Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Fumadores’


Se dice pronto, pero más de diez mil personas abandonaron el vicio del tabaco gracias al Programa para Deixar de Fumar de la Universidade de Santiago, que dirige el catedrático y director de la unidade de Tabaquismo de la USC, el profesor Elisardo Becoña, desde hace 25 años.

 

El programa, basado en un tratamiento psicológico, y que cuenta con una “gran aceptación y eficacia”, es manejado no sólo por los psicólogos de la unidad que dirige Becoña, sino también por otros profesionales en su práctica clínica cotidiana no sólo gallegos, sino de toda España e incluso de Europa.

 

Para el profesor Elisardo Becoña, los últimos avances en el control del tabaquismo desde la entrada en vigor de la ley en España, “no son todavía suficientes para que las personas dejen de fumar. Además, hay muchos fumadores que lo desean pero no saben cómo hacerlo o no son capaces de conseguirlo por su cuenta. Es entonces cuando necesitan ayuda profesional, como la que prestamos desde la Universidade de Santiago”.

 

Así, los expertos del programa tratan a los fumadores que quieren decir adiós al tabaco mediante un método que debilita los componentes fisiológico, psicológico y social.

 

El programa consta de seis sesiones de una hora, repartidas entre otras tantas semanas. El usuario, incluso, dispone de un servicio de apoyo telefónico y cuenta, además, con la ayuda de un manual del programa para dejar el tabaco, que ya ha alcanzado su cuarta edición.

 

En cuanto al perfil del usuario, la mayoría tienen entre 35 y 50 años, personas que ya comienzan a notar problemas de salud.

 

La unidad que dirige Becoña cuenta con diversos programas, incluso para personas con una elevada dependencia, además de uno por correo. Los interesados pueden llamar al 981 54 71 46 .

 

 

Fuente: elcorreogallego.es

Read Full Post »


Pareciera que todos los esfuerzos de los Jonas Bros., Selena Gomez y Demi Lovato por dar un buen ejemplo a los adolescentes no es suficiente, pues a ellos les gustan más los chicos malos. Un estudio reveló que los teens que han probado el tabaco consideran más atractivos a los actores que fuman.

 

Los adolescentes que ya han probado el tabaco consideran más atractivos a los personajes de cine que fuman que los chicos que no lo han hecho, según un estudio publicado en el último número de la revista estadounidense “Archives of Pediatrics & Adolescent Medicine”.

 

Tras estudiar las reacciones en los adolescentes al observar a la protagonista de un tráiler fumando, los investigadores descubrieron que las percepciones eran diferentes en función de que los alumnos hubieran probado el tabaco o no hubieran fumado nunca.

 

El experimento contempló a jóvenes entre 10 y 18 años divididos en dos grupos: fumadores y no fumadores. Ambos vieron un video donde una actriz fumaba.

 

Tras ver los vídeos, los adolescentes calificaron en una escala de adjetivos opuestos, tales como sexy-no sexy o guapa-fea, el personaje de la actriz.

 

Los adolescentes que vieron el tráiler sin imágenes de tabaco tuvieron percepciones similares de la protagonista. Sin embargo, en el caso del vídeo en el que la actriz fumaba, los chicos que habían probado en alguna ocasión los cigarrillos la consideraron “significativamente” más atractiva que los no fumadores. “Incluso el hecho de que un personaje fume de forma irrelevante en un corto tráiler de película puede reforzar o aumentar el atractivo de los fumadores en los adolescentes que ya han probado los primeros cigarrillos”, explica el responsable de la investigación, Reiner Hanewinkel.

 

El científico asegura, tal y como hacen diversos estudios sobre esta materia, que el tabaco envía un “potente y tentador mensaje” al espectador adolescente desde el cine y la televisión.

 

Hanewinkel dijo que los directores y actores de cine utilizan el tabaco para proteger rasgos como la rebeldía, la dureza y el erotismo, unos “mensajes estereotipados que son bien recibidos por los adolescentes”.

 

El investigador afirmaron que la aparición del tabaco en cine y televisión puede contribuir a la progresión del hábito de fumar en los adolescentes.

 

Fuente: univision.com  /EFE

Read Full Post »


El tabaquismo pasivo es responsable en nuestro país de alrededor de 2.000 muertes anuales, como consecuencia de diversas patologías, de personas que no fuman. El humo ambiental del tabaco (HAT) es causante de infarto agudo de miocardio, de la enfermedad circulatoria periférica y está directamente relacionado con un mayor riesgo de padecer cáncer de pulmón entre los no fumadores.

 

También se ha asociado el tabaquismo pasivo a otras enfermedades del adulto (asma y síntomas respiratorios crónicos) e infantiles (bajo peso al nacer, síndrome de muerte súbita del lactante, síntomas respiratorios agudos y crónicos, asmas, infecciones del oído …), por lo que se constata la evidencia de que «no existe un nivel de exposición al HAT que esté libre de riesgo».

 

Éstas son las principales conclusiones obtenidas en un estudio realizado por la Sociedad Española de Cardiología mediante una encuesta a algo más de 2.500 personas, centrado en conocer la prevalencia de exposición al HAT de la población adulta no fumadora según los diferentes ambientes de exposición (domicilio, lugar de trabajo o centro de estudios, tiempo libre y transporte), así como la prevalencia del consumo activo de tabaco en el conjunto de la población. El 73,3% de los varones y el 78,89% de las mujeres declararon no ser fumadores.

