Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Vacuna’


El Hospital de La Ribera, en Alzira, empezará aplicar la vacuna para tratar a pacientes adictos a la cocaína a final de este año. Será el único centro sanitario donde se administrará este tratamiento. La delegada del Plan Nacional sobre Drogas, Carmen Moya, explicó ayer en Santander que en el «último semestre de este año se va a comenzar a aplicar, de forma experimental, en nueve o diez» hospitales de España la vacuna de la cocaína.

 El fármaco, que Moya prefirió denominar «producto farmacéutico», intenta impedir que la molécula de la cocaína pase al cerebro y de esa manera evitar que tenga efecto en las personas adictas.

 Desde la Conselleria de Sanidad destacaron que la administración del medicamento no se aplicará de forma generalizada entre la población adicta a esta sustancia, sino que se administrará a aquellas personas que han participado en el ensayo de la vacuna. «Se planteará su extensión cuando haya finalizado el ensayo», aseguraron.

 De esta manera, el grupo de pacientes que ha formado parte del ensayo en el que participa en Hospital de la Ribera será uno de los destinatarios. En toda España el estudio incluye a unas 150 personas, de las cuales 20 son de la Comunitat.

 Con la aplicación de la vacuna se pretende generar anticuerpos que combatan los efectos de la droga. Funciona inyectando en el cuerpo moléculas más pequeñas que las de la cocaína , que se adhieren a ésta dándole el peso molecular suficiente para generar anticuerpos que la combatan.

 

 Fuente: lasprovincias.es

Read Full Post »


Han pasado cuatro años desde que Carmen Moya tomó las riendas en la Delegación del Gobierno del Plan Nacional sobre Drogas. Desde 2004, las tendencias de consumo han cambiado mucho. Hasta entonces España era el país europeo con mayor consumo de cocaína entre jóvenes. Ahora, este consumo se “ha quebrado” y ha disminuido el de cannabis y alcohol, si bien beber alcohol se mantiene entre los menores. El Ministerio de Sanidad ha presentado la nueva Estrategia Nacional sobre Drogas 2009-2016, que según Moya, recoge los “cambios” que se han producido en los últimos años. Aunque cree que aún queda mucho por hacer.

 

¿Qué balance hace de la Estrategia 2000-2008?

Ha sido muy positiva. Las políticas que se han emprendido van dando resultados, por lo que estamos actuando correctamente, pero no hay que bajar la guardia.

 

¿Qué incluye nuevo la Estrategia 2009-2016?

Hemos analizado 34 estrategias de todo el mundo, hemos elaborado en colaboración con las autonomías, las sociedades científicas y los agentes sociales un documento que se desarrollará en dos planes de acción de cuatro años en los que se garantizarán la calidad y la equidad en la prevención y la asistencia, así como la transparencia en el análisis de la actividad.

 

¿Cuáles son los fundamentos?

La evidencia científica, la participación social, la integralidad de las acciones y la equidad. Éstos son los principios rectores de los planes de acción para abordar el consumo de drogas como un problema de salud pública.

 

¿En qué fase se encuentra la elaboración del primer plan de acción?

Estará listo en mayo. Tendrá entre 65 y 70 acciones centradas en las sustancias ilegales y legales.

 

¿Cómo es la relación con las comunidades autónomas?

Satisfactoria y fundamental. El problema de las drogas es muy complicado en el que todos tenemos que poner de nuestra parte. Su labor resulta imprescindible en el intercambio de buenas prácticas para ser realmente efectivos.

 

¿Y con la Unión Europea?

Siempre estamos en sintonía con las políticas que emprende la UE en materia de prevención en el consumo de drogas.

 

¿Cómo ha evolucionado el consumo de alcohol entre los menores?

Hay cifras que nos preocupan sobretodo porque los consumos se inician a edades tempranas y porque hay una forma de consumir diferente.

 

Pero, según las estadísticas, ¿la tendencia es a la baja?

Los datos apuntan a la baja en lo que se refiere al consumo entre los más jóvenes. Pero también es verdad que hay una parte de consumo intensivo (las borracheras), que no descienden de la misma manera, por lo que hay que incidir sobre esta práctica de consumo.

 

¿A qué edad se inician los menores en las drogas y alcohol?

A edades muy críticas. En torno a los 13 años.

