Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Valencia’


El Hospital de La Ribera, en Alzira, empezará aplicar la vacuna para tratar a pacientes adictos a la cocaína a final de este año. Será el único centro sanitario donde se administrará este tratamiento. La delegada del Plan Nacional sobre Drogas, Carmen Moya, explicó ayer en Santander que en el «último semestre de este año se va a comenzar a aplicar, de forma experimental, en nueve o diez» hospitales de España la vacuna de la cocaína.

 El fármaco, que Moya prefirió denominar «producto farmacéutico», intenta impedir que la molécula de la cocaína pase al cerebro y de esa manera evitar que tenga efecto en las personas adictas.

 Desde la Conselleria de Sanidad destacaron que la administración del medicamento no se aplicará de forma generalizada entre la población adicta a esta sustancia, sino que se administrará a aquellas personas que han participado en el ensayo de la vacuna. «Se planteará su extensión cuando haya finalizado el ensayo», aseguraron.

 De esta manera, el grupo de pacientes que ha formado parte del ensayo en el que participa en Hospital de la Ribera será uno de los destinatarios. En toda España el estudio incluye a unas 150 personas, de las cuales 20 son de la Comunitat.

 Con la aplicación de la vacuna se pretende generar anticuerpos que combatan los efectos de la droga. Funciona inyectando en el cuerpo moléculas más pequeñas que las de la cocaína , que se adhieren a ésta dándole el peso molecular suficiente para generar anticuerpos que la combatan.

 

 Fuente: lasprovincias.es

Read Full Post »


El alcohol, el tabaco y el cannabis siguen siendo las sustancias adictivas más consumidas entre la población valenciana, según se desprende de la última Encuesta sobre Consumo de Drogas en la Comunitat Valenciana 2008, elaborada por la Conselleria de Sanidad.

Los datos del estudio ponen de manifiesto que ha disminuido el consumo de alcohol en la Comunitat, pero que el del tabaco se mantiene y hay un ligero repunte respecto al consumo de cocaína, según informó la Generalitat en un comunicado. En cuanto al consumo experimental, el alcohol sigue siendo la sustancia más consumida. El 82,9 por ciento de la población encuestada asegura que alguna vez en su vida ha probado el alcohol, una cifra que ha disminuido respecto al año 2006, que registraba un 83,1 por ciento.

Además, tal y como indicó el conseller de Sanidad, Manuel Cervera, la encuesta “refleja que en los dos últimos años se ha producido una disminución de los consumidores abusivos de alcohol, de un 4,4 por ciento en el año 2006 a un 2,1 por ciento en el año 2008”. Por su parte, el consumo experimental de tabaco se mantiene (55 por ciento) y el consumo de cannabis y de cocaína registra un pequeño repunte.

En este sentido, el 22,8 por ciento de los encuestados asegura haber probado el cannabis de forma experimental, frente al 17 por ciento del año 2006. En el caso de la cocaína, este consumo se ha incrementado en un punto, del 5,9 por ciento en el año 2006 a un 6,9 por ciento en el año 2008, que aseguran haber probado alguna vez en su vida la cocaína. El 73 por ciento de la población que ha sido entrevistada considera que la adicción es el principal riesgo derivado del consumo.

Por su parte, el 54,7 por ciento cree que son los efectos dañinos para la salud el principal problema, frente al 7,1 por ciento de la población que considera un riesgo la posible influencia en la comisión de delitos. La edad media de inicio en el consumo varía según la sustancia. Así, el inicio de consumo de alcohol y tabaco se sitúa en los 16 años y medio; de cannabis y otras drogas, como el éxtasis, en los 18 años y medio, de cocaína en los 19,5 años y de heroína en los 20 años.

La Conselleria de Sanidad dispone de un conjunto de herramientas dedicadas a la prevención del consumo de drogas en diferentes ámbitos, como actuaciones en ámbito escolar, familiar o comunitario, trasladando la labor preventiva por los distintos municipios. Su objetivo es concienciar e incrementar la percepción del riesgo de consumo drogas.

Asimismo, Sanidad cuenta con el Plan Estratégico sobre Drogodependencias 2006-2010, enfocado a la prevención, asistencia y tratamiento de las drogodependencias y otros trastornos adictivos en nuestra Comunitat. Por su parte, la Fundación para el Estudio, Prevención y Asistencia a las Drogodependencias (Fepad) realiza una “intensa labor preventiva y de investigación sobre las drogodependencias en toda la Comunitat. En 2008, actuó en 85 municipios de la Comunitat con la finalidad de trasladar in situ aficiones saludables y prevenir las drogodependencias, sobre todo entre los más jóvenes. Además, el conseller de Sanidad indicó que “la investigación sobre el consumo es muy importante” ya que “es la base para desarrollar actuaciones eficaces”.

