Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Cadiz’


Cada vez son más los adolescentes que acuden a Proyecto Hombre (Cádiz) para comenzar una terapia de desintoxicación. En 2008 un total de 1.500 familias solicitaron ayuda para sus hijos, enganchados a edades tempranas al alcohol, cannabis y a otro tipo de estupefacientes. Más del 50% de los jóvenes que consumen drogas estudian y proceden de familias totalmente “normalizadas”, principalmente de clase media, tienen una media de edad de 17 años y son varones.

 

Este es el perfil de los adolescentes tratados en Proyecto Hombre, según se desprende de un estudio presentado ayer, realizado sobre una muestra de 1.467 familias y 1.079 chicos y chicas de entre 15 y 22 años que iniciaron el tratamiento el año pasado. José Luis Sancho, miembro de la asociación, explicó que estos jóvenes no son adictos, pero sí tienen “un consumo abusivo de sustancias”, que “está convirtiendo su vida en algo cada vez más problemático” y “no les permite madurar”.

 

La edad media de los chavales es de 17,3 años y el 63,5% son menores, mientras que un 78,3% son hombres y un 21,7% mujeres, lo que, según Sancho, se justifica en que “los chavales son más impulsivos” y en ellos se manifiestan más conductas de riesgo. Un 53,8% de los atendidos estudia, un 19% trabaja, un 2,5% estudia y trabaja y un 23,9% no tiene ocupación. En un 52,9% de los casos viven con ambos progenitores, el 26,2% con su madre y sólo un 4,9% reside con su padre.

 

La demanda de asistencia es principalmente por consumo de cannabis (69,6%) y en menor medida por cocaína (18,3%), alcohol (4,5%), disolventes (3,2%) y heroína (2,2%), aunque el 73% de los tratados es policonsumidor.

 

El consumo de los adolescentes es “esencialmente recreacional”, asociado al ocio, según Sancho, quien señaló que en la mayor parte de los casos consumen cannabis de lunes a jueves y los fines de semana también alcohol y otras sustancias. No obstante, esto cambia dependiendo de la edad y, así, en los menores de edad el cannabis es el principal consumo y la cocaína aparece en un porcentaje bajo, y en los mayores de 18 años, la demanda de cannabis baja hasta el 45% y la cocaína aumenta a un 30%.

 

En la mayoría de los casos el consumo de drogas va acompañado de fracaso escolar y otros tipos de conducta en casa como falta de comunicación con los padres. Sancho aseguró que no se puede concluir que esté disminuyendo la edad de consumo, pero sí que está aumentando la demanda de ayuda por parte de las familias.

 

 

Fuente: diariodecadiz.es

Autor: C. Herrera

Anuncios

Read Full Post »


La Fundación Municipal de Servicios Sociales pondrá en marcha un año más el programa DINO, para la prevención de las drogodependencias en menores. Por ello trabajará con los centros escolares con el fin de implantar en el alumnado programas de prevención de las adicciones, concretamente con el tercer ciclo de Primaria.

 

La delegada municipal de Servicios Sociales, Susana Rocamonde, ha explicado que «este programa está dirigido a un aspecto tan importante en nuestros menores como son la prevención de las drogodependencias y las actitudes favorables a la salud».

 

Los estudios recientes sobre el abuso de drogas señalan el inicio cada vez a edades más tempranas del consumo. La primera toma de contacto se produce en la etapa de la preadolescencia, en torno a los 11 o 12 años, principalmente con las drogas legales: alcohol y tabaco, ya que son sustancias con un acceso más sencillo para cualquiera.

 

Por ello, Susana Rocamonde destaca que «es importante continuar esta labor, ya que como sabemos, la única prevención válida es la que se realiza de un modo constante. De este modo, desde esta fundación mantendremos un año más la propuesta del programa DINO, para que todo el alumnado pueda acceder a esta importante formación».

 

La delegada de Servicios Sociales considera que «la escuela es un espacio socializador donde se generan en los alumnos los valores y actitudes que formarán su personalidad, ya que es una etapa fundamental».

