Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Drogas de diseño’

¿QUÉ ES FOXI?


¿Qué es Foxy?

Foxy y metoxi foxy son nombres comunes que recibe una droga sintética cuyo nombre químico es 5-metoxi-N,N-diisopropiltriptamina (5-MeO-DIPT). Droga de la que se abusa por los efectos alucinogénicos que produce, foxy pertenece a una categoría de compuestos químicos conocidos como triptaminas. (Entre otras triptaminas alucinogénicas están la psilocibina y la psilocina.)

 

¿Qué apariencia tiene Foxy?

Foxy se presenta normalmente en forma de polvo, cápsula, o tableta. (Por lo general, el polvo se introduce en las cápsulas o se comprime para formar tabletas antes de venderse a los usuarios.) Algunas cápsulas y tabletas contienen foxy en polvo mezclado con otros polvos de color azul, verde, rojo, morado, tostado, naranja, gris, o rosa. Las tabletas a veces llevan impresos logotipos tales como arañas o cabezas de extraterrestres.

 

¿Cómo se usa Foxy?

Foxy se consume normalmente por vía oral en dosis de entre 6 y 20 miligramos, si bien la dosificación varía grandemente. También puede administrarse la droga fumándola o aspirándola por la nariz. Por lo general, los usuarios comienzan a sentir los efectos de la droga luego de transcurridos entre 20 y 30 minutos de su administración. Los efectos alucinogénicos llegan al punto máximo al cabo de unos 60 a 90 minutos y generalmente duran de 3 a 6 horas.

 

¿Quiénes abusan de Foxy?

Son los adolescentes y los jóvenes adultos principalmente los que abusan de foxy. La droga se usa con frecuencia en los reventones, centros nocturnos, y otros sitios donde se han entronizado las drogas de club, en especial la MDMA (éxtasis). Para aprovechar la popularidad de la MDMA y otras drogas de club, los distribuidores venden foxy y otras sustancias sintéticas no controladas en esos ambientes. Sin embargo, la Drug Enforcement Administration (DEA) (Administración de Control de Drogas) sumó foxy a las sustancias controladas mediante su inclusión en un listado de emergencia en abril de 2003.

 

¿Qué riesgos presenta?

Foxy produce diversos efectos físicos y psicológicos negativos en los usuarios. Entre los efectos físicos se cuentan dilatación de la pupila, trastornos y distorsiones visuales y auditivas, náuseas, vómitos, y diarreas. Entre los efectos psicológicos asociados con foxy están alucinaciones, locuacidad, y aflicción emocional. Foxy también reduce las inhibiciones de los usuarios, lo que frecuentemente conduce a actividades sexuales de alto riesgo.

 

Además, foxy es una droga cuyos efectos dependen de la dosis administrada, lo que significa que un aumento en la dosis puede producir el correspondiente aumento de la intensidad de los efectos que produce la droga. Por ejemplo, si se duplica una dosis de 6 miligramos, los efectos que produce son semejantes a los que se asocian al LSD.

 

¿Es ilegal Foxy?

Sí, foxy es ilegal. En abril de 2003, la DEA (Administración de Control de Drogas) incluyó temporalmente foxy en la Lista I de la Ley de Sustancias Controladas. Las drogas de la Lista I, que incluyen la heroína y la MDMA, tienen gran potencial de abuso y no tienen finalidad médica legítima alguna en los Estados Unidos.

Anuncios

Read Full Post »


Foxi es una droga de laboratorio que produce síntomas físicos inesperados y que pueden ser fatales. Induce “sueños infantiles”, haciendo que la persona pierda todo sentido de realidad.

 

Los primeros pasos para el desembarco de una nueva droga sintética en Argentina tuvo lugar a fines del año pasado durante una jornada de música electrónica. La imagen acostumbrada de los tradicionales traficantes de drogas está dando paso a una nueva generación de dealers, hombres de mundo, que dominan varios idiomas y conocen la geografía de los centros nocturnos de las principales capitales del planeta. Ese atractivo extra les permite ser respetados y escuchados entre sus futuros clientes.

 

Y el marketing de presentación de estas nuevas sustancias siempre apunta al mismo tipo de mentiras. Dicen que son inocuas, que no producen daños directos ni colaterales, que no dejan resaca después de su consumo y que, ingeridas en las dosis recomendadas, no producen contraindicaciones. No son baratas, pero tampoco causan estragos y sus efectos generan estados casi mágicos, es la expresión clara que utilizan para obtener interesados en su consumo.

 

El nuevo producto por el cual ya hay jóvenes que preguntan se llama “Foxi” en las calles norteamericanas y europeas. Es un alucinógeno científicamente conocido como “Alfa metiltriptamina” o “foximethoxy” y lo más terrible del engaño con qué se presenta en el mercado es que se dice que actúa como “inductor de sueños infantiles”. Es decir, una persona que se mueve alocadamente al ritmo de una música puede entrar en trances en los cuales se produce una regresión y un proceso de conducta similar al de los bebés. Por lo que el sujeto pierde todo sentido de la realidad, del peligro, de lo que ocurre a su alrededor y el cuerpo se desmembra de la conciencia mientras dura el efecto de la sustancia.

 

Aunque la presunción psiquiátrica elemental es que un alucinógeno capaz de inducir a sueños infantiles puede derivar en brotes psicóticos y esquizofrénicosentre los consumidores, en los Estados Unidos descubrieron problemas físicos impensados entre los consumidores: antes de que el cerebro comience a disfuncionar por el efecto del alucinógeno, en el cuerpo se perciben síntomas que jamás causó otro tipo de sustancias. Se trata de una dolencia conocida como “rabdomiolisis”, una enfermedad en la cual los músculos se desintegran o disuelven produciendo una muerte segura en poco menos de una hora de tomada la dosis.

 

Los centros asistenciales en Estados Unidos que estudiaban pacientes internados con estos síntomas, no sabían a qué atribuir esta extraña dolencia en personas jóvenes. Hasta que hace poco tiempo la “Fundación de la Cleveland Clinic en Ohio” produjo un informe a raíz de que un muchacho de 23 años fue internado con síntomas de haber consumido un cóctel de drogas y alcohol, pero sus síntomas graves no fueron solo la intoxicación sino el comienzo del atrofiamiento casi instantáneo de toda su masa muscular. “El sujeto llegó al departamento de emergencia por conducta agresiva y alucinaciones… había ingerido 25 miligramos de Foxi media hora antes de comenzar con los síntomas…”.

 

Los autores del informe clínico recomendaron a las sociedades médicas norteamericanas conocer la morbilidad y mortalidad potencialmente graves relacionadas con la Foxy y otros alucinógenos cuyos consumos aumentan cada vez más.

 

Aunque erróneamente hay quienes suponen que de estas cosas no se debe hablar para no fomentar su consumo, lo cierto es que escondiendo la basura debajo de la alfombra e ignorando las consecuencias letales que aparejan estas nuevas drogas de laboratorio, nunca se logrará la prevención adecuada.

 

La tentación de tomar unas gotas que induzcan a tener sueños infantiles es demasiado poderosa para las mentes inexpertas, pero sus consecuencias son terriblemente fatales, como recién se empieza a ver en los Estados Unidos. En Argentina, el marketing del “Foxi” ya está en pleno desarrollo.

 

 

Fuente: http://corrientes.derf.com.ar

Read Full Post »