Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Nicotina’


El director de la División de Farmacoterapias del Instituto sobre el Abuso de Drogas de Estados Unidos (NIDA), Iván Montoya, explicó hoy que se prevé que la vacuna contra la nicotina esté disponible dentro de tres o cuatro años con un coste superior a los 1.200 dólares.

 

Montoya señaló que el éxito de este antídoto en el primer estudio se situó en el 20 por ciento, por lo que consideró que la fórmula “ideal” para dejar de fumar será administrar al paciente un tratamiento farmacológico y no farmacológico y posteriormente la vacuna para evitar su recaída o prescribirlos combinados desde un principio.

 

Montoya es uno de los 52 profesionales de más de 20 países que se reúnen desde hoy y hasta el próximo viernes en Valencia en el I Curso de Formación Internacional de Profesionales en drogodependencias de la OMS con el objetivo de intercambiar experiencias para implementar programas eficaces en función de las necesidades de cada país.

 

Al respecto, indicó que la vacuna contra la nicotina es la más avanzada, ya que se prevé que se comercialice en tres o cuatro años, mientras que la de la cocaína calculó que estará lista en cinco o siete años. Así, detalló que se ha superado el primer estudio del antídoto contra el tabaco, realizado en 302 pacientes, que demostró que no tenía efectos secundarios y un índice de éxito cercano al 20 por ciento al cabo de un año. Ahora, se efectuará un nuevo estudio con una muestra mayor para demostrar su eficacia real y poder así conseguir los permisos para su aprobación para el público en general.

 

Montoya explicó que todas las drogas de abuso son unas moléculas muy pequeñas, por lo que puedan cruzar la barrera entre la sangre y el líquido cefalorraquídeo. Por ello, estas sustancias, ya sean fumadas o inyectadas, llegan muy rápidamente al cerebro y son muy adictivas.

 

Sin embargo, esta vacuna inyectada reacciona con la drogas de abuso y produce una molécula muy grande que impide cruzar esta barrera, de manera que la droga permanece en el corriente sanguíneo sin llegar al cerebro, con lo que “los mecanismos cerebrales de la adicción no se disparan porque al no conseguir los efectos que producen estas sustancia las personas pierden interés en ella”.

 

Este mecanismo de acción permite que la vacuna se orientan tanto al tratamiento de la drogadicción como a la prevención del desarrollo de drogadicción y de sus recaídas. En cualquier caso, matizó que la vacuna “por sí sola no es un tratamiento”, sino que, en su opinión, debe proporcionarse un tratamiento farmacológico y psicológico y después administrarle la vacuna para evitar su recaída o proporcionarle la vacuna unido a un tratamiento farmacológico y no farmacológico.

 

La administración, aunque todavía no está cerrada, se prevé que sean unas cuatro dosis con un precio que oscilará entre los 300 y 400 dólares cada una.

 

Por su parte, el coordinador de gestión del equipo de abuso de sustancias en el departamento de salud mental de la OMS, Vladimir Ponznyak, indicó que 70 millones de personas en el mundo están afectados por problemas relacionadas con las drogas o el alcohol.

 

De ellas, cinco millones consumen drogas ilegales y desarrollan problemas serios de salud como consecuencia de esta adicción, como muertes por sobredosis, sida o el virus VIH, de los que un tercio están relacionadas directamente con las drogas inyectadas. Asimismo, según las nuevas evidencias médicas, el alcohol está asociado a enfermedades como muchos cánceres.

 

Según las estimaciones del Consumo de sustancias psicoactivas a nivel mundial de la OMS, 2.000 millones de adultos bebe alcohol, 1.300 millones fuman y existe un uso generalizado de polisustancias. De hecho, alcohol es la sustancia psicoactiva más consumida, seguida del tabaco y el cannabis y se está registrando asimismo “una evolución en ascenso muy prominente de la cocaína”, señaló.

 

Además, constató que se está produciendo un inicio cada vez más temprano en el consumo de las sustancias ilegales, así como de las legales hasta el punto de que se puede llegar a hablar de “un uso y abuso” en el consumo del alcohol por parte de los jóvenes, desde los 15 años hasta los 30 años. Por ello, Ponznyak abogó por combinar la prevención en el tratamiento dotándole de “un papel más activo” con una atención a los consumidores de drogas ya que además, expuso, suelen tener enfermedades asociadas.

