Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Jovenes’


La aprehensión de doce kilos de heroína escondida en el depósito de combustible de un vehículo en Tui no es casual. Aunque la Policía Nacional cree que ese cargamento iba para Portugal, la aparición cada vez más frecuente de alijos de esta sustancia en Galicia lleva a las fuerzas del orden a dar por seguro que hay un repunte en el consumo de una droga que en los últimos años se reducía a ambientes marginales.

(más…)

Read Full Post »


Esta es la campaña que realizó el Ayuntamiento de Madrid en contra del consumo de alcohol por parte de los jóvenes. Un objetivo claro, hacer ver a los padres que ellos también son parte del problema y parte de la solución.

Read Full Post »


El aspecto nocturno de muchos parques, u otros lugares públicos, evidencia que los jóvenes siguen consumiendo alcohol a pesar de su minoría de edad. Por ello, no es extraño que el último informe (del 2008) del Observatorio Europeo de las Drogas, sobre el estado de este problema en Europa, revele que las sustancias psicoactivas más consumidas por los jóvenes sean el tabaco y el alcohol, seguidas de cerca por el cannabis.

 

Pretox, asociación sin ánimo de lucro de Toledo, ofrece ayuda a drogodependientes y familiares y ha firmado un convenio de colaboración con la concejalía de Juventud del municipio.

 

La campaña, para la que Pretox ha destinado 8.000 euros, pretende llamar la atención de los jóvenes sobre los peligros del consumo de estas sustancias y dar pautas a los padres para que sepan cómo actuar si sus hijos se encuentran en esa situación.

 

Las entradas de institutos de enseñanza y centros de salud tendrán, durante el desarrollo de la iniciativa, mesas con trípticos informativos que versarán sobre los diferentes tipos de drogas, sus efectos y los riesgos que acarrean.

 

Por otro lado, también se incluirán explicaciones dirigidas a los padres que les permitirá intuir si sus hijos consumen o no y les indicará qué pueden hacer al respecto.

 

El Informe del Observatorio Español sobre Drogas (2007), reflejaba que un 74’9% de los estudiantes de entre 14 y 18 años había consumido bebidas alcohólicas en el 2006, concentrándose mucho este consumo durante los fines de semana y siendo frecuentes los episodios de intoxicación etílica aguda; es decir, de borrachera.

 

En cuanto al cannabis, este mismo documento revelaba que durante el 2006 bajó el porcentaje de los jóvenes que consumían cannabis, con respecto al 2004, pasando de un 36’6% a un 29’8%; no obstante, la tendencia general es que se trata de un consumo “muy extendido”. Lo mismo ocurriría con el tabaco; según la Encuesta Estatal sobre Uso de Drogas en Enseñanzas Secundarias, un 14’8% de los estudiantes de entre 14 y 18 años eran fumadores diarios en el 2006, frente al 32’5% del 2005.

 

Por otro lado, y tal y como explicaba el presidente de Pretox durante la presentación de la campaña, las edades en las que se comienza el consumo son cada vez más tempranas. Por ello, iniciativas como esta siguen siendo muy necesarias en la sociedad, para prevenir el problema de las drogas, o frenarlo en su defecto.

 

 

Fuente: aula.elmundo.es

Autor: Beatriz Roselló

Read Full Post »


Alrededor de una tercera parte de los adolescentes que fuman cannabis regularmente lo utilizan como una medicación en vez de como una droga de ocio, según concluye un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de British Columbia (Canadá) y publicado en la edición digital de la revista Substance Abuse, Treatment, Prevention and Policy (doi:10.1186/1747-597X-4-7).

 

Los científicos, dirigidos por la Dra. Joan Bottorff, realizaron entrevistas personales con 63 adolescentes consumidores de cannabis. De ellos, 20 afirmaron utilizar la droga para aliviar o controlar sus problemas de salud, por lo que, en palabras de la Dra. Bottorff, “la marihuana se percibe por algunos adolescentes como la única alternativa para aquellos que sufren problemas difíciles de salud cuando los tratamientos médicos estándar han fallado o cuando carecen de acceso a una atención sanitaria adecuada”.

 

La mayoría de problemas que los investigadores registraron en estas entrevistas eran emocionales, como la depresión, la ansiedad y el estrés; las dificultades para dormir; los problemas de concentración; y el dolor físico. Las experiencias de los adolescentes con el sistema médico eran, por lo general, negativas.

