Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Encuesta’


El aspecto nocturno de muchos parques, u otros lugares públicos, evidencia que los jóvenes siguen consumiendo alcohol a pesar de su minoría de edad. Por ello, no es extraño que el último informe (del 2008) del Observatorio Europeo de las Drogas, sobre el estado de este problema en Europa, revele que las sustancias psicoactivas más consumidas por los jóvenes sean el tabaco y el alcohol, seguidas de cerca por el cannabis.

 

Pretox, asociación sin ánimo de lucro de Toledo, ofrece ayuda a drogodependientes y familiares y ha firmado un convenio de colaboración con la concejalía de Juventud del municipio.

 

La campaña, para la que Pretox ha destinado 8.000 euros, pretende llamar la atención de los jóvenes sobre los peligros del consumo de estas sustancias y dar pautas a los padres para que sepan cómo actuar si sus hijos se encuentran en esa situación.

 

Las entradas de institutos de enseñanza y centros de salud tendrán, durante el desarrollo de la iniciativa, mesas con trípticos informativos que versarán sobre los diferentes tipos de drogas, sus efectos y los riesgos que acarrean.

 

Por otro lado, también se incluirán explicaciones dirigidas a los padres que les permitirá intuir si sus hijos consumen o no y les indicará qué pueden hacer al respecto.

 

El Informe del Observatorio Español sobre Drogas (2007), reflejaba que un 74’9% de los estudiantes de entre 14 y 18 años había consumido bebidas alcohólicas en el 2006, concentrándose mucho este consumo durante los fines de semana y siendo frecuentes los episodios de intoxicación etílica aguda; es decir, de borrachera.

 

En cuanto al cannabis, este mismo documento revelaba que durante el 2006 bajó el porcentaje de los jóvenes que consumían cannabis, con respecto al 2004, pasando de un 36’6% a un 29’8%; no obstante, la tendencia general es que se trata de un consumo “muy extendido”. Lo mismo ocurriría con el tabaco; según la Encuesta Estatal sobre Uso de Drogas en Enseñanzas Secundarias, un 14’8% de los estudiantes de entre 14 y 18 años eran fumadores diarios en el 2006, frente al 32’5% del 2005.

 

Por otro lado, y tal y como explicaba el presidente de Pretox durante la presentación de la campaña, las edades en las que se comienza el consumo son cada vez más tempranas. Por ello, iniciativas como esta siguen siendo muy necesarias en la sociedad, para prevenir el problema de las drogas, o frenarlo en su defecto.

 

 

Fuente: aula.elmundo.es

Autor: Beatriz Roselló

Anuncios

Read Full Post »


El alcohol, el tabaco y el cannabis siguen siendo las sustancias adictivas más consumidas entre la población valenciana, según se desprende de la última Encuesta sobre Consumo de Drogas en la Comunitat Valenciana 2008, elaborada por la Conselleria de Sanidad.

Los datos del estudio ponen de manifiesto que ha disminuido el consumo de alcohol en la Comunitat, pero que el del tabaco se mantiene y hay un ligero repunte respecto al consumo de cocaína, según informó la Generalitat en un comunicado. En cuanto al consumo experimental, el alcohol sigue siendo la sustancia más consumida. El 82,9 por ciento de la población encuestada asegura que alguna vez en su vida ha probado el alcohol, una cifra que ha disminuido respecto al año 2006, que registraba un 83,1 por ciento.

Además, tal y como indicó el conseller de Sanidad, Manuel Cervera, la encuesta “refleja que en los dos últimos años se ha producido una disminución de los consumidores abusivos de alcohol, de un 4,4 por ciento en el año 2006 a un 2,1 por ciento en el año 2008”. Por su parte, el consumo experimental de tabaco se mantiene (55 por ciento) y el consumo de cannabis y de cocaína registra un pequeño repunte.

En este sentido, el 22,8 por ciento de los encuestados asegura haber probado el cannabis de forma experimental, frente al 17 por ciento del año 2006. En el caso de la cocaína, este consumo se ha incrementado en un punto, del 5,9 por ciento en el año 2006 a un 6,9 por ciento en el año 2008, que aseguran haber probado alguna vez en su vida la cocaína. El 73 por ciento de la población que ha sido entrevistada considera que la adicción es el principal riesgo derivado del consumo.