Por ello, el pasado mes de diciembre se constituyó el Observatorio Valenciano de Drogodependencias, formado por numerosos expertos que cuentan con apoyo técnico de la Organización Mundial de la Salud (OMS), y que “nos va a permitir aumentar al máximo nuestro conocimiento sobre el fenómeno y actuar con la mayor contundencia”, aseguró Cervera.

Fuente: europapress.es

Read Full Post »


Aunque en España está prohibida la venta de alcohol a menores (excepto en Asturias, donde es a partir de los 16 años), los adolescentes lo tienen muy fácil. Un estudio realizado por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha demostrado que en el 75% de las ocasiones los adolescentes obtienen el alcohol sin problemas. No obstante, el mapa es desigual según las ciudades. El madrileño, por ejemplo, podrá comprar whisky en uno de cada tres sitios, mientras que el valenciano tendrá un 92% de posibilidades de que se lo vendan a la primera.

 

Tomando como muestra seis ciudades, Barcelona, Bilbao, Granada, Madrid, Valencia y Valladolid, la organización ha probado, con voluntarios de entre 15 y 17 años, cómo de fácil lo tienen los menores para acceder a la cerveza y al whisky.

 

La cerveza es accesible en el 81% de las ocasiones, algo más que el whisky, que consiguieron en el 67% de los intentos. Las ciudades más asequibles fueron, con diferencia, Barcelona, Valencia y Granada, donde los jóvenes compraron fácilmente cerveza en más del 90% de las veces y whisky en casi nueve de cada diez ocasiones. En Bilbao, Madrid y Valladolid los adolescentes lo tienen algo más difícil. Les vendieron whisky en menos de la mitad de los sitios y cerveza en siete de cada diez lugares.

 

A la hora de comprar, donde más venden cerveza es en las tiendas 24 horas, aunque también en los supermercados y los establecimientos de comida rápida. El whisky está disponible sobre todo en los bazares (frecuentemente regentados por asiáticos) y el supermercado. El lugar donde más dificultades pueden encontrar los menores es en los bares de las zonas de marcha.

 

Los menores no tienen muchos problemas para acceder al alcohol, entre otras cosas porque no les preguntan la edad ni les piden el carné. En ninguna ocasión, a los jóvenes de Barcelona, Valencia o Granada les pidieron el DNI antes de comprar cerveza, tampoco para el whisky en las dos primeras. En general, sólo les preguntaron por la edad (sin pedir el documento) en menos del 20% de los establecimientos.

 

La OCU quiere resaltar la falta de carteles que indiquen la norma, ya que el letrero obligatorio de “Prohibida la venta de alcohol a menores” estaba invisible o directamente no estaba en casi la mitad de los establecimientos. El lugar donde menos carteles hay es en Bilbao, casi el 90% de los lugares no tenían cartel a la vista. La organización ha enviado a las administraciones la denuncia, en la que pide que se cumpla la ley, más controles en locales y restricciones en la publicidad. También han pedido un incremento de los precios y que se recupere el anteproyecto de ley estatal que se quedó estancado en 2006 “por presiones económicas”.

 

Fuente: elpais.com

Autor: Cristina Castro

Read Full Post »


El conseller de Sanitat, Manuel Cervera, hizo entrega de los premios a los seis ganadores del Concurso SMS contra las drogas “Tu mensaje es importante” 2008, una inciativa que se ha llevado a cabo a través de la dirección general de Drogodependencias y en la que han participado un total de 1.745 jóvenes de la Comunitat Valenciana.

 

En concreto, los participantes han enviado 719 mensajes a través de su teléfono móvil y 1.026 mensajes contra las drogas mediante el correo electrónico.

 

Durante el acto, Cervera indicó que “el alto nivel de participación en este concurso pone manifiesto la implicación de los jóvenes valencianos en la lucha contra el consumo de drogas, una implicación que también nos sirve a la conselleria de Sanitat para orientarnos en la campañas de prevención que ponemos en marcha”.  Así, este concurso dirigido a jóvenes entre 15 y 25 años “nos permite incentivar actitudes de rechazo contra el consumo de sustancias y conocer la visión que tienen acerca del consumo de drogas, además de inculcar hábitos de vida saludable entre la población más joven”.