 

Así, los investigadores hallaron que los jóvenes a los que se les habían recetado Ritalin®, Prozac® o píldoras para dormir no cumplían con el tratamiento debido a la falta de eficacia del mismo o a sus efectos secundarios. De ahí que fumaran marihuana, pero no con el propósito de “colocarse”.

 

Los autores afirman que las necesidades médicas no cubiertas en estos adolescentes son la clave en estos descubrimientos. En contraste con los indeseables efectos secundarios de los fármacos y las terapias legales ineficaces y de larga duración, el cannabis proporcionaba a los adolescentes un alivio inmediato ante una variedad de problemas de salud.

 

Los investigadores también señalan los efectos perjudiciales del cannabis, pero añaden la respuesta que les dio en su entrevista uno de los adolescentes: “No es bueno, pero tampoco lo son ni el McDonald ni muchas otras cosas”.

 

 

 

Fuente: JANO.es

Read Full Post »


Cada vez son más los adolescentes que acuden a Proyecto Hombre (Cádiz) para comenzar una terapia de desintoxicación. En 2008 un total de 1.500 familias solicitaron ayuda para sus hijos, enganchados a edades tempranas al alcohol, cannabis y a otro tipo de estupefacientes. Más del 50% de los jóvenes que consumen drogas estudian y proceden de familias totalmente “normalizadas”, principalmente de clase media, tienen una media de edad de 17 años y son varones.

 

Este es el perfil de los adolescentes tratados en Proyecto Hombre, según se desprende de un estudio presentado ayer, realizado sobre una muestra de 1.467 familias y 1.079 chicos y chicas de entre 15 y 22 años que iniciaron el tratamiento el año pasado. José Luis Sancho, miembro de la asociación, explicó que estos jóvenes no son adictos, pero sí tienen “un consumo abusivo de sustancias”, que “está convirtiendo su vida en algo cada vez más problemático” y “no les permite madurar”.

 

La edad media de los chavales es de 17,3 años y el 63,5% son menores, mientras que un 78,3% son hombres y un 21,7% mujeres, lo que, según Sancho, se justifica en que “los chavales son más impulsivos” y en ellos se manifiestan más conductas de riesgo. Un 53,8% de los atendidos estudia, un 19% trabaja, un 2,5% estudia y trabaja y un 23,9% no tiene ocupación. En un 52,9% de los casos viven con ambos progenitores, el 26,2% con su madre y sólo un 4,9% reside con su padre.

 

La demanda de asistencia es principalmente por consumo de cannabis (69,6%) y en menor medida por cocaína (18,3%), alcohol (4,5%), disolventes (3,2%) y heroína (2,2%), aunque el 73% de los tratados es policonsumidor.

 

El consumo de los adolescentes es “esencialmente recreacional”, asociado al ocio, según Sancho, quien señaló que en la mayor parte de los casos consumen cannabis de lunes a jueves y los fines de semana también alcohol y otras sustancias. No obstante, esto cambia dependiendo de la edad y, así, en los menores de edad el cannabis es el principal consumo y la cocaína aparece en un porcentaje bajo, y en los mayores de 18 años, la demanda de cannabis baja hasta el 45% y la cocaína aumenta a un 30%.

 

En la mayoría de los casos el consumo de drogas va acompañado de fracaso escolar y otros tipos de conducta en casa como falta de comunicación con los padres. Sancho aseguró que no se puede concluir que esté disminuyendo la edad de consumo, pero sí que está aumentando la demanda de ayuda por parte de las familias.

 

 

Fuente: diariodecadiz.es

Autor: C. Herrera

Read Full Post »


Más de la mitad de los jóvenes atendidos por consumo de drogas en la red de centros de la Asociación Proyecto Hombre son menores de edad (63%), están estudiando (53,8%) y viven en un hogar “normalizado” junto con sus dos progenitores (52%), según los resultados de un estudio realizado por esta entidad y presentados en el marco de las XI Jornadas “Menores, Drogas y Sociedad de Proyecto Hombre”.

 

De hecho, la procedencia de familias “normalizadas” -como las denominan los propios autores del estudio- evidencia que el perfil de los consumidores ha cambiado y “ha dejado de estar vinculado “con la marginalidad o la delincuencia”, según ha explicado la delegada del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, Carmen Moya.

