Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Enfermedades’


Pueblo es el nombre de una ciudad de 100.000 habitantes a 160 kilómetros al sur de Denver, la capital de Colorado, en Estados Unidos. Es el puro midwest americano y uno de los centros clave de producción de acero del país. Sin embargo, Pueblo quizá pase a la historia más por su contribución a la causa de los fumadores pasivos que por su capacidad industrial. De hecho, un estudio publicado en Morbidity and Mortality Weekly Report (MMWR), la revista de los Centros de Control de Enfermedades (CDC, sus siglas en inglés) de Atlanta, ha puesto de manifiesto las bondades para la salud pública de evitar que se fume en recintos estancos. La base de la investigación se centra en que en Pueblo entró en vigor, el 1 de julio de 2003, una ley que prohibía fumar en cualquier lugar público cerrado.

 

Tres años después de la puesta en marcha de la norma, el número de hospitalizaciones por infarto agudo de miocardio ha caído de una forma tan significativa que muchos especialistas creen que es una inmoralidad y un atentado contra la salud publica, permitir fumar en cualquier local cerrado, independientemente de los metros cuadrados que tenga.

 

El número de estudios que certifican el riesgo para los no fumadores del humo del cigarrillo en el ambiente es elevado a día de hoy, como también lo es el de aquellos que sugieren que las prohibiciones de fumar en locales disminuye los problemas de salud relacionados con el tabaco en los no fumadores.

 

La peculiaridad del trabajo que ahora ve la luz estriba en que es el primero que evalúa las bondades transcurrido un plazo de tres años tras la puesta en práctica de una Ley Antitabaco rigurosa.

 

Los habitantes de Pueblo con síntomas sospechosos de infarto de miocardio son atendidos siempre en dos hospitales: el Parkview Medical Center y el Saint Mary-Corwin Medical Center. Así, los datos de la incidencia de esta patología en la ciudad están perfectamente controlados. Se sabe, por lo tanto, el número de infartos anuales que hubo antes de 2003 y se conoce también los que han sucedido tras la entrada en vigor de la Ley.

 

En julio de 2006, el número de infartos de miocardio atendidos en los dos centros médicos de Pueblo había descendido un 41% comparados con los que hubo en 2003. Es una caída espectacular que indica la trascendencia para la mortalidad y la morbilidad de llevar a cabo una política de protección a los no fumadores. En el escrito, sus autores ponen de manifiesto que el descenso en la incidencia del peor problema coronario se debe más a la reducción del humo de segunda mano entre los no fumadores que al número de adictos que en ese tiempo abandonaron el tabaco y se convirtieron en exfumadores.

 

Una de las particularidades que refuerzan los datos de esta investigación es la comparación que se hizo entre lo que ocurrió en Pueblo y las estadísticas de Colorado Springs, una ciudad de 300.000 habitantes localizada a 50 kilómetros al norte y en la que también están muy bien documentados los infartos de miocardio. Colorado Springs y su área de influencia, el condado de El Paso, no tenían en 2003 una ley que impidiera fumar en lugares públicos tan tajante como la que existía en Pueblo. Así, mientras la incidencia de infartos bajaba en esta ciudad de forma significativa, el número de problemas agudos coronarios no se modificó entre los del condado de Colorado. Los expertos opinan que el factor clave de esta diferencia ha sido, sobre todo, la ley que protege en Pueblo a los no fumadores.

 

El tabaquismo pasivo ya está considerado uno de los mayores factores de riesgo evitables de enfermedades cancerosas y cardiovasculares. Muchos países del mundo así lo han entendido y han promulgado leyes que intentan proteger del humo del cigarrillo en el ambiente a la gran mayoría de los ciudadanos que no fuman. La que existe en España desde hace tres años debe mejorarse de forma manifiesta y, sobre todo, cumplirse a rajatabla en todas las autonomías del Estado. Como lleva tiempo denunciando el Comité Nacional de Prevención del Tabaquismo (CNPT), hay que ampliar la Ley y prohibir fumar en cualquier lugar cerrado, independientemente de sus metros cuadrados, a la vez que las autoridades de cada comunidad autónoma deben hacer esfuerzos para que se cumpla el precepto, sancionando cualquier denuncia cierta.

 

Se sabe que autonomías tan cercanas al actual Gobierno, como son la aragonesa y la andaluza, pretenden fortalecer las normas y así contrarrestar la pasividad de un Ministerio de Sanidad, tachado por la comunidad médica de descafeinado y populista, al que un tema de la trascendencia para la salud del tabaquismo pasivo parece que le importa muy poco. Una actitud que incomprensible para el CNPT. Nuestras autoridades tienen la evidencia de que la mayoría de los españoles está de acuerdo en que se prohíba fumar en los lugares públicos, incluidos por supuesto los bares y los restaurantes. Pocos comprenden por qué no se hace.

 

 Fuente: elmundo.es/suplementos/salud

Autor: José Luis De La Serna

Anuncios

Read Full Post »


El consumo de alcohol puede ser la causa de unas 60 enfermedades y trastornos diferentes, según el estudio “El alcohol en Europa: una perspectiva de salud pública”, elaborado por el Institute of Alcohol Studies del Reino Unido, que señala que “el alcohol aumenta el riesgo de enfermedad de forma geométrica a la dosis”. Según el estudio, además de ser una droga adictiva, el consumo de alcohol provoca lesiones, trastornos mentales y del comportamiento, afecciones gastrointestinales, cánceres, enfermedades cardiovasculares, pulmonares y musculo-esqueléticas, trastornos reproductivos, daño prenatal, mayor riesgo de parto prematuro y bajo peso al nacer.

 

El Dr. Antoni Gual, de la Unidad de Alcohología del Hospital Clínic de Barcelona, asegura que “los riesgos para la salud no derivan de la graduación de la bebida, sino de su contenido alcohólico”. “Lo que es tóxico es el alcohol”, puntualiza.

 

El informe señala que el alcohol es responsable de unas 195.000 muertes al año en la Unión Europea, donde el consumo por bebedor alcanza los 15 litros por año. Casi la mitad de este alcohol es consumido en forma de cerveza (44%), dividiéndose el resto entre vino (34%) y licores (23%).

 

España tiene 3 millones de personas con problemas derivados del alcohol. El Dr. Gual recuerda que, como toda droga, provoca adicción. “No es un alimento, no es una sustancia beneficiosa para la salud, pero si se toma en muy bajas cantidades se pueden evitar los problemas que puede comportar”, sostiene.

 

Este especialista afirma que existen tres factores que determinan el riesgo de adicción: las cantidades consumidas, ya que a mayor cantidad de consumo más riesgo de ser alcohólico; la edad de inicio, porque cuanto más joven, más riesgo hay de que el organismo se insensibilice frente al alcohol y desarrolle una dependencia, y la genética, que propiciaría una predisposición.

 

 

 

Fuente: JANO.es

Read Full Post »