 

Fuente: Agencia EFE

Anuncios

Read Full Post »


Investigadores de la Universidad de Western Ontario en Canadá han descubierto un mecanismo molecular que podría explicar por qué algunos fumadores se vuelven adictos a la nicotina desde el primer cigarrillo que fuman.

 

Los resultados del estudio, publicados en la revista The Journal of Neuroscience revelan cómo el cerebro procesa las propiedades adictivas y de recompensa de la nicotina, a la vez que proporciona una mejor comprensión de por qué algunas personas se vuelven adictas con su primer cigarrillo. Unos resultados, en consecuencia, que podrían conducir a nuevas terapias para evitar la dependencia a la nicotina y tratar su abstinencia cuando los fumadores intentan dejar de fumar.

 

Como explica el Dr. Steven Laviolette, director del estudio, “la nicotina interactúa con una variedad de mecanismos neuroquímicos en el cerebro para producir sus efectos de recompensa y adictivos. Sin embargo, durante la primera fase de exposición al tabaco muchos individuos encuentran la nicotina muy desagradable, mientras que otros se vuelven rápidamente dependientes y la encuentran muy gratificante. Nuestro objetivo era explorar esa diferencia”.

 

Los investigadores descubrieron un mecanismo cerebral en particular que utiliza la dopamina para transmitir señales asociadas a las propiedades gratificantes de la nicotina. Este mecanismo, el sistema dopaminérgico mesolímbico, participa en las propiedades adictivas de muchas drogas de abuso, incluyendo la cocaína, el alcohol y la nicotina.

 

Así, y si bien se han logrado notables avances en la comprensión de cómo el cerebro procesa los efectos gratificantes de la nicotina después de que se consolida la dependencia, se sabe poco sobre cómo este sistema dopaminérgico mesolímbico podría controlar la vulnerabilidad inicial a la nicotina. De ello depende que algunos individuos caigan rápidamente en la adicción

 

Los científicos identificaron qué subtipo específico de receptor de dopamina controlaba la sensibilidad inicial del cerebro ante las propiedades gratificantes y adictivas de la nicotina. Además, fueron capaces de manipular estos receptores para controlar si la nicotina se procesaba como agradable o desagradable. “Lo más importante es que nuestros descubrimientos podrían explicar la vulnerabilidad de un individuo ante la adicción a la nicotina y podrían dirigirnos a nuevos tratamientos farmacológicos para evitarla y al tratamiento de la abstinencia a la nicotina”, concluye el Dr. Laviolette.

 

 

 

 Fuente: Jano.es

Read Full Post »


El último incremento del precio del tabaco en la ciudad de Nueva York, que se hizo efectivo el 2 de junio con un aumento de 1,25 dólares por cajetilla (casi 80 céntimos de euro), ha triplicado la cifra de personas que se han puesto en contacto con el servicio público de la ciudad para dejar de fumar.

 

Durante la semana siguiente a la subida del precio, un total de 2.700 fumadores solicitaron ayuda al servicio telefónico de ayuda para abandonar el tabaco. Una cifra tres veces superior a la registrada durante la misma semana del año anterior, cuando se recibieron 850 llamadas.

 

El Departamento de Sanidad de la ciudad ha anunciado las cifras como muestra del efecto positivo que provoca un fuerte incremento del precio de los cigarrillos, que ahora se sitúa entre los ocho y los diez dólares.

 

Según el Ayuntamiento, Nueva York es actualmente la ciudad que vende el tabaco más caro de todo Estados Unidos. La compra de un paquete diario supone un gasto anual de unos 3.000 dólares. Además de las 2.700 llamadas, un total de 1.600 fumadores solicitaron parches de nicotina en los centros de salud que tiene el Departamento repartidos por la ciudad.

 

El incremento de los impuestos que se hizo en 2002 contribuyó a que, en los cinco años siguientes, un 21% de la población dejara de fumar. Además, el descenso de fumadores fue de un 52% en los centros de enseñanza media.

 

Fuente: El Mundo

Read Full Post »

« Newer Posts