Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Adicción’


La aprehensión de doce kilos de heroína escondida en el depósito de combustible de un vehículo en Tui no es casual. Aunque la Policía Nacional cree que ese cargamento iba para Portugal, la aparición cada vez más frecuente de alijos de esta sustancia en Galicia lleva a las fuerzas del orden a dar por seguro que hay un repunte en el consumo de una droga que en los últimos años se reducía a ambientes marginales.

(más…)

Anuncios

Read Full Post »


De acuerdo con las conclusiones de un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad Estatal de Pensilvania (Estados Unidos) y publicado en el último número de la revista Pharmacology, Biochemistry and Behavior (2009;91:583-588), los fumadores estadounidenses de raza negra tienen más dificultad para dejar de fumar que sus pares caucásicos. La razón, según sugiere una investigación preliminar, obedece a que la piel más oscura hace a la persona más vulnerable a la nicotina.

El estudio sobre fumadores afroamericanos demostró una correlación entre sus niveles de melanina y su adicción a la nicotina. Investigaciones previas habían indicado que la nicotina se uniría a la melanina, que no se encuentra sólo en la piel, sino también en los ojos, el cabello, el corazón, los pulmones, el hígado y el cerebro. Es posible que cuanto más alto sea el nivel de melanina en las personas con piel oscura, más nicotina se almacene, lo que podría elevar sus niveles de adicción.

En palabras del Dr. Gary King, investigador principal del estudio, “si en realidad la nicotina se une a la melanina, las poblaciones con altos niveles del pigmento tendrían ciertos tipos de hábitos tabáquicos, adicción y problemas de salud que serían distintos a los de poblaciones con menos pigmento en la piel. Y el proceso de adicción podría ser más prolongado y grave”.

El equipo reunió a 147 hombres y mujeres fumadores de raza negra. Todos respondieron encuestas sobre sus hábitos tabáquicos y el nivel de adicción a la nicotina. Asimismo, los investigadores midieron en los participantes los niveles de cotinina, un subproducto de la nicotina que proporciona una medida objetiva del nivel de adicción al tabaco. Se usó un reflectómetro para medir los niveles de melanina en la frente y en la parte interna del brazo de cada participante. Dado que la frente está expuesta al sol, los niveles de melanina tienden a ser más altos en ese lugar del cuerpo y representan una mezcla de influencias genéticas y ambientales. La melanina en la parte interna del brazo está genéticamente determinada.

El equipo determinó que los niveles más altos de melanina en la frente correspondían con un consumo tabáquico más frecuente, una mayor adicción a la nicotina y niveles más altos de cotinina. No se observó una relación clara entre la adicción a la nicotina y la melanina en la parte interna del brazo. “Todo ello –concluyen los autores–, sugiere que existe la posibilidad de que la melanina tenga un papel importante en las bajas tasas de cesación tabáquica y la mayor prevalencia de enfermedades asociadas con el tabaquismo y la mortalidad en la población afroamericana”.

 

Fuente: JANO.es

Read Full Post »


La presión del grupo al que se pertenece influye mucho al comenzar a tomar cocaína, convirtiéndose la droga en un elemento socializador. Así lo sentencia un estudio sobre el consumo de esta sustancia entre jóvenes de 15 a 19 años.  “Normalmente se comienza a consumir en grupo, siguiendo lo que hace el líder. La droga se compra de forma compartida“, explica el antropólogo Joan Pallarés, coautor de la investigación. Además, otra motivación pasa por superar “una barrera que les permite diferenciarse de los más pequeños“, añade el experto.

Actitud ante la droga

El estudio también concluye con el establecimiento de cuatro perfiles de adolescente en función de su posición frente ala cocaína: consumidores, no consumidores pero cercanos a la droga, no consumidores pero sin oponerse ala cocaína y los anticocaína. “Los no consumidores pero cercanos son los que sufren más esa presión, pero los perfiles más habituales son los dos últimos“, señala el otro autor, el psicólogo social David Martínez.

 

Fuente: adn.es – EFE

Read Full Post »


Acelera el ritmo cardiaco, eleva la presión arterial, daña los dientes y produce ansiedad, estrés e irritabilidad, entre otros muchos efectos secundarios. La metanfetamina, un estimulante sintético muy adictivo, es la segunda droga más consumida en el mundo (tras la marihuana), es responsable de 900 muertes prematuras cada año sólo en Estados Unidos y genera al sistema unos costes de más de 18.000 millones de euros anuales. Sin embargo, las campañas antidroga suelen olvidarla en sus mensajes.

 

Por ello, la Fundación RAND, con la colaboración de Meth Project Foundation (un organismo dedicado a reducir el consumo de metanfetamina) y el Instituto Nacional de Abuso de Drogas de EEUU, ha llevado a cabo el primer estudio que analiza los problemas creados por esta sustancia. Además de los daños físicos y psíquicos que sufre el consumidor, el documento ahonda también en los efectos colaterales que padecen las familias y el resto de la sociedad.

