Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Barcelona’


Aunque en España está prohibida la venta de alcohol a menores (excepto en Asturias, donde es a partir de los 16 años), los adolescentes lo tienen muy fácil. Un estudio realizado por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha demostrado que en el 75% de las ocasiones los adolescentes obtienen el alcohol sin problemas. No obstante, el mapa es desigual según las ciudades. El madrileño, por ejemplo, podrá comprar whisky en uno de cada tres sitios, mientras que el valenciano tendrá un 92% de posibilidades de que se lo vendan a la primera.

 

Tomando como muestra seis ciudades, Barcelona, Bilbao, Granada, Madrid, Valencia y Valladolid, la organización ha probado, con voluntarios de entre 15 y 17 años, cómo de fácil lo tienen los menores para acceder a la cerveza y al whisky.

 

La cerveza es accesible en el 81% de las ocasiones, algo más que el whisky, que consiguieron en el 67% de los intentos. Las ciudades más asequibles fueron, con diferencia, Barcelona, Valencia y Granada, donde los jóvenes compraron fácilmente cerveza en más del 90% de las veces y whisky en casi nueve de cada diez ocasiones. En Bilbao, Madrid y Valladolid los adolescentes lo tienen algo más difícil. Les vendieron whisky en menos de la mitad de los sitios y cerveza en siete de cada diez lugares.

 

A la hora de comprar, donde más venden cerveza es en las tiendas 24 horas, aunque también en los supermercados y los establecimientos de comida rápida. El whisky está disponible sobre todo en los bazares (frecuentemente regentados por asiáticos) y el supermercado. El lugar donde más dificultades pueden encontrar los menores es en los bares de las zonas de marcha.

 

Los menores no tienen muchos problemas para acceder al alcohol, entre otras cosas porque no les preguntan la edad ni les piden el carné. En ninguna ocasión, a los jóvenes de Barcelona, Valencia o Granada les pidieron el DNI antes de comprar cerveza, tampoco para el whisky en las dos primeras. En general, sólo les preguntaron por la edad (sin pedir el documento) en menos del 20% de los establecimientos.

 

La OCU quiere resaltar la falta de carteles que indiquen la norma, ya que el letrero obligatorio de “Prohibida la venta de alcohol a menores” estaba invisible o directamente no estaba en casi la mitad de los establecimientos. El lugar donde menos carteles hay es en Bilbao, casi el 90% de los lugares no tenían cartel a la vista. La organización ha enviado a las administraciones la denuncia, en la que pide que se cumpla la ley, más controles en locales y restricciones en la publicidad. También han pedido un incremento de los precios y que se recupere el anteproyecto de ley estatal que se quedó estancado en 2006 “por presiones económicas”.

 

Fuente: elpais.com

Autor: Cristina Castro

Anuncios

Read Full Post »


El consumo de cannabis entre los jóvenes duplica el riesgo de sufrir esquizofrenia, según las conclusiones del Congreso Internacional de Cannabis y Psicosis en Adolescentes y Adultos. El congreso, que empezó ayer en Sant Boi de Llobregat (Barcelona), finalizará mañana y en él participan una veintena de expertos internacionales.

 

Según indicaron ayer los expertos en declaraciones a Efe, el consumo de cannabis multiplica por 2,4 el riesgo de sufrir esquizofrenia entre los jóvenes. El gerente del centro de salud mental Benito Menni de Sant Boi, Joan Orrit, aseguró que «hay una relación científica y empírica entre el consumo de cannabis y la aparición de brotes de psicosis incipiente». La esquizofrenia es una enfermedad que los estudios médicos señalan que se debe en un 60% a factores genéticos y en un 40%, a factores ambientales, como el consumo de cannabis.

 

Por esta razón, según explicó el responsable del centro psiquiátrico, «se debe valorar si hay personas que están predispuestas genéticamente a sufrir esta enfermedad, pero está claro que el consumo de cannabis acelera o avanza su aparición y que personas que nunca habrían tenido un brote psicótico de esquizofrenia lo acaban teniendo a causa de esta droga».

 

Por su parte, el director del Programa de Investigación del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla de Cantabria, Benedicto Crespo-Facorro, añadió que «el riesgo de sufrir esquizofrenia está muy relacionado con la edad en la que se inicia el consumo. En edades más tempranas, el cerebro es más flexible y, por lo tanto, más vulnerable».La mayoría de los casos de esquizofrenia se detectan cuando los pacientes cumplen los 25 años, pero en caso de consumo de cannabis los primeros brotes se pueden dar a los 20 años. Según Crespo- Facorro, los estudios revelan que casi el 50% de las personas que debutan con un primer episodio de esquizofrenia consumían cannabis de forma habitual.

 

Los expertos también alertaron de que no existe una conciencia de los riesgos que comporta el consumo de cannabis. «Hay quien piensa que esta sustancia es inocua. Queremos lanzar un mensaje: no es inocuo e incrementa la prevalencia de la psicosis y otras enfermedades mentales, además de crear déficit cognitivos», dijo Orrit. Además de los trastornos mentales, el cannabis está relacionado con la aparición de enfermedades broncopulmonares, determinados tipos de cáncer y trastornos del ritmo cardíaco.

 

Fuente: El Mundo

Read Full Post »


Siete de cada diez adolescentes con problemas psiquiátricos son consumidores de sustancias psicoactivas tales como el alcohol, el tabaco o el hachís, según un estudio realizado por el Hospital Clínic de Barcelona entre 124 menores de entre 12 y 17 años hospitalizados en este centro.

 

La investigación del Clínic revela que uno de cada diez jóvenes ingresados por problemas mentales había consumido cannabis diariamente durante el último año, siendo la edad medida de inicio en el consumo de esta droga los 13,4 años, según ha informado la Fundación Española de Psiquiatría y Salud Mental (FEPSM).

 

Además, según los datos que arroja el estudio, el 81% de los menores con trastorno bipolar y el 68% de los que padecían trastornos de conducta alimentaria eran identificados como consumidores diarios de tabaco o episódicos de cannabis o alcohol.

 

En el caso de los jóvenes con trastorno de conducta o por déficit de atención, el porcentaje ascendía al 84%.

 

Fuente: Agencia EFE

Read Full Post »