 

La exposición al HAT alcanza el 72% entre los no fumadores, una cifra muy elevada en comparación con otros países del entorno europeo, como Italia, Irlanda o Finlandia, en los que menos de una cuarta parte de la población no fumadora está expuesta al humo ambiental del tabaco. El doctor Esteve Fernández, responsable de la Unidad de Investigación y Control del Tabaquismo del Instituto Catalán de Oncología, asevera que la ley “antitabaco” que entró en vigor en 2005 debe ser cumplida, pero, además, estima que es necesaria «una reforma de la misma para extender la prohibición de fumar en la hostelería sin excepciones».

 

Subraya el estudio que, de hecho, en países como Estados Unidos, Italia o Escocia se ha registrado una disminución de la incidencia del infarto agudo de miocardio coincidiendo con la puesta en marcha de leyes que prohíben el consumo de tabaco en el lugar de trabajo. En nuestro país, el informe concluye que, a pesar de la legislación existente, un 20% de la población no fumadora continúa expuesta al humo ambiental del tabaco en el lugar de trabajo, aunque está prohibido, por lo que el cumplimiento de la ley «también debe mejorar».

 

Y es que, aunque la legislación actual prohíbe fumar en los lugares públicos cerrados y los puestos de trabajo, la prevalencia de exposición al HAT «es todavía muy elevada en el ambiente laboral o de estudios (35%)». Esta situación indica un «cierto grado de incumplimiento de la nueva legislación, que sin duda tendrá que mejorar en los próximos años», constata el trabajo de campo. Buena parte de exposición al HAT se produce en bares, restaurantes, discotecas o pub musicales y otros lugares de hostelería y restauración, que han quedado de facto fuera del efecto de la ley. El estudio concluye que el 80% de este tipo de locales de menos de 100 metros cuadrados han optado por permitir fumar sin restricciones.

 

El 74,3% de los varones y el 70,1% de las mujeres no fumadoras están expuestas al HAT en alguno de los cuatro ámbitos estudiados. Entre los varones, la prevalencia de exposición es del 26,4% en el domicilio, el 39,8% en el trabajo o centro de estudios, el 61,1% durante el tiempo libre y el 37,2% en los medios de transporte. Mientras que entre las mujeres, la prevalencia es del 31,4% en el domicilio, 30,7% en el trabajo o centro de estudios, el 51,9% durante el tiempo libre y el 45,5% en los medios de transporte.

 

El estudio revela que el 26,7% de los varones y el 21,1% en las mujeres son fumadores diarios u ocasionales. Estas cifras representan una reducción de la prevalencia en varones y su estabilización en las mujeres en comparación con los años noventa.

 

Además, en los varones se observa una clara tendencia a la disminución de fumadores entre las personas con mayor nivel de formación.

 

 

Fuente: lavozdegalicia.es

Read Full Post »


El humo ambiental del tabaco es causa de infarto agudo de miocardio, enfermedad circulatoria periférica y está directamente relacionado con un mayor riesgo de desarrollar cáncer de pulmón en no fumadores. Concretamente, el tabaquismo pasivo es responsable en nuestro país de alrededor de 2.000 muertes anuales en no fumadores como consecuencia de estas patologías.

 

Esta situación ha suscitado la puesta en marcha de un estudio transversal recogido en un artículo publicado en la “Revista Española de Cardiología”, cuyo fin es conocer la prevalencia de exposición al humo ambiental del tabaco de la población adulta no fumadora española, según los diferentes ambientes de exposición (domicilio, lugar de trabajo/centro de estudios, tiempo libre y transporte), así como la prevalencia del consumo activo de tabaco en el conjunto de la población. “La exposición al humo ambiental del tabaco en España alcanza el 70% entre los no fumadores”, apunta el Dr. Esteve Fernández, responsable de la Unidad de Investigación y Control del Tabaquismo del Instituto Catalán de Oncología. Una cifra “muy elevada —añade el investigador— en comparación con otros países europeos como Italia, Irlanda o Finlandia, en los que menos de una cuarta parte de la población no fumadora está expuesta al humo ambiental del tabaco”.

 

La entrada en vigor de la Ley Antitabaco en España persiguió evitar la exposición de los no fumadores al humo ambiental del tabaco con el fin de proteger su salud de los efectos nocivos del tabaco. En este sentido, tal como apunta el Dr. Fernández, “además de hacer que la ley se cumpla, es necesaria una reforma de la misma para extender la prohibición de fumar en la hostelería sin excepciones”. De hecho, en países como Estados Unidos, Italia o Escocia se ha producido una disminución de la incidencia del infarto agudo de miocardio coincidiendo con la entrada en vigor de las leyes que prohíben el consumo de tabaco en el lugar de trabajo.

 

Asimismo, el estudio concluye que, a pesar de la entrada en vigor de la nueva ley, un 20% de la población no fumadora continúa expuesta al humo ambiental del tabaco en el lugar de trabajo, por lo que el cumplimiento de la ley también debe mejorar.

 

El 74,3% de los varones y el 70,1% de las mujeres no fumadoras están expuestas al humo ambiental de tabaco en alguno de los cuatro ámbitos estudiados. Entre los varones, la prevalencia de exposición estandarizada por edad fue del 26,4% en el domicilio, el 39,8% en el trabajo/centro de estudios, el 61,1% durante el tiempo libre y el 37,2% en los medios de transporte. Respecto a las mujeres, la prevalencia fue la siguiente: 31,4% en el domicilio, 30,7% en el trabajo/centro de estudios, el 51,9% durante el tiempo libre y el 45,5 en los medios de transporte. En cuanto a la prevalencia del consumo de tabaco, ésta ha sido del 26,7% en los varones y del 21,1% en mujeres.

 

 

Fuente: JANO.es

Read Full Post »