Aunque la presunción psiquiátrica elemental es que un alucinógeno capaz de inducir a sueños infantiles puede derivar en brotes psicóticos y esquizofrénicosentre los consumidores, en los Estados Unidos descubrieron problemas físicos impensados entre los consumidores: antes de que el cerebro comience a disfuncionar por el efecto del alucinógeno, en el cuerpo se perciben síntomas que jamás causó otro tipo de sustancias. Se trata de una dolencia conocida como “rabdomiolisis”, una enfermedad en la cual los músculos se desintegran o disuelven produciendo una muerte segura en poco menos de una hora de tomada la dosis.

 

Los centros asistenciales en Estados Unidos que estudiaban pacientes internados con estos síntomas, no sabían a qué atribuir esta extraña dolencia en personas jóvenes. Hasta que hace poco tiempo la “Fundación de la Cleveland Clinic en Ohio” produjo un informe a raíz de que un muchacho de 23 años fue internado con síntomas de haber consumido un cóctel de drogas y alcohol, pero sus síntomas graves no fueron solo la intoxicación sino el comienzo del atrofiamiento casi instantáneo de toda su masa muscular. “El sujeto llegó al departamento de emergencia por conducta agresiva y alucinaciones… había ingerido 25 miligramos de Foxi media hora antes de comenzar con los síntomas…”.

 

Los autores del informe clínico recomendaron a las sociedades médicas norteamericanas conocer la morbilidad y mortalidad potencialmente graves relacionadas con la Foxy y otros alucinógenos cuyos consumos aumentan cada vez más.

 

Aunque erróneamente hay quienes suponen que de estas cosas no se debe hablar para no fomentar su consumo, lo cierto es que escondiendo la basura debajo de la alfombra e ignorando las consecuencias letales que aparejan estas nuevas drogas de laboratorio, nunca se logrará la prevención adecuada.

 

La tentación de tomar unas gotas que induzcan a tener sueños infantiles es demasiado poderosa para las mentes inexpertas, pero sus consecuencias son terriblemente fatales, como recién se empieza a ver en los Estados Unidos. En Argentina, el marketing del “Foxi” ya está en pleno desarrollo.

 

 

Fuente: http://corrientes.derf.com.ar

Read Full Post »