 

Según los datos de Naciones Unidas, el número de usuarios de metanfetamina (25 millones en el mundo) casi iguala al de los consumidores de cocaína y heroína juntos (28 millones) y su uso va en aumento en los países desarrollados. Las admisiones hospitalarias por problemas relacionados con el abuso de esta sustancia se han duplicado entre 2000 y 2005.

 

Conocida en la calle como “anfeta”, “tiza”, “cristal”, “meta” o “speed”, la metanfetamina puede tomarse inhalada, inyectada, fumada o por vía oral y sus efectos de euforia duran entre seis y ocho horas, aunque pueden prolongarse hasta las 12 horas. Su consumo preocupa a los expertos por su naturaleza adictiva y sus numerosos perjuicios para la salud: hipertensión, daños cardiovasculares, ataques y convulsiones e impacto negativo en los pulmones. Los efectos psicológicos incluyen ansiedad, pérdida de inhibición, más posibilidades de incurrir en comportamientos de riesgo y conducta violenta.

 

“Los datos obtenidos con nuestro estudio son realmente sorprendentes para una sustancia que ha recibido tan poca atención por parte de las autoridades”, indica Nancy Nicosia, principal autora del trabajo y economista.

 

En términos económicos, el documento estima que el consumo de metanfetamina le cuesta a EEUU unos 18.000 millones de euros al año, incluyendo los gastos generados por la adicción, las muertes prematuras, el tratamiento, la pérdida de productividad, los costes derivados por acciones criminales relacionados con la droga y otros costes derivados de su producción.

 

Las dos terceras partes de esa cantidad monetaria van destinadas a tratar los problemas médicos provocados por la adicción. Sin embargo, hay otros gastos. La conducta violenta a la que induce la metanfetamina, los delitos que se pueden cometer para conseguirla y los encarcelados por traficar con ésta y otras sustancias obligan a la justicia a desembolsar alrededor de 3.200 millones de euros.

 

El absentismo laboral y la pérdida de productividad cuestan al sistema otros 534 millones, mientras que 704 millones van a parar al cuidado de los niños que son alejados de sus padres por tener problemas con esta droga.

 

Y aunque todos estos costes son comunes a los que generan otras sustancias ilegales, la “meta” ocasiona un gasto único, que viene derivado de la dificultad para producirla. Las explosiones y los incendios pueden ser más o menos comunes durante el proceso de elaboración, lo que genera un gasto de 61 millones. Sin contar con las molestias causadas a los vecinos.

 

“El análisis muestra la necesidad de tomarse en serio el problema e invertir en programas de prevención centrados específicamente en esta sustancia”, concluye Tom Siebel, fundador y jefe de Meth Project.

 

 

Fuente: elmundo.es/elmundosalud

Autor: Isabel F. Lantigua

Read Full Post »


La combinación de tabaco y alcohol explicaran el 85 por ciento de los casos de cáncer oral y puede elevar hasta 100 veces más el riesgo de padecer este tipo de cáncer, según el Consejo General de Odontólogos y Estomatólogos de España, con motivo del Día Mundial de la Lucha contra el cáncer, que se celebra mañana.

 

El riesgo de desarrollar cáncer oral entre fumadores puede ser de hasta 17 veces mayor que en los no fumadores. Y el consumo de bebidas alcohólicas puede incrementar el riesgo de cáncer oral hasta 30 veces, en los casos de exceso de consumo, y de tres a nueve veces en los consumos moderados a severos.

 

La incidencia del cáncer oral en España es una de las mayores de Europa occidental y su tasa de mortalidad apenas ha disminuido en los últimos treinta años. Además, alcanza los ocho casos por cien mil habitantes y año, y es el sexto de mayor presencia en España, provocando cerca de 4.000 afecciones anuales, de las que la mitad son difícilmente resolubles, lo que dificulta la supervivencia de los afectados más de más de cinco años.

 

El problema fundamental es que más del 50 por ciento de los procesos cancerígenos en la boca se diagnostican en fases avanzadas de la enfermedad, y, normalmente, su diagnóstico se realiza durante las revisiones rutinarias al dentista, mediante una biopsia oral.

 

Ante esta situación, recomiendan revisiones periódicas, al menos una vez al año, y acudir al especialista siempre que aparezca una úlcera o llaga que no mejora en 2 semanas; y se tengan manchas blancas, rojas o bultos inexplicados en la boca. Asimismo, recuerdan que se deben de mantener hábitos de vida saludables y un consumo de frutas y verduras habitual.