 

¿Hay conciencia entre los jóvenes de los riesgos que suponen ingerir estas sustancias?

Creo que se banaliza demasiado el consumir alcohol y se piensa que tomar cubatas o cervezas los fines de semana no entraña riesgos en términos de salud. Esto es una equivocación. En este tema estamos trabajando sobre evidencias científicas trasladando de una forma comprensiva y sencilla para que vean que efectos negativos tiene en su vida actual y futura el consumo de sustancias nocivas para la salud.

 

¿Cuál es la clave?

La clave es la prevención y la implicación de los profesionales de la sanidad, los servicios sociales y la educación, así como la formación y la investigación al más alto nivel para resolver los problemas que rodean al mundo de las drogas. Ninguna droga es buena, ni blanda ni dura, todas son perjudiciales en términos de salud y no tenemos que generar confusiones entre los más jóvenes.

 

¿Cuál es el perfil de los consumidores?

Personas integradas socialmente que asocian el consumo con el ocio y que no perciben sus riesgos. Ya no hablamos de un consumo vinculado a la marginalidad o delincuencia.

 

El fácil acceso a las drogas ¿afecta?

La droga está en muchos sitios. Pero hay que señalar que no todos los jóvenes la consumen, es un porcentaje mínimo. Esto es un valor positivo.

 

¿Las sustancias ilegales?

Estamos haciendo un esfuerzo muy importante contra la cocaína.

 

¿Se refiere a la vacuna?

Llamarlo vacuna es un error. Se iniciarán los ensayos clínicos para validar el tratamiento terapéutico, autorizados hace unos días por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios. Son iniciativas por parte de la industria farmacéutica para tener productos que nos hagan posible tratar el problema pero no prevenir. No se trata de prevenir sino de tratar a aquellas personas que ya tienen adicciones para evitar que los efectos de esta sustancia lleguen al cerebro. En esto trabajamos.

 

¿Es prioritaria la investigación?

Sin duda. Es fundamental para mejorar las terapias. Tenemos que dar facilidades por encima de todo a la investigación, que nos puede deparar instrumentos útiles para abordar el problema de las drogas. El Ministerio está para favorecer e impulsar este tipo de iniciativas.

 

¿Hay fecha?

En unos meses empezará el ensayo. Antes o después del verano. Ahora se empezará con un proceso exhaustivo y riguroso, algo muy importante, de selección de las personas .

 

 

Fuente: europasur.es

Autor: Carmen Gavira Guerra

Read Full Post »


El ministro de Sanidad y Consumo, Bernat Soria, presentó ayer a las comunidades autónomas la Estrategia Nacional sobre Drogas 2009-2016. El plan que regirá la política contra los estupefacientes en los próximos ocho años es, de momento, un compendio de buenas intenciones carente de financiación y de propuestas concretas. Un clásico en el Ministerio.

 

Entre las novedades, el Ministerio de Sanidad anunció ayer que en breve se iniciarán los primeros ensayos clínicos de las denominadas vacunas contra la cocaína y el tabaco. Se trata de una iniciativa española, en colaboración con el Instituto Nacional del Abuso de Drogas de Estados Unidos, dentro de la apuesta por la investigación recogida en la estrategia.

 

El plan pretende, además, «priorizar» las acciones destinadas a retrasar la edad de inicio del consumo de estupefacientes entre los menores, «incrementar el control de la oferta» y mejorar «las habilidades» de los jóvenes para que cada vez sean más los que rechacen estas sustancias. Además, la estrategia prevé actuaciones específicas para poblaciones «en situación de especial vulnerabilidad», entre las que incluye a «poblaciones inmigrantes, minorías étnicas o culturales, así como la población con problemas jurídico-penales».

 

El plan se ha dado a conocer una semana después de que se hicieran públicos los últimos datos de abuso de drogas, que consolidan a España como primer consumidor mundial de cocaína. Sin embargo, aún le queda un largo trámite: primero tendrá que recibir el visto bueno del Consejo de Ministros y luego del Congreso. Pero el principal problema, a juicio de los representantes autonómicos, es la falta de financiación: las cifras que se barajan para llevarlo a cabo son «no son suficientes» para afrontar un problema de esta envergadura, informa la agencia Efe.