Por su parte, el 54,7 por ciento cree que son los efectos dañinos para la salud el principal problema, frente al 7,1 por ciento de la población que considera un riesgo la posible influencia en la comisión de delitos. La edad media de inicio en el consumo varía según la sustancia. Así, el inicio de consumo de alcohol y tabaco se sitúa en los 16 años y medio; de cannabis y otras drogas, como el éxtasis, en los 18 años y medio, de cocaína en los 19,5 años y de heroína en los 20 años.

La Conselleria de Sanidad dispone de un conjunto de herramientas dedicadas a la prevención del consumo de drogas en diferentes ámbitos, como actuaciones en ámbito escolar, familiar o comunitario, trasladando la labor preventiva por los distintos municipios. Su objetivo es concienciar e incrementar la percepción del riesgo de consumo drogas.

Asimismo, Sanidad cuenta con el Plan Estratégico sobre Drogodependencias 2006-2010, enfocado a la prevención, asistencia y tratamiento de las drogodependencias y otros trastornos adictivos en nuestra Comunitat. Por su parte, la Fundación para el Estudio, Prevención y Asistencia a las Drogodependencias (Fepad) realiza una “intensa labor preventiva y de investigación sobre las drogodependencias en toda la Comunitat. En 2008, actuó en 85 municipios de la Comunitat con la finalidad de trasladar in situ aficiones saludables y prevenir las drogodependencias, sobre todo entre los más jóvenes. Además, el conseller de Sanidad indicó que “la investigación sobre el consumo es muy importante” ya que “es la base para desarrollar actuaciones eficaces”.

Por ello, el pasado mes de diciembre se constituyó el Observatorio Valenciano de Drogodependencias, formado por numerosos expertos que cuentan con apoyo técnico de la Organización Mundial de la Salud (OMS), y que “nos va a permitir aumentar al máximo nuestro conocimiento sobre el fenómeno y actuar con la mayor contundencia”, aseguró Cervera.

Fuente: europapress.es

Read Full Post »


El 14,8% de los adolescentes españoles fuma a diario y el 41,1% reconoce haberlo probado alguna vez, según los datos de la última Encuesta Escolar sobre Drogas realizada por el Ministerio de Sanidad.

 

Aunque los datos son más halagüeños que los de pasadas ediciones, siguen alertando de la existencia de un problema. Eso sí, las cifras de otros países no son más esperanzadoras: en algunos, los jóvenes fumadores alcanzan hasta un 35% de la población.

 

Está claro que las estrategias de prevención y deshabituación están fallando y nadie parece saber las causas. Un artículo publicado en el último número de la revista ‘British Medical Journal’ apunta varias claves en las que profundizar en el futuro basadas en la experiencia de los ‘smoking cessation services’, “un organismo diseñado en el Reino Unido para ayudar a los adolescentes a dejar de fumar”.

 

“Los jóvenes no se ven a sí mismos como fumadores para toda la vida, pero para ellos dejarlo no es una prioridad urgente”, explican Gill M. Grimshaw y Alan Stanton, autores del artículo y miembros de distintos centros de investigación británicos.

 

“Creen que los servicios diseñados específicamente para abandonar el tabaco no les afectan ya que están destinados a gente mayor o ‘más enganchada'”, añaden estos científicos, quienes recuerdan que un gran número de chicos expresa el deseo de dejar de fumar poco después de haber empezado, aunque no siempre lo consiguen.

 

Según su opinión, lo fundamental para conseguir que los adolescentes dejen de lado el hábito es ofrecerles “privacidad, confidencialidad, respeto y no presionarles en absoluto”.

 

“Deben sentirse apoyados por su médico después de un intento de dejar de fumar infructuoso y los especialistas deben animarles a seguir intentándolo”, apuntan estos científicos, que remarcan que empezar a fumar a una edad temprana aumenta el riesgo de convertirse en fumador empedernido durante largos periodos.

 

Con todo, reconocen que la tarea es complicada y se ve obstaculizada por un gran número de barreras, como el hecho de que el adolescente consuma cannabis además de tabaco.

 

Fuente: elmundo.es

Read Full Post »