 

El conseller de Sanitat señaló que “los mensajes ganadores se van a difundir gracias a la campaña “Pásalo”a todos los jóvenes que han participado en el Concurso SMS contra las drogas durante los dos últimos años”.

 

Así, los mensajes finalistas fueron, en la categoría de jóvenes de 15 a 17 años: “Divertido, extrovertido, decidido, flipado, colocado, cegado, alterado, agresivo, atrapado, acabado, drogadicto. ¿Te suena?”; “En el juego de la droga solo existe el GAME OVER. ¿Seguro que quieres jugar?” y “Si la droga es tu compañera andarás muy solo”.

 

Por su parte, en la categoría de 18 a 25 años los mensajes ganadores fueron: “¿La llamada de las drogas? Que sea una perdida….”; “¿100% yo, sin aditivos” y “La droga ahoga, no aprietes la soga!”.

 

En este sentido, los premios que se han entregado a los ganadores son un ordenador portátil, un IPOD Touch y una consola Wii por este orden para el primer, segundo y tercer premio en la categoría de entre 15 a 17 años y de los mismos galardones en la de 18 a 25 años.

 

Fuente: Portal de Xátiva

Read Full Post »


Las mujeres latinoamericanas beben bastante menos alcohol que sus compatriotas masculinos, pero fuman un diez por ciento más que éstos, según un estudio presentado hoy en Valencia por su autora, Claudia Morales. El trabajo analiza las diferencias de género en el consumo de alcohol y tabaco en inmigrantes latinoamericanos residentes en la Comunidad Valenciana y revela que, pese a lo que se pueda pensar, no hay diferencias significativas en cuanto a los hábitos de la población inmigrante y la autóctona en el consumo de alcohol, pero sí en el de tabaco.

 

Los datos de este informe, pionero en su ámbito, se dieron a conocer en el transcurso del II Debate en Drogodependencias organizado por el Plan Municipal de Drogodependencias del Ayuntamiento de Valencia y el Instituto López-Piñero que, en esta ocasión, ha tratado de “Inmigración y drogas”.

 

La Concejala de Sanidad y Consumo del Ayuntamiento de Valencia, Lourdes Bernal, ha asegurado al inicio del encuentro que “con la organización de estos Debates en Drogodependencias, el Ayuntamiento, la Universitat de València y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) responden al creciente interés profesional por el conocimiento de las drogodependencias y de las adicciones, donde la información y el conocimiento de la situación actual es fundamental para poder actuar en la prevención de las mismas”.

 

Para ello, son fundamentales estudios como el de Claudia Morales realizado junto a un equipo de colaboradores del Instituto López-Piñero y el de Benno Herzog, el segundo de los ponentes, que ha participado en el debate con un informe sobre alarmismo social en el tratamiento del consumo de alcohol por los inmigrantes.

 

El estudio de la profesora Morales sobre consumos de tabaco y alcohol en latinoamericanos desde una perspectiva de género y su comparativa con los hábitos de los españoles demuestra que el 29 por ciento de los hombres latinoamericanos y el 25 por ciento de los españoles presentan factores de consumo perjudicial de alcohol o síntomas de dependencia. En el caso de las mujeres el porcentaje de latinoamericanas con este cuadro sintomático sería de un 5,7 por ciento y el de las españolas de casi un 11 por ciento.

 

Sin embargo, en lo referente al consumo de tabaco, el estudio revela que las mujeres latinoamericanas fuman más que los hombres –un 55 por ciento de fumadoras femeninas, frente al 45 por ciento masculino- mientras que, entre los españoles, los porcentajes de fumadores están prácticamente igualados en ambos sexos, en torno al 50 por ciento.

 

Estas diferencias tendrían su explicación, según Claudia Morales, en el prejuicio cultural que existe en países latinoamericanos respecto al consumo abusivo de alcohol por mujeres, rechazo que no se produce en el caso del consumo de tabaco.

 

El segundo de los estudios de Claudia Morales, psicóloga e investigadora de la Facultad de Medicina de la Universidad de Valladolid y miembro del equipo de investigación del Instituto López-Piñero, analiza los factores de riesgo para caer en un consumo problemático de alcohol entre la población latinoamericana residente en la Comunidad Valenciana y los españoles.