 

Moya ha afirmado que los actuales consumidores de drogas “tienen una vida normal” y están “integrados socialmente tanto en los ámbitos educativos o profesionales”, algo que va cambiando con el consumo hasta que “el problema se agudiza y se crea una dependencia que condiciona sus relaciones personales, profesionales y académicas”.

 

A pesar de esto, Moya considera que los jóvenes con familias desestructuradas siguen siendo “población de riesgo más vulnerable”, como demuestra que uno de cada cuatro jóvenes tratados en Proyecto Hombre (26,2%) viven sólo con su madre o con ésta y su pareja.

 

Tras analizar una muestra de 1.079 jóvenes que iniciaron tratamiento en esta entidad a lo largo de 2008, se observó que la media de edad del paciente atendido es de 17,34 años y que la mayoría de las peticiones de tratamiento proceden del área familiar, preocupados por el comportamiento de sus hijos y ante la sospecha de que pudieran estar iniciándose en el consumo de drogas.

 

En cuanto la ocupación de estos jóvenes, más de la mitad estaban estudiando en el momento en que iniciaron el tratamiento, aunque un 23,9% ni estudiaba ni trabajaba, y un 19% sólo trabajaba.

 

Por otro lado, la mayoría de los jóvenes que inician tratamiento en Proyecto Hombre suelen ser policonsumidores, generalmente de tabaco, cannabis, cocaína y alcohol. Según detalla el estudio, los jóvenes fuman más porque no lo consideran una sustancia peligrosa, lo que hace que aumente también el consumo habitual de cannabis, sustancia que provoca la mayor parte de las demandas de tratamiento.

 

Así, de los pacientes tratados en 2008 un 69% consumía cannabis, frente al 18,3% que tomaba cocaína. Según Moya, esta tendencia en jóvenes se invierte en personas de más edad donde “la cocaína es la causa de la mayoría de tratamientos”.

 

Igualmente, la heroína y los disolventes son sustancias con poca demanda media aunque en algunos centros alcanzan más del 20% del total de tratamientos, representando uno de cada cinco casos atendidos.

 

El informe recoge como en 2008 finalizaron el programa educativo-terapéutico al un total de 268 adolescentes, de los que un 69% recibió el alta mientras que el porcentaje restante (31%) finalizó el tratamiento sin cumplir los objetivos previstos.

 

 

Fuente: elmundo.es/elmundosalud – EUROPA PRESS

Read Full Post »


El programa de Acción Social Brújula/Bruixola cumple 10 años con la satisfacción de haber llegado a más de 40.000 alumnos de 84 centros escolares de Alicante. Para celebrarlo, se presentó ayer un libro destinado a todos los profesores colaboradores en el que se reúnen todos los materiales y las actividades que se realizan en este proyecto.

 

Esta iniciativa para niños, padres y profesores engloba en este curso 2008/09 a 18.500 escolares y 815 profesores, lo que supone el 91% de los centros alicantinos. Todo un logro, a sabiendas que se inició en 48 colegios y actualmente son 71 los centros de Primaria implicados.

 

Brújula nació en 1999 como una iniciativa pionera en España promovida por la Concejalía de Acción Social, con el apoyo de Caja Mediterráneo y del Centro de Formación, Investigación y Recursos Educativos (Cefire), con el objetivo de inculcar la salud y la prevención del consumo de drogas dentro de la comunidad escolar a través de materiales didácticos incluidos en la educación para la salud como asignatura transversal en los tres ciclos de Educación primaria.

 

Este programa, destinado a alumnos entre 6 y 12 años, pretende que estos empiecen a valorar la salud como algo fundamental en sus vidas y aprendan a diferenciar entre las actividades o prácticas beneficiosas y dañinas. De este modo, Brújula/Bruixola hace hincapié en dar a conocer a los niños los efectos nocivos del alcohol, el tabaco y las drogas en general, así como la adicción y la dependencia que pueden generar. No obstante, otro de los aspectos que se trata en este proyecto es el concepto de autoestima e identidad personal, así como el de empatía y compañerismo con sus seres más cercanos.

 

Según Fabiola García, coordinadora del Plan Municipal de Drogodependencias, “la etapa de la educación primara es la más apta para educar y transmitir estos valores”.

 

Dado el éxito que está teniendo esta acción social, también se están realizando proyectos del mismo tipo enfocados a alumnos más mayores, hasta los 16 o los 18 años.

 

 

Fuente: lasprovincias.es

Read Full Post »

Older Posts »