 

Fuente: La Voz Digital

Read Full Post »


Un total de 2.531 andaluces, 273 de ellos de la provincia de Cádiz, han recurrido al teléfono de ayuda para dejar de fumar (Quit Line) en su primer año de actividad. La Consejería de Salud puso en funcionamiento este nuevo servicio el 21 de junio de 2007 a fin de dar respuesta a las necesidades de los ciudadanos que carecen de tiempo para desplazarse hasta su centro de salud o la Unidad de Deshabituación Tabáquica más cercana para realizar este tratamiento.

 

Así, con una simple llamada al teléfono gratuito de Información sobre el Tabaco (900 850 300) o a Salud Responde (902 505 060), las personas fumadoras que deseen dejar de serlo pueden solicitar información sobre este nuevo servicio e inscribirse en el mismo. El 96,75% de las personas que han buscado ayuda para su adicción en este nuevo servicio se han comprometido a abandonar su hábito en el plazo de un mes desde el inicio de la terapia, con lo que han pasado a formar parte del programa de deshabituación tabáquica a través del teléfono.

 

El 53,9% de las llamadas recibidas de personas que manifiestan su intención de dejar de fumar haciendo uso del programa de deshabituación tabáquica a través del teléfono ha sido de hombres, mientras que el porcentaje de mujeres asciende a 46,09%. Si bien, el porcentaje de mujeres que emplea los recursos existentes para este mismo fin en los centros sanitarios es mayor (56,5% de mujeres frente a los 43,5% de hombres). De estos datos se desprende que ambas formas de atención son complementarias ya que llega a grupo de población diferente.

 

Por otra parte, el grupo de edad que más ha llamado a Salud Responde manifestando su intención hacer uso de este servicio para dejar de fumar es el comprendido entre los 25 y los 44 años (54,16%), seguido de las personas con edades comprendidas entre los 45 y los 64 años (35,95%) y de los jóvenes de 16 a 24 años (4,98%). Los mayores de 65 años ocupan el 4,91% de las personas que se han apuntado al servicio telefónico de la Consejería de Salud para dejar de fumar.

 

Una vez que el ciudadano manifiesta su intención de iniciar el tratamiento, un técnico de Salud Responde le realiza una primera entrevista para recopilar sus datos personales, el motivo que le ha llevado a tomar la decisión de dejar de fumar, si ha intentado dejar el tabaco en alguna ocasión y qué le hizo recaer.

 

Estos datos son remitidos a uno de los 34 expertos en deshabituación tabáquica formados especialmente para dar respuesta a este servicio, y se ponen en contacto con la persona solicitante para realizar una valoración clínica sobre su dependencia al tabaco e iniciar una terapia personalizada.

 

A través del teléfono, las personas fumadoras que acudan a este programa en busca de ayuda para abandonar el tabaco, encontrarán información útil y personalizada, así como terapia psicológica, consejos para manejar de forma correcta los momentos difíciles de su tratamiento, afrontar las recaídas y reforzar su voluntad de convertirse en ex fumadora.

 

El número de sesiones telefónicas es determinado por el experto en deshabituación tabáquica en función del nivel de dependencia de cada persona. Asimismo, se completa con un seguimiento proactivo del tratamiento a los 3, 6 y 12 meses de dejar el tabaco a fin de comprobar su evolución y reforzar su decisión. Hasta el momento, se han realizado una media de siete llamadas por cada persona, con un tiempo medio de atención de 24 minutos en la primera llamada.

 

Los ciudadanos tienen a su alcance, a través de la plataforma multimedia Informarse.es Salud información concreta sobre el funcionamiento de este nuevo recurso de ayuda para dejar de fumar. Informarse.es Salud es accesible a través de Internet desde la Consejería de Salud (www.juntadeandalucia.es/salud) y desde la web propia (www.informarseessalud.org) y desde los móviles de tercera generación. Además, hay acceso a este servicio en las pantallas existentes en los centros sanitarios públicos andaluces.

 

 

Fuente: Diariosur.es

Read Full Post »