Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Metadona’


Expertos del banco de cerebros de la Facultad de Medicina del País Vasco (UPV), en colaboración con la Universidad de Ginebra y el grupo de Farmacología de la Universidad de las Islas Baleares, dirigido por Jesús García Sevilla, han comenzado una investigación molecular para conocer cómo la adicción a la heroína y a los opiáceos afecta al cerebro humano.

 

Los investigadores, que guardan en grandes cámaras frigoríficas, a 80 grados bajo cero, más de mil muestras de sesos humanos para investigar enfermedades mentales, han utilizado en esta ocasión trocitos de cerebros de personas toxicómanas facilitadas por un ‘biobanco’ del cantón de Normandía.

 

Sus primeras conclusiones son claras. «Este tipo de sustancias pone en marcha y acelera los mecanismos de muerte celular programada», afirma el catedrático de Farmacología de la UPV Javier Meana, responsable del banco de cerebros. «Las células cerebrales están programadas para morir en un momento determinado. Al consumir drogas, este proceso se acelera». La muerte temprana de las células del cerebro se traduce en una mayor degeneración del individuo, aunque los científicos aún no tienen claro cuáles son las consecuencias sobre el comportamiento humano, ya que en ello influyen múltiples factores de salud, sociales y medioambientales.

 

Los científicos de la UPV conservan más de mil muestras de cerebros de otras tantas personas que han muerto de manera violenta para estudiar las complejas causas de enfermedades mentales como la esquizofrenia, la depresión y el trastorno bipolar. Las muestras pertenecen tanto a enfermos mentales como a personas sanas, para poder hacer comparaciones entre ellas.

 

Los estudios de Javier Meana van más allá. A juicio del catedrático de Farmacología, «igual tenemos que replantearnos a largo plazo el uso de la metadona, porque está contribuyendo a envejecer el cerebro de los toxicómanos». El experto sabe que su planteamiento es polémico y reconoce los beneficios de este opioide sintético, cuyo uso ha sido impulsado por las políticas gubernamentales contra la droga, con el apoyo de los terapeutas y compañías farmacéuticas que la producen. «La metadona ha resuelto muchos problemas de los heroínamos, ha servido para hacer frente al sida y a otras infecciones y para controlar las adicciones, pero también es cierto que los cerebros de las personas que la consumen están más deteriorados», concluye.

 

 

 

Fuente: abc.es

Autor: Judith de Jorge

Anuncios

Read Full Post »


La revista Analytical and Bioanalytical Chemistry publica un método desarrollado por científicos de la Universidad de Santiago de Compostela que permite detectar la presencia de 23 drogas ilegales y medicamentos en muestras de saliva. La Dirección General de Tráfico (DGT) lo utiliza ya en sus controles de alcoholemia y tóxicos a conductores. 

 

Una nueva técnica de detección de sustancias ilegales en fluidos orales es capaz de detectar hasta 23 drogas y medicamentos, tales como el cannabis, cocaína, diazepam, metadona o codeína. El método ha sido desarrollado por científicos del Instituto de Medicina Legal de la Universidad de Santiago de Compostela. Según explica Manuel López Rivadulla, uno de los investigadores, “se recogen las muestras de saliva introduciendo debajo de la lengua un algodón situado en un extremo de un dispositivo especial, como si fuera un chupa chups con un indicador que se pone azul cuando hay muestra suficiente (0,5 mililitros). Después, cada algodón se introduce en un tubo y se etiqueta para su análisis posterior.

 

La manipulación de las muestras por parte de los agentes de tráfico que ya utilizan el sistema pasa por el envío de los tubos al laboratorio de la Universidad de Santiago. Una vez allí comienza el análisis a través de dos sistemas combinados, la cromatografía liquida, con la que se separan las moléculas buscadas, y la espectrometría de masa tándem, que permite identificar inequívocamente los diversos compuestos químicos.

 

El método se está empleando ya en los controles que la DGT está llevando a cabo, tanto en carretera como en ciudad, y está siendo utilizado en el marco de un estudio sobre la frecuencia del consumo de alcohol, drogas y medicamentos en los conductores de la Unión Europea. Según los investigadores, esta nueva técnica de detección en fluidos orales tiene la ventaja de ser no intrusiva frente a los tradicionales análisis de sangre o de orina.

 

 

Fuente: diariomedico.com

Read Full Post »