 

 

Fuente: ecodiario.eleconomista.es

Read Full Post »


El primer órgano que se beneficia del abandono del tabaco es la piel. Y es que este perjudicial producto contribuye a su envejecimiento prematuro, al estar cargado de radicales libres que además de reducir hasta un 50% la capacidad antioxidante de la sangre, centran su acción nociva de modo especial sobre las células de la piel, según aseguró la doctora Justa Redondo, presidenta del VIII Congreso Nacional sobre Prevención y Tratamiento del Tabaquismo, que se celebrará en Córdoba entre los días 19 y 21 de febrero. Está demostrado que el tabaco reseca tanto el cabello como la piel y que provoca arrugas prematuras, que son más evidentes en la cara porque también está expuesta a los efectos envejecedores añadidos de los rayos ultravioletas del sol, explicó Redondo. La experiencia demuestra que los efectos positivos de abandonar el tabaco se manifiestan a las pocas horas. “La piel se vuelve más tersa e hidratada, hasta el punto de que en muchos fumadores en fase de abandono del tabaco la mejoría estética se convierte en un elemento muy motivador para avanzar en el proceso de deshabituación tabáquica”, señaló la doctora. La razón que explica ese cambio está relacionada con los radicales libres, apuntó la especialista. Y es que los expertos calculan que cada bocanada de humo de un cigarrillo contiene unos dos billones de estas moléculas, responsables del proceso continuo de oxidación y envejecimiento prematuro de los miles de millones de células que conforman el cuerpo humano. Además el tabaco compromete la correcta nutrición de la piel, ya que la nicotina provoca que las arterias y venas se contraigan y reduzcan su calibre, empeorando la circulación de los pequeños vasos sanguíneos que irrigan la piel. A ello hay que añadir que el monóxido de carbono del humo restringe la capacidad de transporte de oxígeno por la sangre. Como resultado de todo ello se produce una deshidratación de la epidermis y una destrucción de las fibras elásticas de la dermis, que son los elementos responsables de la arrugas y del envejecimiento cutáneo prematuros, detallaron desde el Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT). También se produce asfixia celular por la disminución de la circulación capilar, que motiva a su vez el cutis grisáceo y apagado característico de los fumadores. No obstante, la mayor parte de los efectos del tabaco en la piel son reversibles. La condición imprescindible es dejar de fumar definitivamente. Luego el propio organismo se encargará de regenerar las células dañadas, labor que, si se desea, se puede complementar con tratamientos sintomático a base de cremas específicas que aceleran la descamación de la piel. Otra medida supletoria es el consumo de suplementos que ayudan a combatir los radicales libres, como las vitaminas A, C, E, zinc y selenio. Una empresa especializada en productos del sudeste asiático ha empezado a comercializar en España un cigarrillo electrónico que sirve para dejar de fumar y, al mismo tiempo, para evitar el molesto humo de los cigarrillos en lugares públicos. Este pitillo, que funciona con baterías recargables, se presentó en noviembre del año pasado en Hong Kong y está basado en tecnología microvaporizadora, de forma que no emite humo sino vapor de agua. No contiene alquitrán, monóxido de carbono ni otras sustancias dañinas del tabaco. En su interior hay unos filtros con diferentes niveles de nicotina, desde cero al máximo, de forma que el usuario puede ir reduciendo paulatinamente la cantidad de esta sustancia que inhala para tratar de abandonar el hábito. Fuentes de la compañía comercializadora, llamada Sppedd, afirman que este cigarrillo se dirige tanto a fumadores que quieren dejar de serlo como a aquellos que quieren seguir fumando pero sin perjudicar a los que no lo hacen. Fuente: Consumer.es – EROSKI

Read Full Post »


De acuerdo con las conclusiones de un estudio llevado a cabo por investigadores del grupo de Epidemiología de las Drogas de Abuso del Instituto Municipal de Investigación Médica (IMIM-Hospital del Mar) y en el que han colaborado la Universitat de Barcelona (UB) y el Observatorio Español Sobre Drogas, el número de personas que se inician en el consumo de heroína en España es un 95% inferior respecto a los que lo hacían entre los años 1979 y 1982, cuando el índice de adictos llegó a su máximo entre los ciudadanos de 15 a 44 años.

 

En el año 1980, 190 de cada 100.000 habitantes se iniciaban en el consumo de esta sustancia, una tasa que en 2005 se había reducido a 8 por cada 100.000 ciudadanos, siendo la adicción cinco veces más frecuente, de media, en hombres que en mujeres.

 

Asimismo, el estudio, publicado en el número de febrero de la revista Addiction, también muestra la evolución de la incidencia del consumo de la heroína en España desde 1971 a 2005, a través del análisis de datos de 167.753 personas adictas a esta sustancia. Según la misma, la tendencia cambió a finales de la década de los ochenta, cuando la administración inyectada se fue sustituyendo por la inhalada, principalmente por el riesgo de contagio de VIH e infecciones por hepatitis C. Entonces, la edad media de iniciación era de 21 años y la de tratamiento de 28.

 

La Dra. Antonia Domingo, coordinadora del estudio, señaló que esta tendencia también es consecuencia de la aparición de otras sustancias consideradas de “menos riesgo” por la sociedad, como la cocaína y el éxtasis, así como por las consecuencias de la aparición de casos de Sida.

 

La tendencia a la baja se ha estabilizado en los últimos años y, después de alcanzar las cotas máximas de consumo a principios de los años noventa, con más de 150.000 consumidores, los investigadores alertan de la necesidad de estudiar la evolución de otras drogas ante los cambios de hábitos de consumo.

 

 

Fuente: JANO.es

Read Full Post »

Older Posts »