 

Fuente: El Pais

Read Full Post »


El director de la División de Farmacoterapias del Instituto sobre el Abuso de Drogas de Estados Unidos (NIDA), Iván Montoya, explicó hoy que se prevé que la vacuna contra la nicotina esté disponible dentro de tres o cuatro años con un coste superior a los 1.200 dólares.

 

Montoya señaló que el éxito de este antídoto en el primer estudio se situó en el 20 por ciento, por lo que consideró que la fórmula “ideal” para dejar de fumar será administrar al paciente un tratamiento farmacológico y no farmacológico y posteriormente la vacuna para evitar su recaída o prescribirlos combinados desde un principio.

 

Montoya es uno de los 52 profesionales de más de 20 países que se reúnen desde hoy y hasta el próximo viernes en Valencia en el I Curso de Formación Internacional de Profesionales en drogodependencias de la OMS con el objetivo de intercambiar experiencias para implementar programas eficaces en función de las necesidades de cada país.

 

Al respecto, indicó que la vacuna contra la nicotina es la más avanzada, ya que se prevé que se comercialice en tres o cuatro años, mientras que la de la cocaína calculó que estará lista en cinco o siete años. Así, detalló que se ha superado el primer estudio del antídoto contra el tabaco, realizado en 302 pacientes, que demostró que no tenía efectos secundarios y un índice de éxito cercano al 20 por ciento al cabo de un año. Ahora, se efectuará un nuevo estudio con una muestra mayor para demostrar su eficacia real y poder así conseguir los permisos para su aprobación para el público en general.

 

Montoya explicó que todas las drogas de abuso son unas moléculas muy pequeñas, por lo que puedan cruzar la barrera entre la sangre y el líquido cefalorraquídeo. Por ello, estas sustancias, ya sean fumadas o inyectadas, llegan muy rápidamente al cerebro y son muy adictivas.

 

Sin embargo, esta vacuna inyectada reacciona con la drogas de abuso y produce una molécula muy grande que impide cruzar esta barrera, de manera que la droga permanece en el corriente sanguíneo sin llegar al cerebro, con lo que “los mecanismos cerebrales de la adicción no se disparan porque al no conseguir los efectos que producen estas sustancia las personas pierden interés en ella”.

 

Este mecanismo de acción permite que la vacuna se orientan tanto al tratamiento de la drogadicción como a la prevención del desarrollo de drogadicción y de sus recaídas. En cualquier caso, matizó que la vacuna “por sí sola no es un tratamiento”, sino que, en su opinión, debe proporcionarse un tratamiento farmacológico y psicológico y después administrarle la vacuna para evitar su recaída o proporcionarle la vacuna unido a un tratamiento farmacológico y no farmacológico.

 

La administración, aunque todavía no está cerrada, se prevé que sean unas cuatro dosis con un precio que oscilará entre los 300 y 400 dólares cada una.

 

Por su parte, el coordinador de gestión del equipo de abuso de sustancias en el departamento de salud mental de la OMS, Vladimir Ponznyak, indicó que 70 millones de personas en el mundo están afectados por problemas relacionadas con las drogas o el alcohol.

 

De ellas, cinco millones consumen drogas ilegales y desarrollan problemas serios de salud como consecuencia de esta adicción, como muertes por sobredosis, sida o el virus VIH, de los que un tercio están relacionadas directamente con las drogas inyectadas. Asimismo, según las nuevas evidencias médicas, el alcohol está asociado a enfermedades como muchos cánceres.

 

Según las estimaciones del Consumo de sustancias psicoactivas a nivel mundial de la OMS, 2.000 millones de adultos bebe alcohol, 1.300 millones fuman y existe un uso generalizado de polisustancias. De hecho, alcohol es la sustancia psicoactiva más consumida, seguida del tabaco y el cannabis y se está registrando asimismo “una evolución en ascenso muy prominente de la cocaína”, señaló.

 

Además, constató que se está produciendo un inicio cada vez más temprano en el consumo de las sustancias ilegales, así como de las legales hasta el punto de que se puede llegar a hablar de “un uso y abuso” en el consumo del alcohol por parte de los jóvenes, desde los 15 años hasta los 30 años. Por ello, Ponznyak abogó por combinar la prevención en el tratamiento dotándole de “un papel más activo” con una atención a los consumidores de drogas ya que además, expuso, suelen tener enfermedades asociadas.

 

Fuente: Agencia EFE

Read Full Post »