 

El estudio se ha realizado sobre una muestra de casi mil personas -610 latinoamericanos y 350 españoles- residentes en la Comunidad Valenciana. Para realizar este trabajo se ha tomado como referencia un test científico internacional, el Alcohol Use Disorders Identification Test (AUDIT) que identifica el consumo de riesgo y perjudicial de alcohol y la posible dependencia de esta sustancia.

 

Entre otras conclusiones el informe demuestra que no existen diferencias significativas en cuanto a prevalencia de consumo peligroso de alcohol entre latinoamericanos y españoles. De hecho, el índice de españoles con un consumo de alcohol “de riesgo” es un 17,7 por ciento, por encima del de cubanos (5 por ciento), bolivianos (6,30 por ciento), uruguayos (8,7 por ciento), argentinos (13,6 por ciento) y colombianos (15, 3 por ciento); tan sólo superado por los ecuatorianos (22,5 por ciento).

 

Además, los autóctonos presentan mayores índices en cuanto a frecuencia de consumo, mientras que los extranjeros suelen realizar ingestas peligrosas por tomar más de seis bebidas en una misma ocasión. “En la mayoría de las sociedades latinoamericanas tomar bebidas alcohólicas no es parte de la vida diaria, aún para los mayores consumidores”, concluye el estudio. Los datos que sí varían respecto a la población autóctona y la latinoamericana son los factores de riesgo asociados al consumo peligroso de alcohol, en el primer caso, se trata de solteros y fumadores, mientras que entre los extranjeros el colectivo propenso a sufrir este problema es el de separados con trabajo.

 

Por su parte Benno Herzog, profesor de Sociología del Lenguaje en el Departamento de Sociología y Antropología Social de la Universitat de València, explicó que, pese a que los patrones de ingesta de alcohol y drogas de la población inmigrante no difieren en gran medida de los hábitos de los españoles, la sociedad y los medios de comunicación mantienen prejuicios y tienden a vincular en exceso el consumo de determinadas sustancias con la población extranjera.

 

Herzog, expuso los resultados de su trabajo sobre la imagen de los inmigrantes en la prensa gratuita, por el que recibió el Premio de Investigación Social “Valencia se solidariza” 2007, entregado por el Área de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Valencia.

 

En su presentación, Benno Herzog desmonta los estereotipos y prejuicios en la percepción del consumo de drogas por la población inmigrante que se reproducen tanto en los discursos populares como en los discursos mediáticos, y que muestran una tendencia a percibir el abuso de drogas como un hecho mucho más negativo cuando se trata de consumidores inmigrantes.

 

Estos hallazgos han dado pie, en la segunda parte de la exposición del profesor Herzog, al planteamiento de algunas reflexiones metodológicas sobre investigaciones para no caer en la trampa de los preconceptos al abordar este asunto.

 

Este es el segundo debate de un ciclo organizado por el PMD del Ayuntamiento de Valencia y el Instituto de Historia de la Medicina y de la Ciencia dirigidos al personal de las Unidades de Conductas Adictivas, de las Unidades de Prevención Comunitaria de la Comunidad Valenciana y a otros profesionales que trabajen en el área de las drogodependencias. En el encuentro, además de Lourdes Bernal, estuvo presente José María Felip, Director General de Inmigración de la Generalitat Valenciana.

 

 

Fuente: Argos Comunicación

Read Full Post »


La paralización o veto que ejerce el Gobierno central con el convenio entre el Consell y la Organización Mundial de la Salud (OMS) en materia de drogodependencia va a suponer, entre otras consecuencias, que Valencia se quede sin el centro de formación contra la toxicomanía que había previsto este organismo internacional.

 

Según explicó este viernes la directora general de Drogodependencias, Sofía Tomás, al frenar el Gobierno “nuestro acuerdo con la OMS, se nos corta la posibilidad de recibir la asesoría técnica de los expertos internacionales que habían detectado en la Comunidad Valenciana una predisposición y colaboración excepcional en la lucha contra la drogadicción”.

 

Tomás declaró que el Ejecutivo “no quiere dar el poder a la Conselleria de Sanidad valenciana de gestionar la política contra las drogas en España, aunque seamos los más capacitados para este fin según la OMS”.

 

En junio de 2006 se adquirió un compromiso por parte del director del departamento de Salud Mental y Drogodependencias de la OMS, Benedetto Sarraceno y su coordinador, Vladimir Poznyak, para crear en Valencia el centro contra las drogas.

 

Poco después, en diciembre de ese mismo año, se anunció que sería integrado por especialistas de 12 países y que sus instalaciones iban a servir para la impulsar la creación de sistemas sanitarios de asistencia a los adictos en países subdesarrollados.

 

Incluso se habló de que la ubicación del centro de la OMS iba en la Escuela Valenciana de Estudios para la Salud (EVES). Y al respecto, Benedetto Saraceno argumentó que de esta forma se podría crear un sistema público de tratamiento y prevención de toxicomanías en los países de seis zonas: África, Latinoamérica, Sureste de Asia, Pacífico Oeste, Europa del Este y Oriente Medio.

 

“Si no se hubieran paralizado por el Gobierno de Zapatero, estas instalaciones de la OMS habrían aportado una mayor especialización para los expertos de la Comunidad y de España”, según la directora general, quien detalló que no se trataba de una cuestión de ayudas económicas “porque la OMS no da dinero”, sino más bien de prestigio nacional e internacional que es lo que había adquirido la Comunidad. “La Generalitat destina unos 180.000 euros anuales a trasladar el modelo asistencial y evaluativo valenciano a los países pobres y a exportar sus fórmulas antidroga”, concretó Tomás.

 

 Fuente: elmundo.es

Read Full Post »


El director del Instituto sobre Drogas y Conductas Adictivas de la Universidad CEU Cardenal Herrera de Valencia, Francisco Javier Romero, alertó del alarmante incremento de episodios de psicosis entre personas consumidoras de cannabis y, como consecuencia, declaró que hay más demanda de ayuda en las Unidades de Conductas Adictivas (UCA).

 

Romero realizó estas declaraciones a los medios de comunicación tras pronunciar su ponencia “Mecanismos fisiopatológicos de la adicción” en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), donde hasta hoy tiene lugar el seminario “La adicción, una enfermedad”.

 

Tras su intervención, Romero explicó que en la actualidad existe un problema “enorme” en cuanto al consumo de cannabis en España, ya que ha aumentado y, de forma pareja, se están detectando más problemas de salud. Como consecuencia, este experto señaló que, junto a varios problemas detectados en la actividad motora, la memoria o el aprendizaje, se está detectando un incremento “alarmante” de episodios de psicosis cannábicas. Así, la cantidad de personas que acuden por primera vez a la UCA por este problema se ha triplicado o cuadruplicado en los últimos años.

 

Además del aumento del consumo, Romero hizo referencia a que la concentración de cannabinoides es “mucho mayor” que en la droga que se consumía hace años. “Han aumentado estos componentes, lo que genera un problema adicional”, dijo.

 

Con esta opinión coincidió la responsable del Área Bases Biosociales de la Violencia del Centro Reina Sofía para el Estudio de la Violencia, Esmeralda Cava, quien corroboró que la aparición de psicosis en consumidores de cannabis tiene una incidencia cada vez mayor.

 

Cava, que ofreció la charla “Alcohol y violencia: bases biológicas”, expuso que el consumo de cannabis es un factor más de riesgo -junto con el alcohol, la cocaína o el éxtasis- que favorece la aparición de enfermedades y de conductas violentas. Advirtió, en este sentido, de que todos los efectos de las drogas en adolescentes son mayores que en los adultos.

 

Sobre este asunto, el consejero de Sanidad de la Generalitat Valenciana, Rafael Cervera, que inauguró el Seminario, resaltó que “la adicción es una enfermedad” y que produce alteraciones en el organismo y secuelas “no sólo psicológicas y neuronales, sino alteraciones orgánicas en el riñón o en el cerebro”.

 

Subrayó que las drogodependencias y otros trastornos adictivos son enfermedades comunes con repercusiones en las esferas biológica, psicológica y social de la persona, por lo que consideró necesario aplicar una política integral dirigida a la educación para la salud y el bienestar. Manifestó que la prevención, asistencia e integración de los drogodependientes “debe considerarse como un proceso unitario y continuado”.

 

El consejero hizo hincapié en que uno de los retos de su departamento estriba en la disminución de la vulnerabilidad de la sociedad valenciana frente a los trastornos adictivos, y añadió que, para ello, cuenta con la realización de programas cuyo objeto es acentuar la percepción de riesgo, sobre todo, en los jóvenes, al ser éstos el sector de la población más susceptible de caer en la droga.

 

 

 Fuente: Jano.es

Read Full Post »

Older Posts »